Entre Matadero, Madrid Río y el Planetario dirigido a todos aquellos que consideran un lujo comer casero a un precio asequible.

Ordenar por:

relevancia fecha

11/01/2013

Actualización (2 de enero de 2013)

Suelo ir bastante a menudo a cenar, pero he ido hoy a probar el menú del día acompañado de unos familiares y, con bastante pena, tengo que decir que ha estado muy mal :(

El tatín de berenjenas con brie eran 2 ¡dos! tristes rodajas de berenjena sobre una especie de pan de pita bastante reseco. Sobre la berenjena un trocito pequeño de queso de cabra (no les quedaba brie) que también parecía un poco pasado, la verdad.

La crema de cebolla era en realidad una sopa bastante aceitosa. Los rollitos de pollo estaban bien, nada que destacar, pero el risotto muy muy pasado.

El arroz con verduras aceitoso, muy salado y un poco duro... pedimos algo de pan y nos pusieron un bollito muy muy pequeño.

El servicio como siempre muy bien, pero la comida un desastre.

---

Probamos la tabla de panes con tabulé, hummus y tapenade, unas hamburguesas y un sandwich de la pampa. Buenísimo todo.

El tiramisú y el brownie eran de dar gracias a Dios, o algo.

Tenía los sentidos un poco saturados, pero creo que escuché a los Beatles.

18 euros por persona (con unas cerves). Instant fan.

06/06/2011

Económico y coqueto, pero buen servicio?? Va a ser que no.

Es un local pequeñito y bien montado en la zona de Legazpi, donde la verdad no abundan los sitios donde se coma bien. Los precios son muy correctos y la comida está bien calidad/precio, aunque debo decir que la famosa hamburguesa argentina me decepcionó (para mí que la del vips la iguala o supera, y esto no es un halago). Los postres estaban muy bien, en especial el brownie.
Eso sí, en el trato pincharon completamente. No espero que me hagan la ola en ningún lado, pero hay un montón de pequeñas cosas que se pueden hacer:
-¿Se tarda 20 minutos en traer a la mesa un quiche que ya tenéis hecho? Supongamos por un momento que así es. Por lo menos puedes disculparte por el retraso.

-Si hay dos comensales y traes una botella de agua, tráete también dos vasos, ¿no? Queda bastante feo traerte solo uno.

-Sobre todo, si ves que el niño de la mesa está llorando es un momento malo para ir a pedir la comanda. Y si lo haces dos veces parece que estás intentando tocar las narices.

No volveremos.

Juanjo

Realmente te entiendo Gallo, alguna de las empleadas de este local es bastante tocahuevos.

16 de diciembre de 2012