Bar Mazarino

Ordenar por:

relevancia fecha

03/03/2012

Un lugar agradable

Mazarino es uno de mis sitios habituales.

Su decoración y estructura es muy clásica, madera y moqueta, confortable barra, mesas bajas y una primera planta con mesas altas. Al fondo, preside las tertulias un cuadro del cardenal que da nombre al local. La terraza tiene una docena de mesas. Por un desafortunado incendio, hará unos 10 años, se le sometió a una profunda reforma para dejarlo igual.

El personal es muy muy profesional: Atento y cercano con los habituales, atento y correcto con los ocasionales.

A Mazarino lo conoce todo el mundo por sus copas y por ese sistema singular que utilizan media docena de sitios en Madrid: poner al menos tres platos de aperitivos y pasar bandejas con canapés y/o tapas calientes con una cierta frecuencia. De esta manera se justifica el elevado precio de cada consumición, por ejemplo: Tercio de Mahou 5€, copa de Rioja (humilde pero aceptable Viña Herminia) también a 5€.

Tal vez menos gente lo conoce por su faceta culinaria, en Mazarino se come bastante bien. Por un lado están su raciones, tapas y canapés, de los que sobresale el de solomillo, tal vez asuste su precio, 14€, pero es que ponen un gran trozo de solomillo sobre el pan ligeramente tostado, su tamaño es comparable al que pueden poner en otro lugar como plato. Las raciones, de las de siempre (revueltos, frituras, embutidos, etc) son correctas. Muy aceptable el jamón.

Mazarino cuenta con menú a la hora de comer, a diario a 20€ y los fines de semana a 30€. Tanto uno como otro, valen lo que cuestan, incluso las incursiones en platos elaborados que suelen incluirse en el menú son exitosas. También se puede comer de carta, a precios acorde con el local. Me sorprendió gratamente un arroz caldoso con bogavante.

Sus clientes son fundamentalmente de segunda y tercera edad, si bien son cada vez más los jóvenes que comienzan aquí la noche.

Mazarino es un lugar agradable para quedar con amigos, leer el periodico, tertuliear y pasar un buen y tranquilo rato mientras se pica, come y/o se toma una copa.

CandyBar

El menú del día está a 19€ y los fines de semana a 26€.
Es mi sitio favorito en el barrio chamberi.

16 de febrero de 2014

13/04/2013

Sencillamente fabuloso. Servicio profesional de toda la vida. Esplendido en cuanto al tapeo gratuito que compensa los precios y un lugar a tener muy encuenta para comer realmente bien.
A alguien le apetece un aperitivo en su terraza????? Sorprendente y muy a tener en cuenta.

26/08/2012

Un clásico con buena terraza.
Precio elevado, sale mejor pedir un gin-tonic (8€) que un tercio (5€)

Globez Lopez

Ahora estoy en casa pagando las consecuencias de lo que exactamente acabas de decir. ;-) Por cierto, tienen tónica Light para el gintonic.

26 de agosto de 2012

nindiola

Me parece sencillamente una inmoralidad pagar 5 euros por un tercio, no me veran el pelo por ahi.

26 de agosto de 2012

CandyBar

A mi si me merece la pena pagar 5€ por un tercio en terraza, porque los aperitivos que ponen son muy abundantes. Otras terrazas son más baratas, pero no te ponen nada de nada o como mucho cuatro patatas fritas.

16 de febrero de 2014

28/12/2008

Pepe Yosikese lo descubrió en diciembre de 2008

Un clásico desde hace 40 años

Qué decir de Mazarino, de los mejores gin-tonic de madrid, un servicio excelente y el lugar para tomarse una copa después de trabajar.
Tiene un menú de 18 euros entre semana con una buena relación calidad precio pero también es un sitio para tomarse copas acompañados de unos buenos canapés o una buena tortilla.
Igualmente es un sitio excelente para celebraciones (se puede reservar la parte de arriba).
Únicamente echaremos siempre de menos a Don Sebastián, el dueño original y ya fallecido. Desde su desaparición el sitio sigue siendo bueno pero un poco más escueto en las tapas a clientes.

30/01/2009

Mejor Bar de copas en Madrid

Mazarino es un local emblemático en Madrid desde hace muchos años, con una decoración inglesa muy cuidada, tranquilo y con un servicio 10 por parte de todos los camareros. Es un local donde los clientes pasan de generacion en generacion (iban los padres y ahora vamos los hijos). No puedo negar que es mi favorito a la hora de tomar las copas y hacer tertulia con amigos. La relación precio-calidad es muy buena y se esfuerzan mucho en tener atenciones con los clientes (aperitivos, bombones, profiteroles... y ultimamente hasta una revista propia gratuita). Mazarino es, sin duda, el mejor bar de Madrid donde tomar las copas en un ambiente tranquilo, agradable, con clase y con un servicio excelente.