Este sitio ha cerrado, si crees que esta información no es correcta: ponte en contacto con nosotros

Birdland JazzBar - CERRADO

Ordenar por:

relevancia fecha

24/02/2010

jazz

en uno de los edificios más chulos modernistas de Salamanca, precioso bar (aunque la pintura podrían haberla puesto más respetuosa con el original) generador de tertulias.

3 pisos llenos de mesas y música jazz.

17/06/2008

oasis en la ciudad

sin duda la cafeteria a la que tienes que ir cuando te pasaes por salamanca.

yo he estadovarias veces en la ciudad y siempre he repetido. lugar ideal para ir a tomar algo tanto por la tarde como por la noche. abre todos los dias hasta altas horas de la madrugada.

el birldland se encuentra dentro de un edifico de principios del siglo XX y ocupa tres plantas (creo recordar). las escaleras que hay atravesar para llegar a su interior ya nos anuncian lo que estamos a punto de descubrir, que no es otra cosa que un magnifico lugar con mucho encanto.

ponen muy buena musica, cosa que se agradece y ademas el volumen permite la charla discernida entre tazas y copas.

sentarse enfrente de los balcones y observar el ritmo de la calle mientras se degusta una cerveza a ritmo de jazz no tiene precio

13/04/2009

Tranqui y agradable

El edificio es genial. Dos plantas de bar, humo, tranquilidad y buena música. Mejor ir entre semana, te tomas un café, te pones a escribir o a leer, si tienes suerte pillas sitio con luz natural. El ambiente demasiado cargado debido al tabaco y otras sustancias. Variedad en cervezas pero no en cafés.
Merece la pena, el sitio es chulo chulo y exponen obras de jóvenes artistas.

28/08/2007

Este sitio es genial por muchas cosas.

El edificio es del mismo arquitecto que la casa Lis y el mercado de abastos, Joaquín de Vargas Aguirre, los tres edificios de principios del siglo XX de corte modernista de Salamanca. Cada uno de ellos tiene sus peculiaridades y no merece la pena compararlos. Eso sí en el caso de este edificio se trata de un edificio que hace esquina en el principio de la Gran Vía, por lo que las vistas son geniales.

Desde que entras en el edificio, ves ese cartel fantástico y esas escaleras que suben a las plantas superiores donde están las barras. En el primer piso hay una barra y bastantes espacios y recovecos, en la planta superior una barra más pequeña sin cañas pero con muchos recovecos y mesas en las galerías, donde la vista es genial y se está muy a gusto.

El ambiente es bastante estudiantil, pero como no va a serlo en una ciudad tan universitaria, de todas formas es de esos sitios llenos de detalles cariñosos que por lo general pasan desapercibidos, pero en un análisis exhaustivo salen. No merece la pena explicarlo pero la sensación final es de disfrutar con tu estancia allí porque te permite relajarte y disfrutar, de la música, de la compañía, del sitio…

Si vas y no consigues un buen sitio al lado de la ventana, tienes que volver para sentarte y tener buenas vistas.

Por supuesto, la música está muy bien.

04/06/2007

Gran bar en el centro de la ciudad

El Birdland...buen bar para tomarse un café a media tarde, charlar en medio de la música, o tomarse la primera por la noche.

Desconozco si ofrecen Wi-Fi gratis, aunque he visto a gente con MacBooks navegando, así que algo debe haber cerca :)

29/10/2009

pintoresco!

son 3 pisos pero no os penseis q es un local gigantesco: cada piso es bastante pequeñito, y la gente se coloca como puede...

buena seleccion de ginebras (hendrick´s) y otras bebidas, musica muy buena, jazz del q es 1 poco dificil de escuchar xa oidos no acostumbrados... ambiente tranquilo y agradable, bonitas vistas, se echa de menos 1 poco mas de limpieza

10/04/2007

Perronaider lo descubrió en febrero de 2007

Imprescindible conocerlo

Un edificio mágico de tres plantas, estrecho, acogedor, con balconadas, con manifestaciones artísticas en diferentes soportes y medios, la música excelentemente escogida; jazz, blues, latin... casi eterno, 22 años y aún sorprende Con la discrección acertada no habrá humito malentendido y casi nunca encontrás problemas de espacio. Todo una clásica asignatura obligatoria para universitarios y visitantes.