En nuestro establecimiento encontrará toda la experiencia de más de 40 años en el sector de la hostelería. Negocio familiar fundado en 1966. En 2006, Francisco Bravo y Concha Ortega toman las riendas de Bocaíto, manteniendo en sus fogones la esencia de las cocinas castellana y andaluza. Nuestras especialidades: tost...

Ordenar por:

relevancia fecha

18/06/2013

Da gusto comer aquí

No me canso, ni creo que me canse nunca, de Bocaíto. Para mí es como volver a casa. Me gusta ir a diario. Tienen guiso del día y en invierno eso se agradece.
Ya conozco al personal y se hace agradable ir y que te pregunten qué tal. Los dueños son encantadores. Es un sitio familiar.

11/05/2011

cocina casera, auténtica y de (alta) calidad

En un barrio convertido en el epicentro gay de Madrid sobrevive el Bocaito, un local por el que no pasa el tiempo y en el que podría haber cenado Paco Martínez Soria... que igual cenó y todo!

El local es... bueno, cañí/zarzuelero/abigarrado/muertealminimalismo, todo en uno. Sillas de enea, camaremos eficacísimos y rápidos y siempre abarrotado de gente, ruidoso y apretado. Cocina española, sin miramientos con toques andaluces en la fritura -magnífica por otro lado. Adoración de la caloría, de platos y materiales inmemoriales (gambas al ajillo, croquetas, boquerones, morcilla!, entrecot... pero todo rico, muy bueno. Carta de vinos sorprendente por la variedad y por los precios, todos a partir de unos 18-20 euros. Así el precio medio sale por 40-45 a la que te descuidas

21/02/2011

Fantástico, desde 1966

Uno de esos sitios de comida tradicional y buen servicio que milagrosamente aún sobreviven entre los muchos malos restaurantes de comida de diseño de Chueca.

Es junto con el restaurante Extremadura (11870.com/pro/restaurante-extremadura) y Casa Salvador (11870.com/pro/restaurante-casa-salvador) uno de los sitios dónde aún es posible comer bien por el barrio.

Recomendaría los huevos rotos con chanquetes, una combinación que sorprendentemente funciona muy bien.

La decoración es como sacada de una peli de los años 60, pero bien mantenida. Un lugar idóneo para llevar a extranjeros para que vivan el sabor cañí del viejo Madrid en un lugar de verdad, sin turisteo y donde aún se come bien y a buen precio. Comer sale por unos 35-40 euros.

Servilletas y manteles de tela.

08/12/2008

tapeo de primera

Muy buen tapeo para comer de pie en la barra.

Vinos y cañas.

Atención a los postres.