Ordenar por:

relevancia fecha

18/10/2014

Bistrot en Costa Fleming

bajamos a 2++ pero no llega a 3.

Precios subidos junto a tartar que tiene más cámara que Javier Idem.

Vino que hubo que devolver a toriles por calentorro.

En resumen: se nos cae de la lista de ruta doctor fleming.

***************

Después de releer las opiniones de unos y otros, poco o nada puedo añadir.

Estoy 100% de acuerdo (y esto últimamente me empieza a preocupar) con Acme...podría ser un bistrot francés bastante pintón si no les hubiera dado por ahorrar en la barra...porque el contraste entre las mesitas de madera clarita rive gauche y el barrazo de granito gris marengo estilo Los Torreznos te golpea visualmente desde que descubres la barra del fondo.

En resumen: la cocina es mejor que lo que adelanta el local, aunque los precios son un poco subidos para lo que la estética del sitio ofrece, siendo además en forma de tubo estrecho terminado en una barra semicircular, resulta un poco agobiante por estrecho.

Gran oferta de vinos, franceses y españoles...una pena que nadie se moleste en "venderlos". Si pido una copa de vino blanco o de vino tinto...pues joé explícame, véndeme...cuéntame...dime argo...si hay un vino que se llama "musculoso" no me digas que que alguien lo pide "per sé" que no me lo creo...

Aún así servicio atento (es cierto que en el local no había ni blas).

Lo que pedimos (en la barra, fea y estrecha):

- Mejillones bouchot. Generosa ración, (700 grs ponen en la carta), de roca (aunque algún melenudo de batea se escapó...) en nuestro caso "ciboulette" (cebollino para los que no lo sepan, como yo, cortesía de Wikipedia). 14 euros...muy buenos pero muy caros.

- Magret de pato. Media ración enoooorme. De los mejores magret (o se dice magrets?) que he probado...acompañado de puré de manzana o de compota, que nunca sé...18 euros. La completa 33 euros. De nuevo me parece un precio desorbitado.

- Cuatro copas de vino, dos blancos muy correctos y dos riberas tintos calentorrillos.

-Dos cafés.

44 eurillos.

Caro para un local que no me dice nada al menos en barra. Buena cocina, sin embarg. Opción perfecta para, Acme "dixit", cena de amigos o tapeo de barra pero poco más.

Creo que es una cocina con posibilidades si tuvieran un local más "ad hoc"

Yanzoo

A mi me pareció mucho lirili y poco larala....

18 de octubre de 2014

spider72

@eum, te doy la razón 100%

20 de octubre de 2014

15/09/2014

Directo a mi lista de favoritos

El local confunde, por fuera tiene una aspecto peculiar, dentro la decoracion es eclectica, fruto del aire frances de los dueños actuales y los restos del anterior establecimiento. Curiosa. Me gusta las constantes referencias a moet&chandon y las ostras... La pena es que el espacio es reducido, apenas caben 5 o 6 mesas. Al final de la zona de barra y mesas hay un estupendo rincon para tomarse un aperitivo.

La propuesta culinaria se basa en la cocina francesa, aunque se ata a ella y se permite libertades ganado versatilidad en el conjunto.

La comida. Mejillones de roca, muy ricos, y zamburiñas, muy buenas, a compartir. De segundos, tataki de atun, muy buen nivel, y 2 raciones de merluza en sala con gambas, uno de los platos fuera de carta, tremendamente jugosa...

A los postres, un brownie, correcto pero no brillante, y leche frita, notable. Cafes.

El servicio muy atento y agradable.

Comimos tres adultos por 106 euros, precios muy moderados, que se agradecen y excelente calidad precio, la verdad.

Muy recomendable. A un paso de plaza castilla, en la zona final de doctor fleming, perfecta para dar un paseo tranquilo tras la buena comida

14/06/2014

Precioso Restaurante Francés y tiene una buena terracita.

Que bien se está en la terracita,pero para cenar,al mediodía es HORROROSO el calor que hace.
Hay unos patés muy buenos,hay muy buen marisco y hay cava francés,si te gusta el alcohol,que no es mi caso,hay refrescos,hay mojitos.

04/12/2014

Justito....

EandradA

Échale la bronca a Spider, que él te lo recomendó.

5 de octubre de 2014

Yanzoo

Jajaja noooo!! a ver si no hago pereza y comento luego lo que tomamos. Realmente no se come mal, pero cuando un local se denomina Bistrot quizá esperes algo más "delicado". No tuvimos mucho "feeling" con la camarera y ví algún detallito que no me gustó.

5 de octubre de 2014

spider72

Jo sí que me interesa, siempre esta repetado y a mi me dio buen feeling la barra

5 de octubre de 2014

06/09/2012

Excelencia francesa

Abierto a comienzos de 2012 en "Costa Fleming", esa acera impar de la calle Doctor Fleming donde tantos restaurantes (buenos y no tanto) hay desde que arranca la calle a la altura del Bernabeu. Beaucoup es de los que hacen excelencia en la calle: un restaurante francés con aspecto de bareto español y poca pinta de bistrot francés, que lo resuelve en cuanto te pones a comer y beber. El local es un tubo algo angosto con la barra a la izquierda y mesas para comer a la derecha, lo que viene siendo una tasca española al uso. Pero es abrir la carta, llena de cosas apetecibles y sonreir. Los mejillones son sorprendentemente enormes y deliciosos, que en mi caso los probé con la salsa que me recomendaron: la Ducasse, adictiva y calórica. El steak tartare (tartar de solomillo de buey) es magnífico, consistente, bien picada la carne y condimentada con fuerza, uno de los que más me ha impresionado últimamente. Superior. Los salteados de setas no me emocionaron y el pulpo a la brasa, muy rico, pero la crema de patata me saturó un poco y se acuerda uno de las sencillas, humildes pero imprescindibles patatas gallegas

No pude ver la carta de vinos y me dejé llevar por la recomendación al pedir un vino blanco. No pudo ser mejor: un Chateau Turcaud de 2011, riquísimo, entra solo y a un precio razonable: 17€. También me pusieron, de aperitivo, un Medoc igualmente rico así que habrá que volver para descubrir otros vinazos que deben tener porque lo que probé estuvo a la altura de lo que uno espera cuando bebe un vino francés: el paraiso.

Servicio suuuper atento, amabilísimo y rápido. Precio medio 30-35€ en terraza. Un must de Madrid: cocina francesa de nivel, buenísimos vinos, servicio amable y precio contenido. El local no es nada del otro mundo y los manteles y servilletas son de papel :( No se puede tener todo

29/03/2013

el francés de moda

Cada año lo decimos y cada año tenemos más razón: el eje Doctor Fleming - Alberto Alcocer está que lo peta, en constante crecimiento, y no hace falta irse mucho más allá de tres o cuatro manzanas para disfrutar de una noche completa de cena y copas.

Uno de los últimos en llegar es este Beacoup!, en la misma acera de la conexión asturiana Hórreo-Viga Maris. Un local estrecho, tipo tubo, pero en general agradable y con una buena relación calidad-precio.

Iba con la idea clara de probar los mejillones con salsa Ducasse (cualquier cosa concebida por el chef del Dorchester merece la pena), pero no había, así que nos sugirieron los mejillones de roca, ligeramente encebollados, más que correctos. El otro entrante a compartir (éramos seis, y diré que con dos entrantes fue más que suficiente, las raciones van bien de tamaño) era un foie que no valoraré porque ni me gustó en exceso ni me gusta habitualmente el foie.

Como segundo aposté por el steak tartare de buey, que me pareció muy muy bueno, sólo superado por los de Piñera y Sacha, así que cerca de la excelencia. Mis compañeros de mesa optaron por un entrecot que causó división de opiniones y algunos otros platos de carne que en general gustaron al grupo.

Concluyendo, la cocina en general pasa de notable, pero lo que puso a todos de acuerdo es lo que no sale de los fogones: el ambiente, muy animado; el servicio, atento y rápido; y el precio, 33 euros por cabeza con dos botellas de vino para seis y algún que otro postre y licor. Perfecto para una noche completa en Chamartín: cena en Beaucup, la primera en el Red Lion o La Villana, y después de cabeza a Liberata.

04/11/2012

[boku]

Noviembre 2012. Almuerzo Domingo

Ainss, que poquito francés me sabeis,.....

El sitio está bien para lo que está. Tomarse una cañas o una comida/cena informal con amigotes. De hecho la carta se presta al 'compartimiento' o a la 'compartición'. Croquetas, tortillas, ostras, mejillones, setas, arroces, tataki de atún, solomillos fileteados,.....

Parece que tanto la entrada como la sinuosa barra la heredaron del anterior local. Las mesas de la 'zona' de restaurante están puestas con más sentido, lineas sencillas y colores claros. Las mesas 'grandes' son cuadradas, más fáciles para grupos que las alargadas de toda la vida.

No es un restaurante para nada formal, básicamente por la barra o el esperpento de las dos teles. A nosotros nos tocó fórmula uno, azuzada por el que creemos que era el dueño y que no ayudaba demasiado a afianzar el negocio. Digamos que está muy contento consigo mismo.

En cambio, los dos camareros, chico y chica, que atienden las mesas son realmente amables. Le dan un aire informal con algún descuido pero te hacen sentir a gusto.

Con respecto al 'comercio' nosotros tomamos:

- Variado de croquetas (pagas por unidad) donde destacó la de cecina. Crujiente por fuera y suave la bechamel. Realmente rica.

- Salteado de setas provenzal (con idiazabal ahumado y foie). Totalmente insípido. Yo el idiazabal no lo cacé y lo de 'foie' me da a mi que no era tal. En fin,.....tenía que haber pedido el pulpo braseado.

- Arroz negro con gambas y sepia (fuera de carta). Bueno, bueno.

- Salmón gratinado con panceta y trigueros. Curioso el sabor que le da la panceta. Bien.

Con cafés cañas, una copa de rioja de la casa y agua, 60€ total para dos. Buen precio. Y fra angelico en copa de Jerez de chupito

Le iba a poner cuatro estrellas pero le pongo tres con perspectiva positiva, básicamente porque o eres una tasca española para ver el 'furbol' o eres un restaurante francés o eres las dos cosas a la vez pero no al mismo tiempo, no sé si me explico. No vale lo de llamarle bar boutique. ¿Eso qué coño es?.

Volveré con los colegas a ver si le ponemos la cuarta estrella.

Regards

25/10/2012

Fantástico¡

El viernes noche estuvimos cenando y, sin duda, repetiremos.

Llegamos a las 23.30h y nos atendieron justo antes de cerrar la cocina. Tanto el dueño como los camareros fueron realmente amables y no nos agobiaron.

Para dos personas pedimos, fuera de carta, unos mejillones de roca pequeños hechos a la plancha que estaba deliciosos. Fue una ración más que generosa por unos 12€. Después una de las especialidades de foie, que por cuestiones de gustos personales no es lo que más me gustó, pero sin duda era de extraordinaria calidad.

Como platos fuertes: pulpo a la plancha que tuvimos que anular por estar a rebosar con el revuelto de hongos, queso y foie. Nos sorpendió que el revuelto no fuera con huevo, como dimos por supuesto inconscientemente, pero igualmente delicioso.

Por no irnos sin más depués de haber anulado un plato, compartimos un coulant de saltársele las lágrimas a una, sin helado pero con confitura de albaricoque. Además nos invitaron a un licor para demostrar que no tenían prisa por echarnos.

Todo ello (sin el pulpo, recuerden), dos refrescos, una copa de vino y un pan delicioso: 48€.

No tienen aparcacoches y hay doble fila en la puerta, pero como merece la pena probar sus vinos, mejor no lleven el coche. Ah, y para fumadores valientes, hay terraza incluso en esta época.

02/07/2012

De raciones

En esta época del año (junio) Beacoup suele tener algunas mesas fuera, a modo de terraza. Si váis a partir de las ocho, ya no suele haber mucho tráfico en esa calle, y las aceras son bastante anchas, así que son una buena opción para cenar.
El local es alargado. Cerca de la entrada hay algunas mesas y una barra, y al fondo más mesas. Nosotros tomamos algo en estas primeras mesas y estuvimos francamente cómodos, sin sensación de agobio a pesar de que la barra estaba llena de gente.
En cuanto a los platos, para cinco pedimos: unos mejillones al vapor, un bloque de foie, la tortilla beaucoup, pulpo a la brasa y luego un par de postres para compartir (fundant y tarta de queso).
Los mejillos estabán buenísimos y el pulpo a la brasa (que no es fácil de encontrar) también estaba bueno, aunque la crema de patata que sustituía al cachelo era demasiado ligera para mi gusto.
El servicio muy muy atento.
Con los cafés y dos cervezas por persona 17€/px
No está mal.

31/05/2012

muy buena primera sensación

me invitarón a comer allí y fue una grata sorpresa. Me lo he apuntado para volver a ir y probar un poco más la carta. Además de bueno fue rápido, algo de agradecer al medio día.

volví efectivamente varias veces y definitivamente es un clásico para mi. buena materia prima, una carta que cambia gracias a los platos del día, un buen servicio y un precio razonable.

08/05/2012

Rosalía Martínez (Piti) lo descubrió en abril de 2012

Nuevo restaurante francés

me he enterado por una conocida, y he verificado en una revista, que han abierto un nuevo restaurante con una carta que pinta genial, como pulpo con crema de trufa, pato o el entrecote de buey de Cholosse. Tienen una buena carta de vinosy una boutique que no sé que vende.
En su web aseguran que son un nuevo concepto de Taberna - Bistrot, y que comparten los mejores productos y materias primas de España y Francia, tratadas de manera tradicional y fusionando los sabores mediterráneos de ambas cocinas... Pinta muy rico
OJO! hacen también jornadas gastronómicas con una pinta genial. Del 9 al 21 de abril, la estrella es el pato de las landas!!!!!

08/10/2012

Para comer comida francesa. Todos los platos son contundentes por lo que es mejor para ir en grupo y probar un poco de todo. El servicio muy agradable y con muchos detalles.
Volveré.

15/07/2012

Un francés en Madrid a tener en cuenta

Plan inesperado y experiencia sorprendente. De esos sitios que pueden convertirse en socorridos siempre, sobre todo para compartir una cena tranquila y agradable. Además tiene terraza. No fue una cena copiosa, pero compartimos un tataki delicioso con algas japonesas. De segundos, un steak tartar de solomillo (riquísimo) y una ensalada de mezclum al aceto (con jamón de pato, foie y frambuesa). Un vino blanco de Burdeos, Entre le mer (17 euros la botella). La tarta de tres chocolates para compartir, poco jugosa para mi gusto. Dos descafeinados y un poleo. 75 euros (dos personas).