Ordenar por:

relevancia fecha

18/08/2017

Falta de entendimiento

9/8/17

Claramente una de las razones por las cuales hay que visitar Bangkok es la comida, la cuna del streetfood, es imposible cruzar una calle sin haber pasado delante de un humeante puesto de comida; brochetas, padthai, mariscos, sopas (especial mención para la Tom Yam), ensaladas, frutas, zumos...

Como queríamos experimentar la "alta cocina" tailandesa decidimos reservar en Bo.Lan, uno de los mejores de la ciudad y número 19 en la lista 50 Best de Asia.

theworlds50best.com/asia/en/2017-The-List/11-20/Bolan.html

La idea es que si en la calle puedes disfrutar de comida fresca y rica por muy poco dinero, en un restaurante de este calibre debería aportar algo más (técnica, producto, cocina...)

Es recomendable llevar la ruta del restaurante cargada en el navegador, ya que ningún taxista va a saber llevaros, os desesperareis intentando comunicaros porque la mayoría de los conductores de la ciudad no saben ni leer un mapa de Google Maps.

El local está decorado en maderas oscuras y luz tenue creando un ambiente íntimo, pese a la disposición de las mesas, puestas lo suficientemente cerca para que el de al lado no despegue el oído de tu conversación o se deleite con tus reacciones al probar los platos.

La oferta gastronómica consta de 3 menús degustación a mesa completa, fuimos a por el largo que cotiza a 3280 BTS (unos 85€ al cambio) preguntan tolerancia al picante pero luego hacen caso omiso. La persona que pidió el menú menos picante recibió los platos con más cantidad de chile.

El menú está estructurado en 3 partes (aperitivos + núcleo + postres) tras un visita a la cocina y con el show típico de un estrella Michelin comienza una sucesión de bocados emplatados individualmente, alguno de los cuales he de reconocer que fueron buenos (otros mediocres, para que nos vamos a engañar).

Tras los aperitivos te llenan la mesa de platos y platos, y empieza un caos de sabores, ingredientes y texturas. No sabes por dónde empezar, ni lo que estas comiendo porque el servicio habla un inglés indescifrable.
Además los platos viene pasadísimos de especias y picante. Con semejante panorama encima nos empezamos a agobiar y fuimos incapaces de terminarnos el menú.
Entiendo que en la cultura asiática acostumbren a servir todo a la vez, y no lo critico, pero personalmente disfruto más plato a plato.

Como en cualquier tragicomedia llegamos al tercer acto. Este desenlace constó de tres pases de postres.
Empezaron con una especie de sopa de nido de golondrina que estaba brutal, siguió con frutas frescas (no mejores que las de cualquier puesto callejero) y una bandeja de petit-four que prácticamente ni tocamos.

Bebiendo dos cervezas y dos cocktails entre tres personas salimos a 115€ por persona, creo que es la vez que más me ha dolido pagar una cuenta así.
Salí con una mezcla de incompresión y desilusión, y aún hoy sigo preguntándome como voces acreditadas de la gastronomía ensalzan a Bo Lan como el más puro y mejor tailandes de Bangkok.
No soy un experto en gastronomía tailandesa, pero donde más he aprendido ha sido pateando y probando los puestos de la calle.

1Falces

No ha convencido lo de servir todo a la vez??

12 de agosto de 2017

fresandco

Ni el servicio, ni la estructura del menu, ni los sabores descompensados, ni la falta de producto, ni nada que justificase su supuesta fama. Un fail en mayusculas

14 de agosto de 2017

26/12/2017

No para mi.

No suelo escribir de restaurantes de otros países y la visita fue en Agosto, pero dejé la opinión a medio escribir, como casi siempre, y la publico ahora puesto que tampoco voy a comentar lo que comimos, entre otras cosas porque prácticamente ni nos enteramos.

Después de la negativa sorpresa aquella noche quise buscar que opinaron otros usuarios en 11870, ya que en Twitter son todo alabanzas, lo cual no llego a comprender. La búsqueda arrojó tan solo un resultado y no podía ser sino de Alberto de Luna, en 2012. Tras leer su opinión me decidí a escribir la reseña debido a que prácticamente suscribo todos y cada uno de los párrafos, pareciendo casi una experiencia gemela 5 años después.

Es importante aclarar dos puntos con respecto a ese 2012: 1- Se ha impuesto la multa por no show de 2000THB (50€ al cambio) y 2- El precio ha aumentado de manera significativa.
Como novedad comentar que han abierto otro restaurante mas casual llamado Err.

Tenía muchas ganas de ir a Bo.Lan, y es que en mi última visita a Bangkok se me quedó la espina clavada con este restaurante, ya que teniendo reserva llegamos tarde por culpa de un atasco infernal de los que se producen en esta caótica ciudad y no nos quisieron servir. Es verdad que el restaurante es difícil de encontrar si no llevas la ruta cargada en maps. Solo un consejo, sin duda lo mejor es ir en Skytrain y bajarse en la parada Thong Lo.

El restaurante me gusta, se trata de una casa situado en un callejón mas de los miles que hay por Bangkok, con una decoración estilo thai cuidada. Por unas escaleras bajaron dos niños y unos minutos mas tarde el dueño y chef Dylan Jones en ropa de calle, por lo que intuyo que además de restaurante hace las veces de vivienda particular.

La carta de vinos en estos países es mejor obviarlas ya que en Asia los precios de los vinos son absurdos. Pero no solo por el precio; será ignorancia, pero no termino de ver que aporta el vino a la comida asiática.

Pedimos el menú largo en el cual te dan a elegir entre niveles de picante medio o normal (tened en cuenta que para ellos normal es el infierno), y tampoco os puedo decir exáctamente que comimos porque, efectivamente, el inglés de las camareras que nos atendieron era ininteligible.

El menú comienza con un aperitivo en la cocina. Al entrar sorprende ver a cuatro trabajadores ocupados exclusivamente en seleccionar hojas frescas de los aromáticos. Al margen de eso, me interesa poco el paripé y los cocineros saludando al unísono.

Después una sucesión de aperitivos ya en la sala para dar paso al grueso del menú, un conjunto de 6-8 platos servidos a la vez, tal y como se hace en los países asiáticos, lo cual no me desagrada en absoluto. En mi opinión muchos platos pasaron desapercibidos y otros destacaron por estar completamente descompensados, como el curry. También hubo algún bocado bueno, claro, destacando el postre.

Me quedo con Nahm sin ninguna duda ya que disfruté mas (y pagando menos), mientras que las próximas paradas serán Paste e Issaya siamese club. En cuanto a otro grande de Bangkok, Gaggan, lo recuerdo vagamente, sinónimo de que paso sin pena ni gloria, Sin embargo si recuerdo con nitidez los sabores de las calles, donde hay que perderse para encontrar las mejores experiencias, por ejemplo en Chinatown; por Yaowarat road y perpendiculares hay para varios días.

Pagamos 115€ y le copio la última frase a ADL; fueron totalmente malgastados, aunque sinceramente no me arrepiento de haberlo probado por muy mierda que me haya parecido. Grande.

03/09/2012

ALBERTO DE LUNA FANJUL lo descubrió en septiembre de 2012

EL SUPUESTO MEJOR TAILANDÉS DE BANGKOK QUE NO ME GUSTÓ NADA

He estado este verano por Tailandia y aprovechando que pasaba 4 días en Bangkok, decidí ir a probar un muy buen restaurante.

Los 3 candidatos para ser visitados eran: THE CHINA HOUSE (comida china), NAHM (supuestamente el mejor tailandes que incluso ocupa el puesto 50 de los mejores restaurantes del mundo) y BO.LAN.

El primero me apetecía mucho pues había oído que sirven un pato pekinés espectacular. No obstante, por estar en Tailandia pensé que era un poco absurdo ir a un restaurante chino y no a un tailandés, así que lo descarté.

Respecto a NAHM, un buen amigo mío me comentó que es caro de cojones y que no merece la pena.

Por tanto solo me quedaba BO.LAN, del que algún entendido gastronómico en España ha dicho que es donde mejor comida tailandesa ha probado.

No es nada fácil encontrar el sitio y salvo que estés en un hotel de lujo y el propio hotel te lleve o le explique a un taxista como ir, las pasarás putas para encontrarlo.

Yo fui en el Skytrain y tras mucho preguntar dí con el sitio. Aviso que los tailandeses no tienen ni papa de inglés por lo que deberás preguntar a mínimo 7 personas por la calle si quieres asegurarte de que te han dicho bien como llegar a la dirección del restaurante.

Llegamos a las 9 y nos sentamos en la terraza, donde no se puede fumar. El sitio es simplemente agradable.

La clientela es muy pija y totalmente extranjera. Esto ya indica que en la cuenta te van a meter una buena ostia....y es que tras visitar este sitio me ha quedado totalmente claro que donde mejor se come en Tailandia es en restaurantes de solo tailandeses. Déjate de rollos para turistas y lánzate a la aventura....comerás por 5 euros y mucho mejor.

En la mesa de al lado había un inglés más feo que pegar a un padre con un calzoncillo lleno de caca acompañado de una tailandesa impresionante. Sobra decir que era escort o puta. Lo mejor es que el pobre inglés le decía a la tailandesa pibonazo que estaba enamorado de ella, a lo que ella, siguiendo el manual, le daba una respuesta estándar que venía a ser que otros novios la habían hecho mucho daño y que ahora justo tenía las puertas cerradas al amor.

Fue entretenido tenerles al lado durante la cena....jeje.

Pedimos el menú degustación largo que cuesta unos 45 Euros.

Aunque controles inglés apenas entenderás cada uno de los platos de la carta así que mejor pedir el menú degustación y punto.

De la carta llama la atención que no hay botellas de vino sino copas a 10 euros...vaya timo....mejor pedirte una cerveza y punto y es que el vino en Tailandia es prohibitivo.

No puedo explicaros cada uno de los platos que tomé porque como os decía no entendía ni la mitad de lo que ponía en la carta y mucho menos entendía al camarero que venía a explicar, en un inglés chapucero, lo que era cada plato...y es que a mi me entraba la risa y me daban ganas de decirle que se dejara de explicaciones porque no le estaba entendiendo una mierda....

Os comento que en Tailandia, cuando vas a un restaurante y pides varios platos te los traerán todos a la vez. No intentes protestar al respecto porque allí siempre te lo servirán todo a la vez, aunque los platos no entren en la mesa.

Al ser BO.LAN un restaurante de alto nivel lo último que uno se espera es que te sirvan los 5 platos a la vez.....pues nada más lejos de la realidad.

El menú empezó con varios platos al más puro estilo estrella michelín, no en cuanto a sabor sino en presentación. Pequeños bocados que se van comiendo en el orden que el camarero te indica y que me dejaron absolutamente indiferente.

Tras estos aperitivos llegaba el turno de los 5 platos principales que como decía te sirven a la vez. Agobia un poco ver la mesa con tanto plato pero bueno, te acostumbras.

Ninguno de estos 5 platos me pareció nada especial. Todos estaban correctos de sabor, pero no había ningún sabor para el recuerdo y ninguno era mejor de lo que pude comer la noche anterior en el Mango Tree (un tailandés famoso típico para turistas).

El postre consiste en varias frutas que tampoco me gustaron.

En definitiva, que pagué para 2 personas 120 Euros y en absoluto merece la pena. Jamás se me ocurriría volver y no lo recomiendo a nadie.

No entiendo como hay quien dice que la comida es impresionante. Yo no sé si es que soy un ignorante o es que los que dicen que BO.LAN es espectacular son unos farsantes alucinados. Sea una cosa o la otra me resulta imposible entender que alguien pruebe cualquiera de los platos de BO.LAN y diga que el sabor le parece espectacular.

Acabamos a las 23:00 y ya no quedaba nadie en el restaurante.

En fin, 120 euros totalmente malgastados aunque sinceramente no me arrepiento de haberlo probado por muy mierda que me haya parecido.