Bar Restaurante Casa Martón

Ordenar por:

relevancia fecha

01/04/2013

Carne a la brasa delante de tus narices

En Sallent de Gallego es de los mejores lugares para comer bien. Mesón sencillo y sin pretensiones pero con productos de calidad. Las carnes las asan a la brasa en un horno en el mismo comedor. Es un lugar pequeño, debe tener sólo siete y ocho mesas, por lo que conviene reservar. No esperéis gran atención al detalle, las patatas por ejemplo son maluchas, pero sí buenas calidades de las carnes.

08/03/2012

para recuperar fuerzas

Un muy buen sitio para reposar tras una jornada mañanera de esquí, senderismo o lo que usted quiera hacer hasta el mediodía. El restaurante se ubica en una casa baja de piedra a orillas del río Gállego, frente a una plaza muy tranquila. Si hay sol es un sitio perfecto para no hacer absolutamente nada.
El comedor es muy acogedor, a algunos es puede parecer pequeño, presidido por una gran chimenea.
Respecto a la comida muy recomendable probar el paté casero y, por supuesto, todas las carnes que ofrecen en su carta, perfectamente cocinadas. Los postres son todos caseros, la cuajada...impresionante.
El servicio es inmejorable, eficiente y educado. Muy amables.
Sin duda, de volver por estos lares, un buen sitio para repetir.

25/06/2012

Destaco el paté pero no puedo olvidar la carne, qué decir de ella, jugosa, sabrosa y hecha ante los ojos en el pequeño comedorcito de esta casa de piedra.
Muy buena opción aunque hay que reservar dado lo reducido del lugar.

17/05/2011

La carne es la que le da la fama... porque es excelente, pero la menestra de verduras natural es una delicia...

Paté casero también para tener en cuenta, muy recomendable.

Un sitio para repetir

30/01/2011

Se come estupendamente. Pocas mesas con la brasa en el comedor. Muy recomendable por sus estupendas carnes bien hechas.

18/01/2010

La Guía de María lo descubrió en enero de 2010

Un acogedor restaurante

Donde puedes cenar carne a la brasa, un caldito, verduras...Todo buenísimo y a buen precio...Unos 25€/persona