Ordenar por:

relevancia fecha

08/02/2018

Producto, cocina y saber hacer

7 febrero 2018

¡Y otra vez muy bien!

Julio 2017

Gran comida hoy en LA BODEGA DEL RIOJANO, un clásico de #Santander que además de ser un sitio precioso puede presumir de tener una magnífica cocina tradicional cuidada al detalle y con gran producto a cargo de Alex Ortiz Cayon y de un fantástico servicio de sala liderado por David Corredera, de los de verdad.
Iniciamos la comida con un espléndido tomate de cantabria con anchoas, una cremosa croqueta de bonito y huevo y una maravillosa ensaladilla rusa, de esas por las que volveré una y mil veces. Todo ello acompañado de buen pan de verdad.
La vieira gallega en crudo, simplemente sopleteada, me fascinó tanto por sabor como por textura. La fritura y calidad de los bocartes es deliciosa al igual que los fresquísimos maganos simplemente a la plancha acompañados de un gustoso guiso de patata y cebolla en su tinta, quizás de cantidad excesivamente grande para un acompañamiento. Del huevo frito canónicamente con jamón ibérico, puré de patata al estilo de Robuchon (para comer a cucharadas) y trufa de verano rallada no creo que sea necesario hacer ningún comentario. , Armonías que funcionan y goce absoluto.
Como pescado una perlada....

PARA LEER TODO: facebook.com/ClaraMasterchefEspana/posts/1834260719933943?ref=n...

1Falces

Qué pinta esos bocartes, habrá que catar

13 de julio de 2017

Miss Migas

Cátalos, pero los tienen según el día, su fritura era de diez y el producto de 12. Desde luego la ensaladilla es obligatoria, y me han dicho que la tortilla de chorizo y callos que hacen por la noche es brutal.

13 de julio de 2017

Te recomendamos:

03/08/2017

Sitio muy interesante en Santander

Hemos comido hoy en este restaurante, al que veníamos sin reserva y por haber llegado pronto hemos conseguido mesa. Me ha gustado mucho. Es un local decorado tipo mesón ilustrado con mesas amplias en las que uno se siente muy confortable. La comida, muy buena todo. Tomamos de entrantes ensaladilla rusa y croquetas de bonito y huevo, y de segundo yo tomé cachon en su tinta, rico y probamos también el atún en una salsa de soja que estaba espectacular. También probamos la costilla de cerdo ibérico en salsa barbacoa, buena.. De postre tarta de chocolate. El servicio rápido y atento, aunque al final de la comida, como el restaurante estaba lleno, se saturaron un poco y tardaron mucho en traer los cafés. Sitio interesante y recomendable.

18/10/2017

Cocina tradicional con toques de modernidad

Octubre-2017

Pero que bien se come y que buen trato deparan en BODEGA DEL RIOJANO

Restaurante con amplio reconocimiento y que figura entre los lugares "clasicos" de Santander. Aquí ofrecen una cocina tradicional no exenta de guiños de modernidad.

Un lugar muy recomendable

facebook.com/comercongusto.es/posts/714645378738187

20/08/2016

Bodega

Comida Domingo Julio 2016

Bodega tradicional, algo oscura. Local correcto.

Serían 3,5 estrellas altas por esa pedazo de cecina.

TARRO DE PASTEL DE CABRACHO CON SALSA TARTARA. Un poco insulso, sin gracia salvo por la que le da la salsa tártara. No está malo si te gusta muy muy suave, sino no lo recomendaría.
SARDINILLA "SPUTNIK". Una sardina en lata con una salsa brava. Prescindible.
ANCHOAS. Muy buenas.
RABAS. Buenas
CECINA. Absolutamente espectacular. Delicioso y volvería solo por ella. Cortada finísima y perfectamente aliñada.

ATENCIÓN. Correcta pero sin grandes atenciones. Al menos en las mesas altas.

16/08/2014

Calidad en el Rio de la Pila

El Rio de la Pila lleva ya muchos años en los que han abierto varios sitios y la gente vuelve a tomar copas para apartarse un poco del barullo y turisteo del cañadio, sin duda uno de los mejores y las míticos sitios son Los Riojanos, como lo suele llamar todo el mundo.

Esta al principio del Rio de la Pila, nada más entrar da la sensación de que no es una bodega tradicional, el ambiente que se respira, los camareros que están atentisimos a la gente que entra, las cuñas pintadas, los platos de jamón recién cortados, todo hace que cambie un poco el concepto de bodega tradicional.
Ya una vez entras a la amplísima sala del comedor te das cuenta que estas es una bodega diferente.
Fuimos a cenar 10 personas, por lo que nos pusieron en una mesa amplísima en mitad del salón, tienen mesas también dentro de la cocina, que puede ser un puntazo también para los más amantes de la gastronomía.

Queríamos pedir todo para picar así que pedimos unas cuantas raciones y algún plato todo para compartir.

CROQUETAS DE JAMÓN Y CECINA: Bechamel en su punto y fritura perfecta, las de cecina tenían un potentitisimo sabor

ANCHOAS DEL CANTÁBRICO: Estaba una maestra a la entrada limpiándolas así que pedimos una ración para probarlas, punto de sal y aceite perfecto, para los amantes de las anchoas es una buenísima opción.

HUEVOS CON HABITAS Y JAMÓN: Quizá el plato más flojo, estaba bueno, sin más.

TACO DE ATÚN A LA PLANCHA CON PISTO; Punto de atún perfecto, buena ración.

PIMIENTOS RELLENOS; Una señora ración de pimientos, están buenísimos aunque demasiado contundente.

RABO DE TORO; sin duda de los mejores platos de la noche.

Estábamos ya hasta arriba porque las raciones están muy bien, pero faltaban los postres que tenían una pintaza.

ARROZ CON LECHE; un poco líquido aunque de sabor bueno.

LECHE FRITA: Bestial!!!

TARTA DE QUESO CASERA; Estaba de cine, tanto que repetimos.

MOUSSE DE HIGOS CON HELADO; El sabor era un poco flojo, tenía más sabor el helado que el MOUSSE.

Con Todo esto y 2 botellas de Rioja y unas cuantas Cañas y aguas salimos a 24€ persona , un precio de lujo que sin duda hace que sea un lugar buenísimo para cenar de cine con buena calidad.

12/02/2014

Deliciosa comida riojana aderezada con el carácter santanderino.

Clásico restaurante de la ciudad de Santander (y uno de los mejores), situado en el corazón de la zona de ambiente de esta capital y a escasas calles del Paseo de Pereda. Magnífica decoración rústica castellana, orden, limpieza y deliciosos platos de cocina tradicional.
Muy recomendables casi todos los platos, especialmente el rabo de toro, los caparrones (alubias rojas), el bacalao, las anchoas y el risotto de boletus y carrilleras, además de los postres y los vinos. No tanto los ibéricos o el chuletón, con el que no suelen conseguir el punto (ni de parrilla ni de macerado). No se echan en falta más platos en su escasa carta porque casi cualquier opción es un valor seguro (y abundante).
El trato suele ser exquisito salvo si uno va acompañado de niños pequeños (incluso advirtiendo previamente de este aspecto al hacer la reserva) aunque éstos no sean ruidosos ni alborotadores, momento en el cual al servicio se le alarga la cara y pierde sus modales por completo. Lo que en otras ocasiones había sido profesionalidad, esmero y puntualidad (siempre, claro está, con la sazón del paradójicamente seco carácter santanderino), la visión de los tiernos infantes convierte en negligencia y desatención.
El precio quizá algo excesivo, pero el homenaje merece la pena de vez en cuando si se pasa por Cantabria.

26/01/2013

Puntuación 7

Un sitio muy coqueto y por lo visto muy típico de Santander que me ha resultado muy agradable. Lástima que la calle donde se ubica no es de las más bonita de la bella Santander. Tomamos unos esparragos con sepia que estaban ricos y luego rape y lubina. Muy ricos ambos, pero la salsa del rape un poco fria y la guarnición de la lubina, que era calamares en su tinta, estaba fría. Bomba de chocolate para reventar. Recomendable por la experiencia del sitio. Muy amables porque no había sitio y nos brindaron una mesa. La gente no paraba de entrar incluso sobre las 11:30pm. Se me olvidaba mencionar, uno de los mejores pacharanes que haya tomado en mi vida. Por no decir el mejor.

23/01/2012

como el rio de la pila vuelve con fuerza, el riojano se convierte en una excelente alternativa para salir a cenar, aunque ni con la mala racha que ha pasado la zona, el restaurante ha bajado ni una pizca de su tirón. Estupendio sitio.
De entrantes cedina y croquetas de mejillones y gambas. De platos proncipales: solomillo, pimientos rellenos, solomillo ibérico con verduritas y lomos de bonito. Todo buenísimo. Con dos botellas de Dehesa la granja y tres postres, a destacar la torrija de sobao pasiego, a menos de 40 euros por persona.
El ambiente estupendo y muy buena separación entre aunas mesas y otras. Servicio atento y profesional.

27/04/2011

Excelente relación calidad/precio/local

Es un clásico que no falla. Además de la buena barra de pinchos, el comedor es muy agradable. Techo alto, decoración clásica tipo antigua pero agradable. Está iluminado con mucho gusto.

La carta es breve, muy tradicional, pero los platos no defraudan. Cantidades abundantes, buen servicio, buena presentación y todo muy rico. La carta de vinos es sencilla, con vinos casi todos por debajo de los 20 euros y con precios muy ajustados.

Cena para dos (abril 2011): ensalada de bacalao al pil pil para compartir, rabo de todo (magnífico), lomo de atún (bueno), torrija de sobao pasiego con helado, agua, vino Picardo reserva 2005 (Rioja; recomendación del maître; 16,50 euros; bueno por ese precio) y un café: 75 euros.

Por la comida y por el sitio, un precio estupendo.

23/09/2009

Mesón de buen comer

Espectacular sitio. Mesón de los de antes. Viejo, vetusto, que nos hace viajar a lo antiguo. Barriles, mesas de madera, bancos, piedra, poca luz,...

Sitio encantador, tranquilo, de buen comer, mucha calidad. Comida sencilla pero riquisima. Entremeses, riquisimo jamón, excelentes rabas, ensaladas,... buena carne y pescados. Recomiendo el solomillo.

Posee barra más entrar. Donde se encuentran los barriles decorados, mesas para raciones,... y después se encuentra el comedor.

Hay que reservar. Suele acercarse gente conocida y famosa.

Se encuentra en el comienzo de la mítica Calle del Río de la Pila, zona de fiesta, con garitos alternativos. También se encuentra cerca de la zona de fiesta, Calle Santa Lucía y Plaza de Cañadio.

06/03/2008

Álvaro lo descubrió en marzo de 2008

Estupendo bar en el Rio de la Pila

Me encanta este sitio, llevo yendo desde que soy pequeño y creo que no ha cambiado mucho.

Recomendado la cecina de ciervo, espectacular