Ordenar por:

relevancia fecha

26/11/2015

Pescados pijos. Snoopy y divertido. Mejor cocina de la esperable en un local muy bonito. Venid

El Pasatge de la concepció es algo así como nuestro callejón de Jorge Juan, una mini calle por la zona de Paseo de Gracia que acumula un montón de locales pijo-modernuquis dónde puedes comer (en unos mejor que en otros).

Los primeros en llegar, años ha, fueron los del grupo Tragaluz. El último en incorporarse, este Boca Grande y su hermano gemelo de copas, Boca Chica.

Animada barra, mesas sin mantel rollo informal. Local muy bien ambientado, aunque ya un poco visto, cabaret con un toque colonial. Si vivís en Madrid, me recordó mucho al Punk Bach en cuanto a luz y ambiente.

Lleno hasta la casi-bandera, público variado: famosos de sangre azul, fine young cannibals, parejitas aún con el cariño intacto y en general mucha fashion y mucha victim de lo primero.

Mi primer pensamiento: voy a comer mal. Esto es un Marieta o similar. Pues no, no es barato pero se come mucho mejor de lo que uno piensa para ser un sitio de "verydejarsever".

NUESTRA OPCIÓN:

OSTRAS servidas con una vinagreta de lima. Correctas. Entran bien con un vino.

CARPACCIO DE VACA VIEJA. En realidad se trata de carne cruda en lonchas. 4 unidades con un sabor espectacular, perfectamente curada, a medio camino entre la carne y el jamón. Me recordó al de Sala de Despiece. Muy bueno pero 18 eur...es decir la loncha sale 4,5 euritos.

TARTAR DE SALMÓN CON SALSA DE PEPINO Y ESPUMA DE PUERRO. Muy bueno, aunque yo no soy espumero. Se nota que aquí hay buena materia prima. Cantidad escasa para el precio pero de nuevo, calidad mucho mejor que la esperada.

VIEIRAS CON TEMPURA DE ALGA WAKAME. Correcto plato, aunque no me dijo demasiado. La tempura de alga, bien de punto y nada grasienta, pero para mi muy salada (per sé no creo que llevara sal añadida).

MEJILLONES. Servidos con una salsa ligeramente picante. De roca, perfectos de tamaño. Un sobresaliente para un mejillón-lover.

Con cuatro copas de vino blanco raimat y cafés, 105 eur 2 personas. RCP correcta para Barcelona (que es más caro que Madrid) y estando donde está. Bien.

DETALLES QUE NO SE VEN PERO ESTÁN:

Lo primero que ves al acceder es un mostrador bestial con un genero fresquísimo de pescado. Eso no se ve en otros sitios de moda.

Te muestran el pescado del día con una bandeja (en nuestro caso una lubina para dos) y como esto es BCN y la pela es la pela, te lo llevan pesadito y con lo que te saldrá por comensal. En nuestro caso 77 eur para dos personas. Una pasada para los precios de Madrid, pero aquí es lo que hay.

Servicio atento. No se resiente con el local lleno.

CONCLUSIÓN: Buena opción para los amantes de los locales de moda. En éste además se come muy decente. Ideal para reuniones de friends o en pareja. En suma, un local todo terreno perfecto para una escapada en Barcelona. Al lado Boca Chica, muy buen ambiente de copeo nocturno.

03/04/2012

Impresionante por la comida e impresionante por el local

Está en una de las mejores calles de Barcelona, en un pasaje entre Rambla Cataluña y el Paseo de Gracia, al lado de otros restaurantes de moda de la ciudad.

El local es magnífico. Amplio, con los techos elevados, una decoración recargada pero agradable (muy de Barcelona ;-) y un servicio atento. Lleno hasta la bandera y era lunes.

La comida buenísima. El plato de pulpo con patata y papada de cerdo, impresionante. Obligado pedirlo. Las papas arrugadas con mojo, muy sabrosas. La hamburguesa con foie, muy bien también.

Para lo que son todos estos locales de moda, siempre llenos y con gente guapa, pensé que sería más caro. Con cervezas y café, 35€ por persona.

Tiene un jardín interior que en verano debe ser una pasada, muy chulo y muy tranquilo. Supongo que en verano podrás cenar ahí. Al lado está el Boca Chica, el local para después de la cena ir a tomar algo. Se comunica por el interior.

Por cierto, lo más curioso del restaurante; tiene un DJ en el baño. Un DJ físico, pinchando en el baño mixto... contarlo es raro, la verdad es que hay que verlo ;)

02/01/2013

Un timo total?. Todo espuma?

Buena decoración, iluminación, pero esto no quiere decir que sea de buena calidad..Sin manteles, mesas desnudas, servicio "demasiado" cercano,mal vestido, informal, con errores de manual, etc etc.
Sobre la comida.. poco que decir.. Nunca creo que habia comido peor por "tanto" dinero. No creo que fuera un error nuestro o de la comanda, porque viendo lo o como sirvieron en la mesa de al lado, ( croquetas, pescado a la sal, elegido y mostrado , de la propia "pescaderia" que tiene el local..) debe ser común en esa casa.. Al lado, se disculparon en la tardanza en servir el pescado a la sal,luego no lo sirvieron todo a la vez, ya que les habia quedado parte crudo, etc etc.. todo eso,, sí servido al estilo de barraca de feria popular. Playeros, camisetas donde ya se habia borrado el logo de la casa, camareros que parecian de sidreria, con todos los respetos a las sidrerias, claro, o encargados? con malas caras, grandes y.. en fin, nada de mandiles franceses, o brazos izda , hacia atrás,cuando sirven el vino, nada de nada.
Ya cuando pasan estas cosas,ni te fijas en, ni lo soporta la eficaz y decorativa instalación del local. Tienen en el mismo edificio un Apartament de vinos y cócktails, un Boca chica, etc,, todo muy bonito, muy de moda y chic, pero he leido criticas buenas, demasiado, y criticas malas. Estaba mejor quizás, seguro, enfrente de este local tan de moda , el ya clásico pero reactualizado de el Tragaluz. Ambos están al lado de Paseo de Gracia.
Vamos a la comanda, en total una cena más que normal, mala, mala, para dos personas, supuso 89, 25 euros.
Una botella de agua fueron 3,75 euros. 2 cervezas Moritz fueron 6 euros, 2 copas de vino blanco, Afortunado,Rueda, por 8 euros, las dos; el pan tipo coca con tomate, 3,50 euros. Luego una Xatonada, 11 euros,y otra entrada de Burrata, 12. Los principales fueron un pésimo Fish and Chips.14 euros, con un reboce, que mejor ni describir, y unas patatas blandas y aceitadas, oscurecidas. Mi Suquet de rape, 25¡¡,malo, no le iba a la zaga. Sin sabor, y algo gomoso, sin salinidad, y encima con una salsa trabada oscura, no marinera, que se mezclaba con una especie de al i oli, pero sin saber a ajo.. Seguro que hay cientos de establecimientos en la ciudad que lo elaboran como tiene que ser, pero lástima,, me dejé llevar por la imagen del local, o que estaba de moda.. fallo.
Ya algo rebotados, y cansados,, pues pedimos una milhoja,, que como le dije a la chica brasileña, "voy a catarla, si está buena , le pido otra..".Al poco tiempo,,vuelve diciendo que se les habia acabado, e insistiendo siempre en servirnos una espuma- estoy ya cansado de espumas- de crema catalana. Dijimos que no, que mejor una Sacher, que estaba jugosa, trozo pequeño,,y a 8 euros. Como quedamos con gana de dulce, pues nos acercamos a una confiteria famosa, en Rambla Cataluña, que cierra a las 24 horas, no lejos, y allí por 7 euros, comimos dos pasteles, uno de ellos era un Ópera, tampoco estaban muy allá, pero a mitad d precio que los postres del restaurante donde habiamos cenado, cenado mal.

16/02/2014

En el restaurante no he estado, sólo en el pub. Sitio curioso en el que se reservan mesas y es difícil sentarse donde uno quiere. El personal muy atento pero las copas caras (unos 15 €)

28/11/2011

De camino a El Japonés no pudimos evitar entrar a echar un vistazo al local porque nos pareció un espacio muy agradable, de los que invitan a entrar.
Bar de ostras.
En el jardín interior se debe estar de lujo.