Ordenar por:

relevancia fecha

03/04/2016

pues80 lo descubrió en abril de 2016

Vale la pena reservar con tiempo

Llevábamos un tiempo queriendo probar este restaurante y finalmente ayer lo conseguimos. Y la verdad, mereció la pena la espera.

El sitio es pequeñito y agradable, con una decoración moderna (distintos tipos de sillas, pared no alisada...). Aunque estaba lleno no había jaleo, y eso siempre se agradece.

Los camareros encantadores y atentos, y la comida de vicio. Nos decantamos por el menú de fin de semana (24,9€) y no nos arrepentimos. El atún a la brasa que escogimos -uno de los dos segundos a elegir- ya merecía la visita.

Repetiremos seguro.