Bodegas y Hotel Marqués de Riscal

Ordenar por:

relevancia fecha

21/03/2017

Estrella rodeada de viñedos

Queria que la opinion del restaurante 100 que hago en 11870 fuese algo especial, algo distinto y aprovechando que estaba por la zona, me decante por comer en uno de los restaurantes del hotel Marques de Riscal en Elciego.

Como ya sabreis, hay dos restaurantes, uno mas "clasico" que se llama 1860 Tradición, y el gastronómico, estrella michelin y asesorado por Francis Paniego.

Pues bien, creo que no habia duda asi que puestos a disfrutar, a por el segundo.

El restaraunte tiene 3 menus degustación, uno de 18 pasos, uno de 12, y una edición especial X aniversario. La elección fue este ultimo asi que...

Alla vamos...

1. Sarmientos - Trampantojo en el cual se quiere ilustrar esta parte de la cepa de la vid. Pan con queso y tinta de calamar que para empezar, brutal. Emplatado perfecto.
2. Croquetas - Famosas croquetas de Echaurren traidas a este restaurante.
3. Carpaccio de Cigala - Sobre una base de ajoblanco y tomate, el carpaccio de cigala en su punto.
4. Hierba Fresca - Plato muy vistoso con distintas texturas que fue algo sorprendente. Espuma, tierra y virutas que encajan perfectamente.
5. Mediterraneo - Plato fresco, ensalada a base de pepino con toques de aguacate perfecta para cambiar de sabor y darle paso a los dos platos mas importantes de la carta.
6. Merluza a la Romana confitada a 45º - Merluza en su punta, exquisita, sobre unos pimientos verdes asados y con una sopa de arroz. Plato tambien famoso de Echaurren.
7. Bombón de cordero glaseado - Para mi, el mejor plato del menú, puro sabor a cordero con toques de jengibre. Perfectamente distribuido con un pure de castaña que acompañaba de cine a ese sabor potente del cordero.
8. Tosta templada con queso de cameros - Postre perfecto. Queso cremoso acompañado de un toque de manzana y un helado de miel.

Mención especial al carrito de tés, plantas totalmente naturales cortadas al momento que sorprenden y sinceramente, les hace ganar muchos puntos.

Todo esto, acompañado de un Finca Torrea, que para mi es el mejor vino relacion calidad/precio de la bodega.

Experiencia de 10 muy recomendable.

07/09/2015

No es barato pero merece la pena

Experiencia simplemente perfecta, es un oasis de paz desde que llegas su objetivo es simplificarte la vida y dejarte llevar por las emociones. La habitación con vistas al viñedo de las mejores que he estado en mi vida, te reciben con un vinito de la casa, además la habitación cuenta con sistema de música y juego de luces para poner el ambiente perfecto.
La cafetería tiene horario non stop, lo cual es excelente, además se come muy bien… cosas simples pero bueno por lo menos puedes comer a las 17 pm.
El Spa, tal vez es la parte que más flaquean, si bien es un espacio también muy agradable se compone básicamente de una piscina, un jacuzzi y un hidromasaje. Esto para mi no es un SPA, pero bueno es mi simple criterio. Adicionalmente tiene una terraza con vistas al viñedo exquisito para tomar un rato el sol.
Respecto a la visita a la bodega, esta ok en general es corta y ofrecen una pequeña catar.
Como sugerencias: Spa tal vez deberían incluir más chorros de hidromasaje y piscinas de contraste, eche en falta iluminación en la noche en los viñedos (se queda esa parte muy oscura) y que la zona de Biblioteca – Bar – Terraza había demasiada luz (y es un sitio para aprovechar y ver las estrellas) además le faltaba un hilo musical o similar.

10/03/2014

ESTRELLA MICHELÍN EN UN PRECIOSO ENTORNO

En La Rioja hay tres restaurantes con estrella michelín: VENTA MONCALVILLO (1 estrella y a 20 minutos de Logroño), PORTAL DEL ECHAURREN (2 estrellas y en Ezcaray, a 40 mins de Logroño) y MARQUES DE RISCAL, del que ahora os hablo.

Respecto a cuál es mi favorito, durante los últimos 2 años el que más me gustaba era Moncalvillo pero una reciente visita este marzo 2014 al Portal del Echaurren me ha dejado asombrado, ocupando sin duda ahora el puesto como mejor restaurante de La Rioja.

Volviendo al MARQUES DE RISCAL, este se encuentra en Elciego, a unos 20 mins en taxi desde Logroño por lo que merece la pena no coger el coche y así beber tranquilamente. Esta zona de Elciego y Laguardia es muy bonita, sobre todo en primavera-verano cuando están todos los viñedos llenos de uva.

El restaurante se encuentra dentro del complejo MARQUES DE RISCAL, un edificio muy famoso por ser muy parecido al Guggenheim.

En este enorme complejo se encuentra la bodega por un lado y, dentro del edificio moderno, tenemos el lujoso hotel y el restaurante.

Para aprovechar un poco el viaje hasta Marqués de Riscal desde Logroño, decidimos realizar antes de comer una visita a la bodega. Cuesta 10€ y me pareció un peñazo. Empiezan con un video que para eso lo ves en youtube y luego te van pasando por varias estancias de la bodega donde sin duda la más interesante es la bodega subterránea que es lo único por lo que merecería la pena. La visita acaba con una cata de un blanco, un crianza y un reserva. Son ya varias las visitas que he hecho a bodegas por La Rioja y la que más me ha gustado es la de Vivancos, si bien como bodega antigua, la de López de Heredia es única. Por cierto, en todas las visitas hay siempre entre los asistentes dos sujetos: el que va de gracioso haciendo todo el rato coñas que no tienen gracia y que solo le ríen sus amigos, y el preguntón/sabiondo que siempre responde sin tener ni puta idea a las preguntas que lanza el guía al grupo.

Tras esta visita, nos fuimos ya al restaurante gastronómico Marqués de Riscal, el cual tiene 1 estrella michelín y está asesorado por Francis Paniego quien tiene 2 estrellas con Echaurren (Ezcaray).

Aparte de este restaurante, hay un bistró, llamado bistró 1860. Hombre ya que vas a comer aquí, no ir al restaurante gastronómico no tiene perdón.

Volviendo al restaurante gastronómico Marqués de Riscal, es bastante amplio. Sin duda las mejores mesas son las pegadas a los grandes ventanales que ofrecen una preciosa vista de los viñedos y del campo riojano. Obligatorio reservar mesa con vistas. Te cambia la comida.

Existen dos menús, el corto llamado Torrea a 70€ y el largo llamado Chirel a 85€. Ya sabéis que siempre siempre hay que pedir el menú más largo.

Voy a ir contando el menú:

Como snacks te sirven unas tejas de pipas y pan de aceitunas negras, un suero de tomate a modo de cerveza, una lata de caviar de vino tinto, una sardina con pan y queso, y la croqueta del Echaurren que pasa por ser de las mejores del país. Entretenido snack donde junto a la croqueta habría que destacar el caviar y la sardina.

La segunda fase del menú se llama Tapas y sirven:

Carpaccio de gamba roja sobre tartar de tomate y ajoblanco. Plato ya bastante visto en restaurantes de estrella michelín pero que siempre gusta.

Cigala a modo de ensalada de vegetales sobre una base de almendras y un fondo de crema de puerros. Diminuta pieza de cigala que te deja con la miel en los labios.

Remolacha asada a la al sobre tierra, tallarines de sepia y esfera de yogurt. Plato que nos sorprendió, mejor que las dos otras tapas.

Kokotxas en caldo untuoso con patata, panceta y perejil. Enorme y excelente pieza de kokotxa hecha a la brasa.

La tercera fase del menú consta de dos platos:

Láminas de bacalao con un ligero gusto de parilla, siemprevivas y carbón. Pese al buen toque de la parrilla, es un plato que pasa sin pena ni gloria.

Y acaba el menú con el clásico entre los clásicos en los restaurantes con estrella: Pichón asado al momento sobre concassé de pera y lima. Muy bueno.

De postre, empezamos con una espectacular tabla de quesos que hay que pagar aparte.

Y postres incluidos en el menú, un Mojito con plátano y menta que estaba sin más, y mucho mejor la Tosta Templada con queso de Cameros, manzana y helado de miel.

Tras esta comida, salimos a la terraza que tienen en la planta de arriba donde si hace buen tiempo puedes tomarte un buen GT viendo el atardecer del campo riojano.

En resumen, una comida de bastante buen nivel que por estar en esa excelente ubicación como es la bodega Marqués de Riscal, recomiendo que todos conozcáis.

Precio final, bebiendo vinos de la propia bodega que encima no están especialmente baratos (no tiene sentido el estar en Marques de Riscal y que no te ofrezcan a precios bajos los vinos de la propia bodega) son 110€ por barba.

Como creo que más se puede aprovechar este restaurante es haciendo un plan completo de fin de semana que incluya alojarse en el hotel, relajarse en su SPA, visitar la bodega y pasear por Elciego y Laguardia. Me parece un plan perfecto para tortolitos.

30/08/2011

Un capricho!

La verdad es el conjunto es un capricho en dos sentidos, como conjunto arquitectónico y como restaurante. El edificio es espectacular, merece la pena ir hasta allí solo para visitarlo y disfrutar de él y de los alrededores. El resturante, o mejor dicho culquiera de los dos restaurantes, son de una calidad estupenda, eso sí con un precio acorde. El "barato" está en torno a los 50€ por persona si no tomas el menú degustación regional, si no sube un poco más hasta 60€ pero merece la pena. Los potajes (hacen uno distinto cada día) son espectaculares, el tartar de tomate con langostinos y ajoblanco, las manitas de cerdo deshuesadas, y por supuesto los vinos de la propia bodega no se puede dejar de probar. A los golosos les recomiendo que se dejen aconsejar por los camareros que son, además de educados, encadores. La milhojas de queso fresco de la zona con manzana y helado de miel sabe tan bien como suena.

12/11/2009

Bien

Para una ocasión especial.

La comida, bien, sin mas, nada excepcional pero muy aparente (y cara), realmente no es el tipo de comida que me gusta, pero bueno a nadie no le gusto...

El servicio a nivel de gran restaurante, cubertería de diseño, platos de diseño, en fin...

Desde luego lo mejor de largo el establecimiento, una preciosidad y ademas si no vas al restaurante, solo en la visita al museo y a la bodega no te puedes acercar al edificio (bueno si estas hospedado en el hotel si), el cual es una versión pequeña del Guggenheim (estos arquitectos de renombre parecen que viven de una sola idea).


Lo dicho, para una ocasión especial.

14/04/2010

Un sitio perfecto para desconectar el mundo un fin de semana y dejarse cuidar en el SPA.

El complejo lo componen cuatro edificios relativamente independientes: Bodega, Hotel y restaurante, Spa, Salón San Vicente.

La visita a la bodega no incluye la visita al hotel, al que si puedes entrar para tomar algo en su cafetería situada en el último piso (y pagar la friolera de 5€ por un café) o a uno de los restaurantes (gastronómico o Bistró 1860).

El SPA gestionado por Caudalie está comunicado por una pasarela con el edificio del hotel. El circuito termal es pequeñito (dos piscinas y un baño de vapor) y la mayor parte de los tratamientos se practican con vinoterapia. Como no podía ser de otra manera, hay cestitos de uvas por todo el spa, además de te verde y agua.

El Hotel pertenece a la cadena Luxury (Starwood) y el acceso a las instalaciones está restringido a los huéspedes. Hay apenas 40 habitaciones y aunque la suite principal (Suite Gehry) está sobre el SPA, las vistas de las habitaciones del edificio tienen más luz y mejores vistas, aunque son ligeramente más pequeñas por lo anguloso del hotel.

Salón San Vicente: Para bodas, banquetes y celebraciones en general, gestionado por el hotel.

Muy recomendable el restaurante Bistró 1860 y el desayuno, con pan de Elciego y productos de la tierra.

26/12/2008

Simplemente espectacular

Desde que llegas al hotel sabes que estás en un sitio especial. Un edificio único, muy bonito, y un servicio acorde con la categoría del hotel que alberga.
El hotel se divide en dos alas unidas por una pasarela: el ala Gehry y el ala del spa.
El ala Gehry es el edificio principal y emblemático y es la que nosotros recomendamos. En la planta baja se sitúan la recepción y la vinoteca. En la primera planta están las habitaciones, en la segunda los dos restaurantes, el bistro 1860 y el gastronómico. Por último, en la tercera se encuentra la biblioteca, zona de estar con chimenea y terraza, donde se puede leer, tomar una copa, fumar un puro, etc.
En el ala del spa se encuentran más habitaciones y en la planta inferior el spa gestionado por Caudalíe, empresa francesa pionera en la Vinoterapia.

16/04/2010

Espectacular!!!!!!! :)

La visita guiada está bien, dura unos 90 minutos y enseñan las bodegas explicando todo el proceso. Se toman 2 copas de vino, uno blanco de rueda y uno tinto reserva 2004. Muy interesante y muy buenos los vinos... sólo eso ya merece el precio de la visita (10 €/persona)
En uno de los restaurantes se come bien, sin mas, nada excepcional pero muy aparente (y cara), eso sí gran servicio con cubertería de diseño, vajilla de diseño, cristalería de diseño.

El edificio es impresionante.
También tiene hotel y SPA, pero no los probé, así que no puedo opinar. Lo que sí puedo decir es que seguro que ambos son carillos. Vamos para darse un buen capricho.

Muy recomendable para una ocasión especial. Eso sí, preparad la cartera o la visa, jejeje.

11/12/2010

Íbamos a una visita guiada particular y no llegamos a tiempo. Después quisimos entrar a la cafetería del hotel y nos dijeron que no estaba permitido (anteriormente tampoco me dejaron hacer fotos del hotel) ya que es sólo para clientes alojados. Después nos dejaron entrar cuando les explicamos la situación y pudimos ver el hotel más cerca y tomar algo en la cafetería. En concreto, unas copas de vino de Marqués de Riscal, una edición especial o algo así, que después compramos en la tienda.
El sitio y el trato me gustó mucho, por lo que no descarto ir algún día... aunque los precios de las habitaciones me parecieron muy elevados, por muy chulo que sea el hotel los precios me parecían un poco exagerados.

24/01/2012

Restaurante gastronómico Marqués de Riscal: Excelencia en Rioja

El comedor del restaurante gastronómico del Hotel Marqués de Riscal es espacioso, con ventanales y vistas a Elciego Se puede vivir una experiencia inolvidable en el magnífico hotel de Marqués de Riscal, cuyos propietarios lo son también de una de las bodegas con mayor tradición pero a la vez de las más inovadoras de Rioja. Su Spa, su sala de catas, su “sacristía”, sus vistas, su arquitectura… evocan todo un mundo de [...]

Ver crítica completa en conmuchagula.com/2011/12/09/restaurante-gastronomico-marques-de-...

03/12/2008

Impresionante Edificio y el Restaurante

Asistí allí a una boda y puedo deciros que el lugar fue perfecto, el cocktail maravilloso, y la cena una pasada. Todo estaba perfecto aún teniendo en cuenta que eramos unos 200 invitados.
Os lo recomiendo.