Bar Erkiaga

Especialidades para todos los gustos. Menús para grupos personalizados. Consulta nuestras promociones. ¡Come como en casa!. Nuestra empresa: • Postres • Arroces • Nuestra barra • Cazuelitas • Pintxo destacado • Menús diarios y a la carta

Ordenar por:

relevancia fecha

20/03/2017

Uno por el día, y otro por la noche.

La gente de barra, desenfadados y muy majos, lo raro de este sitio es que los pintxos por los que han ganado premios solo se sirven desde las 19:00 a las 22:00, raro raro, pero bueno, a mediodia ni se os ocurra ir por el amor de dios, el premio al peor pintxo 2017 posiblemente lo gane su pulpo con patatas paja y salsa indeterminada, lo dejamos allí mismo y salimos corriendo, en un alarde de fé sin limites en los comentarios del 11870, que tantas alegrias nos han dado, decidimos volver por la noche desafiando los límites del sentido común, buena atención de nuevo y probamos 2, ricos aunque algo guarrindongada sabrosa, pero estaban buenos y muy bien de precio para la elaboración, esta ok para una parada.

26/07/2015

Bar de Pintxos más que recomendable

Tras nuestra primera comida, un poco decepcionante, decidimos salir el viernes a cenar de pintxos. Como siempre, vamos con niños, así que el horario (un poco más temprano de lo que es habitual) nos favorece en lugares populares como este. Llegamos a las 19:45 y sólo hay otro grupo dentro.

La barra es apabullante, como muchas otras en Vitoria, pero aquí se avisa desde carteles de los pinchos premiados y sólo hay que echar un vistazo para entender qué hay una vuelta más de tuerca en cuanto a calidad y creatividad.

Iniciamos la degustación. Gambas fritas envueltas en patata, Pollo rebozado con mostaza, croquetones de jamón, bacalao y hongos, tosta de foie con más hongos, y algunos de sus pinchos más arriesgados -no sé si llamarlos de autor, porque al fin y al cabo una "simple" Gilda también tuvo, y tiene, autor. Nos impresionó especialmente el que llaman "silencio".

La atención, el trato y la rapidez nos dejaron tan impresionados como la comida. Nos preguntamos cuántos años de trabajo duro son necesarios para que una pareja (no vimos a nadie más, igual nos estamos cubriendo de gloria y trabaja mucha más gente en la cocina) sea capaz de mantener aprovisionada una barra con esa cantidad y calidad de aperitivos.

Salimos de allí ahítos, encantados y sorprendidos. Un lugar en el que repetir, seguro.

02/12/2013

acme lo descubrió en diciembre de 2013

Pintxacos de autor en un bareto de lo viejo