Bollywood Tadka

Tu mejor restaurante hindú en Madrid. Ven y disfruta de nuestros mejores platos preparados por nuestros expertos cocineros, junto con un ambiente relajado y un trato exquisito, que harán de tu paso por Bollywood Tadka una experiencia inlovidable.

Ordenar por:

relevancia fecha

23/05/2017

Sorprendente Indio de verdad

Fui porque esta cerca de casa, sin ninguna pretensión, por aquello de quitarse el mono de picante, y la verdad que me sorprendió. Fui con los niños y para ellos pedimos pollo con no se que salsa, que estaba rico, nosotros pedimos okras, que estaban impresionantes (picantes) y un curry de champis (de lata....) que se nos ocurrió decir que fuese picante, un nivel de picante muy muy alto (rico, rico). Vamos un indio de verdad. Y de postre helado de mango con no sé que, que estaba muy bueno. El servicio cercano y agradable

30/07/2015

Wow pure Indian Food

Que buen descubrimiento.

En primer lugar está en un barrio tranquilo y si puedes coger mesa en la terraza perfecto.

Muy fieles a la típica cocina hindú. Se adaptarán a tu paladar. Generosos en las raciones y buena relación calidad precio. Vale la pena el menú degustación por algo más de 24 € y también tiene menú a medio día.

Es perfecto tanto para ir en pareja, con familia como con amigos.

18/12/2013

Un hindu mas

PUes que quieren que les diga, para mi la maxima atracción de este Bollywood Tadka es que esta cerca de mi casa, por lo demás no hay muchas diferencias con los hindus de Lavapies... quizas en el precio que es un poco mas elevado, pero poco mas...

27/08/2013

No me esperaba ni la atención, ni la comida de este nivel, en un sitio como este. Me encanta la comida india, pero soy más de ir al típico hindú baratillo de lavapies (quien viviera en londres donde en cualquier cutre hindú comes comida de verdad) que al modernillo descafeinado del que no sales oliendo a especias, es más caro y en el que la comida te deja indiferente.

Lo tenía visto de haber ido a comer al chino de al lado varias veces, y un día que había terminado los recados de medio día antes de tiempo, entré a comer yo sola. Más camareros por persona que un restaurante de lujo en la India, muy muy atentos, muy pendientes y queriendo ayudar desde el primer momento. Me pareció muy rico, pero llendo sola casi no pruebas nada...

Volví el otro día con una amiga y reservamos a través de su web (te dan un 20% de descuento). Nos sirvieron unos papadoms con salsas para picar y después pedimos un par de copas de vino, unas samosas que yo sólo había probado antes en casa de una amiga india o en Bombay Brasserie, bueniiiiiiiiisimas. Un pulao con frutos secos perfecto, un poco dulce, un poco salado, el contraste perfecto para los curries a los que acompañaba. Un curry poco picante de langostinos con tamarindo que estaba buenísimo y un curry de espinacas MARAVILLOSO y muy picante (culpa mía: Que sí que sí que lo quiero picante. Pero picante de aquí o picante de verdad señorita? Picante de verdad... Pues eso, picante... pero buenísimo). Por último un naan con cebolla muy rico también.

No tomamos postre pero si dos poleos y salimos llenas. Y eso que nos hicieron quitar un entrante (un detalle, en otros sitios te dejan pedir y dejarte la mitad en la mesa...).

Por último unos anisillos de esos que comen ellos sin parar para refrescar o rebajar la comida.

A veintialgún euros por barba. Para repetir sin duda.

19/07/2012

Dicen que uno de los grandes éxitos de la comida china es la forma en la que supo 'occidentalizarse' y adaptar su gastronomía a platos que gusten a cualquier persona en occidente.

Por contra, está claro que otras disciplinas (como por ejemplo la hindú) ha preferido mantenerse fiel, como es el caso de este restaurante. ¿Problema? que a mucha gente -como por ejemplo yo- este tipo de comida nos resulta excesivamente hostil.

Intenté pedir platos que no picasen y lo cierto es que la sensación de que 'picaba hasta el pan' fue muy notable.

El sitio está bien, con una decoración correcta y el precio es bastante elevado.

Mi conclusión es que, para ir una vez a modo de visita exótica puede estar bien pero quien vaya ha de tener claro que la comida le puede resultar excesivamente fuerte