Un clásico en la noche de Madrid, y uno de los más antiguos, conservado como tal. Un imprescindible en la noche madrileña.

descripción completa de Bar Cock

Ordenar por:

relevancia fecha

18/02/2015

Combinados perfectos

El cock es uno de esos sitios imprescindibles de Madrid, un sitio con solera.

Cocteles buenísimos en un ambiente de clásico salón inglés. Me encanta el cocktail que hacen con zumo de naranja y jerez (Delicioso), aunque cada cocktail son 11 €!!!!
Un poco caro, pero de vez en cuando merece la pena

Chulazo

Hablas de que el servicio del Chicote no te pareció nada del otro mundo, no tienes nada que decir del servicio del Cock?

22 de febrero de 2011

Bar Cock

Hola! Gracias por tu comentario y valoración. Nos gusta ser uno de tus imprescindibles :) Un abrazo.

2 de marzo de 2015

18/09/2014

Coctelería clásica guión bar de copas

El Cock puede presumir de ser de los bares con más solera de Madrid: lo abrió Emilio Saracho en 1921 con la estética de club inglés que aún pervive. Lo regentó el mismo Perico Chicote que diez años después abriría su propio local al otro lado del edificio (en Gran Vía) y que después de la guerra lo compraría y usaría como privado de lujo de su emblemático local donde se podía ver a jerarcas del régimen soltándose la melena o traficar con penicilina, si creemos lo que cuentan. Su sobrino se lo traspasó en el 85 a los dueños actuales: Teresa, Jose y la ubicua Pachi (genio y figura, sobre todo mucho genio).

De esos locos primeros años, la segunda mitad de los 80, queda un rastro de crapulismo ilustrado y una colección creciente de cuadros dedicados por amigos y artistas habituales del bar, la mayoría expuestos en el pasillo de camino a los baños. Puedes jugar a "spot the cock (among the roosters)".

Abre todos los días de 19:00 (20:00 en verano menos los domingos) a 3:00 (3:30 viernes y sábados) -ver post data-. Antes de las 23:00 hay precio de tarde (exceptuando marcas "premium") y aperitivos con las bebidas. La carta de cóctels recoge los clásicos preparados de manera fiel al espíritu de la tradición. Fuera de carta son bastante habituales el Amaretto Sour‚ el Pisco Sour o el Long Island Iced Tea, por ejemplo. Sin ser un experto en Gimlet, a mí me entra muy bien con pedirlo suave (para coctelería se usa ginebra Giró o Beefeater salvo que se indique otra marca); tanto como el Mojito, que es de ron Havana y no lleva hielo picado pues se hace en coctelera (excusatio petita). Si tienes marcas favoritas, no tienes más que elegir entre la muy amplia selección de rones, ginebras, vodkas, whiskys, licores y brandys de la casa. No diré nada del servicio porque yo trabajo aquí, sólo reseñar que el barman y encargado desde hace casi una década es Javier Rufo, un profesional al que le gusta su trabajo. Si quieres probar algún cóctel "de creación" puedes pedirle consejo en persona.

Cierta etiqueta es bienvenida (si no requerida) y las mesas reservadas son para grupos de 6-10 personas o para clientes de la casa. La música cambia cada día con los pinchas‚ pero sólo aquí puedes escuchar un par de veces a la semana al inefable Charlie Mysterio a los platos‚ que lo mismo se marca un chotis que el "What´s your sign?" de Alex Chilton. El secreto mejor guardado (o no): el pasadizo de la chimenea que conecta con el Chicote, da para horas de diversión. Si buscas tomarte un cóctel sentado, con algo de picar y sin esperas, ve por la tarde o entre semana. Los fines de semana por la noche el ambiente es más de bar de copas, hay más bullicio y serias dificultades para encontrar mesa. Que sepas que si el cajero no te atiende un viernes por la noche no es por despecho, es que no se encarga de atender la barra; un poco de paciencia, aprovecha para admirar la bonita barra y espiar a la concurrencia por el espejo, gracias ;)

P.D. A partir de ahora y al menos hasta el verano el Cock abrirá a las 16:00 entre semana, sumándose a la oferta de afterwork de la zona (sirviendo además cafés, unas cuantas raciones templadas y un cóctel de la semana bien económico). Hay Wi-Fi.

Bar Cock

Hola!

Antes que nada enhorabuena por el interesante texto que dedicas a nuestro bar. Gracias por tus palabras y valoración. Nos alegramos que disfrutes. Un abrazo.

9 de julio de 2014

06/07/2014

Orgullo de Chueca

Tras tomarnos unos mojitos en Callao, nos cogió de pleno la movida de los orgullosos gays. Yo, que le tengo pavor a las masas humanas, traté de escapar por Gran Via de la tremenda marea que subía desde Alcalá pero ni las motos podian atravesar aquello. Finalmente opté por dejar la moto cerca de Chueca e intentar tomar algo en un sitio tranquilo. Francamente, que espectáculo mas deplorable y que enorme daño hace esta gente a la imagen de la honrada comunidad gay de Madrid. La enorme turba colorida la formaba poca gente normal y mucha gentuza descontrolada. Borrachos, tipos en pelotas, tíos, tías y tíes meando sin pudor entre los coches y la gente. Los orines bajando por la Calle de la Reina formaban ríos que salpicaban y te calaban los zapatos. Unos travestis, sin motivo alguno, increparon a mi mujer y me tuve que hacer el loco por no liarla. En medio de ese terrible ambiente, de pronto, ante nosotros apareció como un remanso... El bar Cock. Ahí estaba, el clásico establecimiento montado por Perico Chicote allá por la década de los 20 del siglo pasado sobre un antiguo palacete francés, y que se me antojo como una suerte de oasis. Un refugio victoriano en el que no pasa el tiempo y donde la vulgaridad y la transgresión obscena no tienen cabida.
Ambiente aparte, Cock sigue siendo una de las mejores coctelerías de Madrid. Todo un templo del buen hacer en una barra. A diferencia del Del Diego, donde la gente está hacinada espalda contra espalda y en mesas bajas, en Cock todo es espacio entre mesas. Iluminación indirecta, amplios butacones de cuero y la vista de la formidable chimenea que preside el espacio hace que este sea un sitio perfecto para tomarse una copa larga y tranquila mientras se contempla el espectáculo del barman y su frenética, pero elegante, agitación etílica. Los combinados, sencillamente perfectos. 11€ cada uno que se pagan muy gustosamente. Ojalá que dure otros 100 años por lo menos. Lugares así, los hay a cientos en Londres o París. En madrid casi no quedan. Todo un símbolo y un orgullo de Chueca!

Bar Cock

Hola Alexo!

Agradecemos mucho tus palabras y valoración. Te esperamos pronto por aquí para que sigas disfrutando de nuestros cócteles y nuestro ambiente. Un abrazo.

7 de julio de 2014

09/08/2012

Sublime

Entré hace unos días después de meses sin ir. Allí sigue, igual que siempre: Uno de los locales más bellos y singulares de Madrid.

Apenas hay gente, quiero pensar que es el verano y no la corriente de moderneo y horteridad que hace al personal tan enanomental como para preferir los lugares cutretrendys a los sublimes.

Madera, cuero, chimenea, faroles y esa recurrente sensación de estar en un Museo. Me siento en uno de esos pequeños sillones con el cuidado que te exige una madre cuando lo haces en una sillería heredada. El camarero, impecablemente vestido, me atiende como si fuera todos los días, finalmente me decanto por un sencillo Martini, cóctel que sólo pido en los lugares que se lo merecen. Es casual que en la cercana Casa del Libro me haya hecho con un libro que cuenta de un Madrid pretérito, qué buen momento para empezarlo combinando los olores del cuero y la madera con el de libro nuevo. Tomo otro Martini, leo y entremezclo personajes y local. Será que ya he tomado dos.

Quedo en volver conmigo mismo. Cuando lleguen los rigores del invierno pediré un Bull Shot, el Bar Cock es de los pocos lugares en que aún lo hacen, rico remedio para la resaca a base de consomé y vodka. Lo tomaba en Balmoral hasta que me lo cerraron, ¡Qué pena!

Cock forma parte de la historia de nuestra ciudad y para algunos de nuestras vidas, quiera Dios y el sentido común de los madrileños mantenerlo abierto durante muchos años.

09/04/2013

Moderno y añejo

Asentado en un escondido costado de la tierra de Oz de Chueca, el Cock es un indiscutible "must" en la languideciente noche madrileña. Allí se desenvuelve un canalleo ilustrado que le da ese inconfundible aire de leprosería culta, cuna de relajadas vanguardias y de la intelligentsia local. Basta decir que aquí esponjaron su hígado Francis Bacon o Michi Panero. Quizá valdría decir aquí también que, como en el lejano oeste, cuando los hechos se convierten en leyenda conviene no ponerlos por escrito.

Su decoración satisface desde el primer momento, con su atmósfera inglesa, su chimenea clásica o sus flores (renovadas diariamente). Personalmente prefiero la barra, un poco huyendo de sus cultivados corros, pero quien aspire a la cómoda sedestación deberá asumir aquí el sistema de castas, por otra parte razonable.

Si el sibarita supervisa la preparación de sus bebedizos no será defraudado, y no esperen aquí encontrar acróbatas o proezas de flair, sino el seco ejercicio de un oficio. El personal es correctísimo, a pesar de las anécdotas narradas, lo cual no impide que el cajero, el jefe de sala, o el elenco de barmen ensayen alternativamente la mueca malhumorada o la sonrisa cívica, según las circunstancias.

Dependiendo del aforo puede que apenas se escuche la música. Recomiendo una excursión temprana, con mejores precios y un ambiente más relajado.

20/05/2013

Los "gangster" , se reúnen en el Cock

He estado en éste sitio de pasada, con bastante prisa , y la verdad que me fastidia , no haber podido pararme mas tiempo , a deleitar cualquiera de esos cócteles que ofrece la carta.

Ambientado , como esas pelis de los años 50 , en la que los "malos " se reunían para conspirar entre copas y cócteles .
Te da esa sensación , de trasladarte en el tiempo , y ser atendido por los mismo camareros que que hace mas de 70 años, oían , veían y callaban , lo que se cocía entre las mafias, que en sitios así, organizaban sus fechorías . Es un espectáculo exquisito , ver como preparan esos brebajes ,que caen suaves en las copas.
Un sitio brutal , en el que caí de casualidad y con prisas . Me queda mas que pendiente volver

21/03/2013

De lo mejor de Madrid.

Antiguo, algo decadente y bastante frío. Pero es, sin duda, una de mis coctelerías de referencia.

Ha llovido desde que abrió sus puertas (mis padres lo frecuentaban en su juventud…) y me da que no ha cambiado en nada desde entonces, pero tiene ese nosequé que me encanta.

Los camareros son de los de antes. De los que si dudas en qué pedir te preguntan sobre tus gustos y te hacen un coctel de infarto.

Junto con su vecino “Del Diego”, y a mi parecer, hacen los mejores Gin Fizz de la ciudad.

11/03/2011

Buena coctelería, mala experiencia con el barman

El viernes pasado (4/03/2011) estuvimos en este bar-coctelería. Nada más entrar a mano izquierda figura una lista de precios en el que claramente indica que el precio de los cocktails y combinados de importación tienen un coste de 6,50 hasta las once de la noche.
Pues bien, pedimos dos cocktails y un combinado importación a las 22.44 h , lo primero que hace el barman es apuntar el pedido en una nota y delante nuestro poner los precios a 9 euros. Evidentemente le indiqué si es que el listado de precios en la puerta no era correcto, y con toda la cara del mundo mira el reloj y dice "vaya, debe ir adelantado" se disculpa y cambia el precio a 6,50 € ¿un cuarto de hora adelantado? por favor que no somos tontos. ¿A cuánta gente le habrá hecho lo mismo? cobrar 2,5 euros de más.
Luego el sector de la hostelería se queja que si la ley antitabaco le quita clientes. NO son las leyes, es la mala atención, la picaresca, el intentar timar al cliente, los precios abusivos lo que hace que cada vez consumamos menos en los bares.
En cualquier caso, la coctelería del Cock me gusta mucho. Sitio tranquilo, con aire antiguo, curioso lugar, una pena el barman que nos atendió.

NapoleonChagnon

Sin ánimo de polemizar ni intención de disculpar al barman, no está muy claro si para mantener el precio de tarde se tiene en cuenta la hora en que se pide la copa o la hora en que se termina y paga. Puede pasar tanto que a un cliente que lleve horas por la tarde se le mantenga el precio de tarde en una última ronda pedida a las 23:15 como lo contrario: a alguien que llega a las 22:45 y se marcha unas horas después se le suele poner precio de noche a todas las consumiciones.

11 de noviembre de 2011

ntet

Bueno, en mi comentario dejo claro que en el mismo momento que pedimos las bebidas, el camarero apuntó el precio de la copa como 9 euros siendo las 22:44 y no las once de la noche (y por tanto la copa debía ser a 6,5), además el mismo camarero se disculpó sabiendo que era un "error" suyo.
Por otro lado, es común en muchos bares, cuando existe precio diferenciado dependiendo de la hora, en pedirte que pagues las copas que has pedido en el horario "barato" justo para que no ocurra lo que tú comentas.

13 de noviembre de 2011

08/11/2011

Susan

He de reconocer que siempre que estoy por la calle de la Reina con ganas de azotarme el higado y no mover el bigote voy al Susan... creo que es mas por la musica que por el ambiente, pero siempre voy al Susan....

El Cock es una bar de siempre, con solera, buen servicio, amplio, un ambiente un poco mayor... osea de mi sector, tranquilo, con cierto glamour... en fin,., una pasada, me gusta mucho y reconozco que debo ir mas...

En fin, la vida que nos lleva por estos caminos...

Caro.

12/04/2011

El clásico que nunca falla

El Bar Cock es ese clásico que sabes que está ahí y nunca falla. La carta de coctelería no es muy sofisticada y las preparaciones, adornos y copas son bastante sobrias, no tienen máquinas para congelar copas ni hielo carbónico, ni sopletes ni un montón de chorradas del estilo, y el resultado final es excelente. La atención es buena, se nota que son profesionales a los que les gusta su trabajo. El lugar es una maravilla, parece que te transportas en el tiempo al Madrid del esplendor en la Gran Vía con Ava Gardner huyendo con Dominguín en un taxi o Hemingway escribiendo unas notas en una Moleskine. Desde luego se trata de un sitio para repetir, con o sin compañía, una y otra vez.

10/09/2013

clasico entre los clasicos

un clásico, personal muy profesional y simpatico

Bar Cock

Hola Guille! Perdona la demora en responder pero no podíamos pasar desapercibidas tus palabras, gracias! Un saludo.

11 de junio de 2014

21/05/2014

Bar Cock

Hola Ángel! Agradecemos tu valoración. Un abrazo.

11 de junio de 2014