Ordenar por:

relevancia fecha

12/03/2014

¡Qué bueno es Bascook y qué difícil me resulta describirlo!
La carta de Bascook es bastante ecléctica, con una acertadísima mezcla entre tradición, vanguardia, mestizaje y, por encima de cualquier cosa, respeto por un producto de gran calidad.
Las propuestas son tan variadas que pueden encajar en un comensal más y menos tradicional.
Platos sobresalientes: "foie dorado, gyozas de manitas y hongo con sirope de cebolla roja", "guacamoleyuzu, cangrejo crujiente y palomitas de gamba a la gallega", "kokotxas rebozadas con begihaundis y pimientos asados"...
El único pinchazo que hemos tenido ha sido el "socarret de bull, carpaccio de cigala + chicharrón de alitas", ya que la mezcla entre la cigala y las alitas... no nos pareció una mezcla tan acertada, pero si sigue en la carta, será porque gusta.
Los postres están también al mismo nivel. Precio 35-45 €/p.
Por último, el local es precioso, es un antiguo almacén de sal y han sabido darle un toque muy especial.
Carta con precios en su web.

je suis béatrice

A mí el Bascook me encantó...

12 de marzo de 2014

15/07/2013

Sorpresa en Bilbao

Recomendable para Ir entre semana porque tiene el menú del día en el que puedes elegir varios platos de la carta. El local es grande y muy agradable , los camareros majos y la comida , una sorpresa. Leyendo después las críticas del once ocho he visto que el cocinero es conocido.
Pedimos: makis de Gilda y rollitos (mejor los makis)
Bacalao al Píl Píl y hamburguesa ( esta la ponen sin pan y con unos macarrones de acompañamiento La carne estaba buena pero no le cogieron el punto.
Los postres son uno de sus puntos fuertes. La torrija estaba de escándalo.
Y de colofón final ,una carta de tés súper original . Pido un Matcha y me lo traen con la escobita para batirlo (es la 1a vez que lo veo en un restaurante que encima no es un japo ).
De precio ,con dos copas de vino a 30 x cabeza.
Recomendable .

02/06/2011

la (buena) calidad y el precio

Soy admirador de la cocina de Aitor Elizegi y de la persona. He seguido su trayectoria allá por donde ha puesto su sello. El Gaminiz, el Baita y ahora Bascook. Y por eso no puedo ser imparcial. Entrar a uno de sus locales es como ir a un concierto del Boss. sabes que te va a sorprender, que la cosa irá siempre para arriba en cuanto a emociones y que se va dejar la piel para que te vayas con una sonrisa.

Dice el refrán que es de necios confundir calidad con precio. Algunos no sólo lo confunden sino que te confunden e intentan hacerte pagar de más por lo que sin duda es menos. Otros, los honestos, como Aitor, hacen lo que siempre se ha llamado justiprecio. Algo que, si además ofrece calidad, resulta de lo más gratificante.

Eso es lo que nos ofrece Bascook en nuestra primera visita. Un carrusel de sensaciones que comienza desde la recepción, sigue por las escaleras, llega a la sala preparada con mimo para hacer que uno se sienta a gusto, con intimidad, sin ruido y con la luz precisa para que cada plato se muestre en todo su color.

El personal de sala es gente amable, colaboradores, que saben lo que recomiendan y cómo lo hacen. Sin agobiar, con atención coreografiada.

Y la carta, con platos que salen de la imaginación de un loco o un sabio. Con combinaciones imposibles, con viajes a los mundos culinarios que han marcado al cocinero.

Y los platos. Yo como buen marine "Semper Fidelis" al bacalao de Elizegi y encantado de este bacalao 2.0 que en su receta va acompañado de pimientos de los verdad, como los que hacemos en casa, asados y pelados a mano y con un confite con un salero que no se puede aguantar. Y el cerdo vasco (no tranquilos, que no miro a nadie concreto) sobre un pure de patatas con costra y que explosiona en la boca. Y los postres. Y el pan. ¡viva el buen pan! Y el verdejo recomendado que es un feliz encuentro con frutas en la boca, con toques cítricos, un caldo equilibrado y sin subirse a la parra de los precios.

Y en la minuta, y regresamos en eterno retorno en debate entre calidad y precio. Si hay que elegir, ha pensado Aitor, porque no dar las dos cosas: buena calidad a un mejor precio.

La próxima vez trataremos de no alargar tanto la tertulia, para dejar descansar al personal, pero, porque no decirlo, en agosto, y con el trato, dan ganas de quedarse a vivir en Bascook.

Otro día hablaremos, también, de la dinamización cultural/gastronomica. De iniciativas como el Kurding Club, del magazine que se edita en la casa, del blog del cocinero y así un largo etcétera.

Para un primer día, es una sobredosis de emoción.

19/06/2010

Joselu Blanco lo descubrió en junio de 2010

Super Bien!

Hoy hemos ido por primera vez y hemos optado por platos Km0, que están elaborados con materias primas producidas a una distancia máxima de 100km del Restaurante. Producto y cocina inmejorable, y para rematar a un precio mas que razonable. El Local está bastante bien, aunque podría haber aplicado alguno de los conceptos del menu al diseño. Yo volveré a menudo!

14/01/2011

Hoy hemos estado comiendo en el restaurante Bascook del famoso cocinero Elizagi y la verdad es que nos ha encantado.
hemos concertado un menú de los mas variado y sabroso.
Hemos probado un shusi de Gilda espectacular, una cascarilla a la brasa fascinante, todo con el sello de este magnifico cocinero.
El local esta decorado con mucho gusto.
Los platos bién presentados y muy gustosos, no cabe duda que ha sido una bonita experiencia.
El servicio nos ha encantado, se ha encargado de recibirnos y de concertar el menú la señorita Garazi que ha sido muy amable con nosotros en todo momento.
Nos han explicado en todo momento en que consistían los platos que degustabamos dandonos una breve explicación muy gentilmente el hermano del propietario, de nombre Alberto según me han comentado.
Resumiendo, Bascook es una experiencia de obligada visita en Bilbao.

09/01/2011

Ayer estuvimos cenando con unos amigos en Bascook.
POR FIN conseguimos mesa después de mucho intentarlo!!!!!!!!
Comimos un maki vegetal buenisimo, las croquetas de queso con una bechamel finísima, los mejillones a la brasa espectaculares, yo probé bacalao al pil pil y me encantó.
los postres deliciosos.
La decoración será de lo mejor de Bilbao, muy por encima de la media de los locales de Bilbao.
El servicio super ágil y amable la recomendación que nos hicieron de los vinos muy acertada (conociamos pocos vinos)
Volveré con mas gente, en un lugar tan bién atendido y con una relación calidad precio tan buena siempre aciertas.

21/06/2010

Sloow Food

Un buen ambiente, en un sitio peculiar. Buena degustación de platos variados. Buen servicio y precio. Calidad/precio excelente. Buena experiencia para el primer día. Tendrá recorrido si sigue así. Y muy importante en Bilbao. Abre en domingo, por ahora