En el barrio madrileño de Chamberí se encuentra este bar con cocina que ofrece la posibilidad de comer todos los días y a cualquier hora. Su carta se basa en platos mediterráneos de mercado, fundamentados en productos muy frescos y de calidad. Aquí se sirven desayunos, comidas, platos del día, cenas y cócteles.

Ordenar por:

relevancia fecha

10/12/2009

Prescindible

En Madrid sucede a menudo que determinados sitios se ponen de moda sin que su fama sea merecida. El Tomate es sin duda uno de ellos. Si quieres comer al lado de Nati Abascal o Jaime Cantizano, este es tu sitio; si quieres comer bien, no.

Lo primero que sorprende al entrar al local es el ruido. Más mesas de la cuenta y una pésima acústica se han confabulado para hacer que este lugar sea un patio de vecinas gritonas, pijas, pero gritonas. Después los manteles de papel. No puedes pretender ir de estupendo con manteles de papel. No. Lo mismo del servicio, alborotado y de formas toscas.

Que no, que no. La carta aburrida, no aporta nada, un poco de todo y más de lo mismo. Tampoco se caracteriza por la calidad de sus ingredientes ni por su elaboración o en su caso simplemente descongelación.

Como colofón, se confundieron con la cuenta. Va a ser que no me convence.

01/04/2010

Original

Hoy he estado comiendo e incluso en víspera de Semana Santa estaba lleno hasta la bandera. Por algo será, y no sólo por ser, al parecer, el sitio de moda del momento.

Me gustó:

- Decoración del local, francamente chulo, estilo Nueva York
- Servicio: el camarero que nos atendió muy amable y atento
- Carta de vinos: no muy extensa, pero algunos vinos muy originales
- Precio: es razonablemente asequible para el sitio donde está (nosotros salimos a 30.00 € sin postres).

La comida no creo que sea lo que más destaque de este lugar, pero sin embargo es bastante aceptable (alcachofas fritas muy ricas y originales). Considero que las raciones son algo escasas y eché de menos una mejor presentación. Respecto a los manteles y servilletas de papel..... pues nada, aunque no me gusta habrá que acostumbrarse, ya están por todas partes ;-)

01/03/2010

Buena materia prima y bien cocinada.

Qué difícil es comer en el Bar Tomate!!!
Sé que no descubro nada nuevo pero animo a intentarlo porque se puede.
¿Cómo? Este restaurante tiene dos zonas diferenciadas. En la informal, hay varias mesas y una de ellas es más grande y se comparte con más gente. Si te pasas a mediodía pregunta si hay hueco o cuánto tendrías que esperar y seguro que consigues un sitio aunque no sea el mejor del local.
De esta forma, yo he probado sus croquetas variadas (jamón, ceps y gorgonzola), sus verduras hechas en el horno de leña contiguo a las mesas, un risotto con ceps increíble o la hamburguesa que está para chuparse los dedos.
La verdad es que tengo ganas de volver con más tiempo y a una mesa mejor para disfrutar de buena materia prima sin aderezos, como a mi me gusta.

23/02/2010

valoracion 6

es un sitio de buen hambiente, hay buen rollo entre los comensales y una decoracion muy acertada.
Las noches de los fin de semanas con musica son muy divertidas y vale la pena ir por lo meno una vez. valoracion 7
La calidad de la comida es otra historia: no llegan , lo siento, no consigo sacarle nada positivo ; es como el quierer y no poder.
todo parece prefabricado , falta gusto, cariño y profesionalidad en sus platos y lo peor son las pizzas : precocinadas ( las bases la tienen apiladas al lado del horno).
valoracion 4.5
para ir a pasarlo bien està OK
para ir a comer o cenar bien NO

14/02/2010

Bar Tomate: comida mediterránea en un espacio espectacular y a un precio decente

Ya hacía bastante tiempo que en Madrid se venía hablando del “Bar Tomate“. Un nuevo restaurante del Grupo Tragaluz.

Después de varias semanas de espera me han dado mesa y ¡madre mía!, ¡qué maravilla de comida y de sitio!.

Está situado en la Calle Fernando el Santo 26, muy cerca de Colón.

Lo primero que me llamó la atención fue la decoración. En una palabra: espectacular. ¿Cómo lo han conseguido? Mezclando mucha madera con un toque industrial.

Recomendaciones culinarias (muy mediterráneas):

* Pizza 4 quesos con trufa
* Ración de Jamón
* Hamburguesa con salsa de champiñones (al punto)
* Queso Provolone

Para beber: Marqués de Murrieta

No recomiendo los postres. Pedimos una tarta con chocolate y uno de manzana. No nos gustaron demasiado. El listón de lo salado quedó demasiado alto.

El servicio normal. Seguramente entre semana será mejor que en fin de semana. Tuve que esperar 15 minutos a que me trajeran la primera cerveza.

Por lo demás, no recomiendo comer en la zona de fumadores. Supone que te pueda tocar gente en la misma mesa que no conozcas de nada.

Conclusión: Repetiré.

20/03/2012

Cool madrileño

Un sitio bastante cool, con mucha gente pija. Pero oiga, que se come bien, y no es tan caro.

No hay demasiados platos para elegir, pero están muy logrados.

Por 30€ se cena, sin vino.

Ratatouille + seguir 300 sitios, 35 seguidores

29/09/2011

Bueno, por fin he podido reservar en el Tomate

Me ha gustado en general, comida informal pero de buena calidad, a precios contenidos.

Carta de vinos con alguna sorpresa agradable y precios en torno a 35-40€

Si no fuera por lo imposible que es reservar, iría bastantes más veces

Para quien no lo conozca es un estilo al Tartan

02/04/2011

Despues de esperar dos semanas fuimos a 5 personas a cenar, esperando pedimos tres vinos esperando al resto y ni un misero panchito nos pusieron, y con lo de esperar a dos personas nos tuvieron esperando los segundo porque se les olvido pedirlos en la cocina, cosa que arreglaron con decirnos que nos invitavan al postre. Pagas como unos 40 euros por una cena tardia y sin simpatia por parte de sus empleados.

23/12/2009

Buena cocina mediterránea a buen precio

Un local muy agradable preparado para mesas grandes y pequeñas. Éramos 11 personas a comer y hemos podido probar muchas cosas con muy buena calidad en croquetas, láminas de alcachofas fritas, carpaccio de carne roja, tartar de atún rojo sobre guacamole, la pizza es muy buena de masa extrafina, unos tomates pelados horneados exquisitos. Los postres muy buenos.
Lo único que no estaba bueno, unas verduras a la plancha que estaban casi crudas.
El servicio rápido y muy amable.