Ordenar por:

relevancia fecha

30/10/2017

Un VIPS venido a "más". Lo único el local

Fuimos ayer 2 familias con 4 niños a Cabaña Marconi. La atención normalita, local bonito y la comida muy cara para la calidad ofrecida. La ensalada de tomate consistía en 10 rodajas de tomate cortadas con mandolina tan finas que no se podían ni coger. Los calamares mal rebozados y fríos. Las albóndigas poco caseras y con puré Maggi. El filete empanado duro. La fondie de quesos nada destacable, te la ponen con unos trozos de pan monumentales para mojar, poco atractivo. Los segundos platos que pedimos (hamburguesa, steak tartar, tacos mexicanos y tacos de solomillo con salsa de champiñón) estaban correctos pero con la misma calidad que te puedes encontrar en un restaurante del grupo Vips, sin el precio de un Vips. Cuando llegó la cuenta, 226 eur nos quedamos helados. No volveremos, en resumen local bonito y comida muy cara para la calidad que ofrecen.

19/07/2016

Sitio escondido en El Encinar, pero interesante

Es un restaurante que esta en El Encinar de lo Reyes un poco escondido, de manera que si no conoces el sitio no es fácil llegar. La comida no es nada especial, pero es un sitio agradable y con buena relación calidad-precio. Para mi gusto, en los meses que el calor aprieta, es mejor comer dentro que en la terraza cubierta , donde como te de el sol, te fastidia la comida. Por lo demás es un sitio interesante y discreto.

29/03/2016

no se si merece la pena el viaje

si vives en Madrid ir a cenar a Cabaña Marconi es como irse de excursión a Burgos. Quizá sea un poco exagerado pero en mi caso tiene que haber un motivo potente para elegirlo. El local es precioso, mesas redondas para grupos grandes (bien!) servicio amable (bien!) carta muy generosa para todo tipo de comensales (veganos, vegetarianos, carnivoros... encajan todos) y buena carta de vinos. La burrata tartufata está magnífica y el rape preparado en delicias al mismo nivel. El filete a la plancha es infame: duro como una piedra, materia prima regulera y mal preparada. Definitivamente no lo volvería a pedir. No acerté y quizá por eso me quedé con cierto pesar respecto al sitio. Pocas cosas puede haber más sencillas en teoría que poner un filete :(

Postres ricos. Precio medio 35-40€. Clientela muy del barrio (entendiendo bario como Encinar de los Reyes, Moraleja, urbanizaciones del norte de Madrid...)

20/07/2016

Picoteo en El Encinar

Bonito sitio en la Moraleja en el que se come muy bien y a buen precio.

En verano tienen una terraza muy chula donde la verdad, se esta muy bien.

Perfecto para grupos y picar algo.

27/03/2016

el local es singular y muy especial, de esos acogedores, en los que uno se siente como en casa

el servicio, en especial en nuestra segunda visita, cercano y atento

la carta muy variada, recetas internacionales con guiños a la cocina francesa y también a la del norte de europa. En las dos visitas hasta ahora hemos probado varios entrantes todos a buena altura. En los segundos, por ahora destaca el roast beef (realmente bueno y sorprendente) y puede mejorar el steak tartar.

en los postres los crepes de dulce de leche son los reyes

muy buena relación calidad precio.

en resumen, un sitio para volver

01/02/2016

La comida está Ok; las 4 * es por el entorno. Abren además ahora en Velázquez.

Por gracia divina encontramos sitio para cenar aquí a última hora de un viernes.; bueno, gracia divina no, una cancelación.

Para llegar hasta aquí nos iba a hacer falta Google Maps; está escondido en una callejuela rodeada de urbanizaciones y además muy poco señalizado; bien puedes pasar por aquí sin darte cuenta que uno de los caminos que salen lleva a este restaurante. ¿Lo bueno? que se puede aparcar sin problemas y la entrada es precious: un camino de tierra rodeado de árboles.

Con el primer pie que puse me vino un dejavú a estación de esquí. Me vi acabando de esquiar en las pistas de Are con un mono último modelo de Dolce&Gabanna, unos aprés-ski de Dior y gorro de esos estilo ruso, muy en plan Victoria de Suecia ¿Soy yo la única que está hasta los farolillos del calor y necesita dosis altas en vena de montaña y nieve? Entrar no hizo más que reafirmar mi teoría: una cabaña con toque sueco rodeada de un jardín de encinas. Así como en medio de la nada.

La carta va muy acorde con el rollo y ofrece algunos platos suecos típicos. Yo habría probado la fondue o la raclette, pero es verdad que para cenar y siendo viernes, terminar con la tripa llena de quesete igual no es muy buena opción. Me lo apunto para venir al medio día y poder disfrutar así también del jardín que se ve a través de su cristalera.

Para empezar sirven un cesto de pan con pan blanco, de semillas, y laminado con orégano y sal y una botella de aceite. Mi favorito, el laminado con orégano a sal que sabe a focaccia.

Y para compartir pedimos:

- Toast skagen: Tosta de gambas del mercado de Estocolmo. Sabe al típico cocktail de marisco con eneldo (pero bien además), gambas y huevas de salmón sobre pan tostado.

- Moules a la creme avec frites: Mejillones a la crema con guarnición de patatas fritas. Muy típico en los países nórdicos. Los mejillones estaban muy buenos, no así las patatas fritas, chiclosas, que llevaban hechas ya un rato considerable.

- Calamares de potera rebozados: Brutales. Rebozado finísimo.

- Souflé de queso: con Gouda y parmesano. Intenso sabor, muy suave y esponjoso.

- Alaskan king crab leg: Una señora pata de cangrejo de Alaska para 2 personas. El tamaño de este tipo de cangrejo asustaría al mismísimo Poseidón, una barbaridad.
La pata, bien chichuda, viene rota por debajo y se acompaña con salsa de ajo, mayonesa con hierbas y patatas asadas. La pega es que nadie te explica como comértelo, es decir, no encontré relación alguna entre la guarnición y el cangrejo ¿por qué las patatas? ¿es típico de allí ponerle guarnición de patata a todo?

- Sopa de cebolla: Cebolla con un toque caramelizada. Muy bien de sabor pero mucho pan y poco caldo.

- Huevo escalfado con espuma de patata y caviar de trufa: opinión completa lesamp.tumblr.com/post/138480086870/caba%C3%B1a-marconi

10/02/2016

Restaurante de comida internacional ubicado en el club deportivo el Encinar. Decorado al estilo sueco y rodeado de un jardín con encinas centenarias. Tienen una estupenda terraza para disfrutarla cuando hace buen tiempo y cuando hace frío tienen una chimenea central para comer alrededor.

Avelio

Encinas centenarias en Velázquez??

8 de febrero de 2016

María

@Avelio Está mal la dirección, es Camino del cura 233, 28109 Alcobendas ;)

10 de febrero de 2016

Maridar

No, ese es otro restaurante

10 de febrero de 2016

Maridar

Tú opinión se podría referir al del Encinar, la mía al de Velázquez
Por favor cambiadla

10 de febrero de 2016

María

El que está en Velázquez 61 es Restaurante Marconi 11870.com/pro/marconi

10 de febrero de 2016

Avelio

Ok

10 de febrero de 2016

Maridar

Lo sé, se han mezclado desde el principio

10 de febrero de 2016

Maridar

11870.com/pro/cabana-marconi
Este es al que tú hacías referencia

10 de febrero de 2016

14/09/2015

sitio precioso de cocina cara y sencilla. Bienvenido al estilo nórdico!

Cabaña Marconi sería a la gastronomía nórdica en Madrid lo que al diseño nórdico sería Fritz Hansen. Si compras una pieza de esta firma todos pensarán que la has pillado en IKEA pero te ha costado 10 veces más. Esto es Cabaña Marconi.

Cocina nórdica en la que destacan los pescados, destacando el salmón marinado y las ya hiperfamosas albóndigas nórdicas (sí, esas que comes en Ikea por 3 euros).

Pero el local es una maravilla y los precios subidos se compensan con el encanto de este jardín-casita que nos transporta a otro lugar. Sin duda no parece que estés en Madrid.

Ojo! no es fácil de encontrar ya que se encuentra en un club de Pádel en el Encinar de los Reyes y la señalización para llegar es escasa.

Cena de amigas en la que pedimos:

Burrata con pesto (enorme plato) por 17 euros.
Albóndigas suecas (nada que ver con las de IKEA) 12 euros
Huevo encapotado (un huevo rebozado con bechamel acompañado de una especie de Chistorra y patatas) 11 euros

Con servicio de pan (un poco malote, más bien de tercera) 1,80 por persona, 2 copas de vino a 4 euros cada una, cafés y tés....

Total 58,80 € más la gasolina del viaje.

Se me ocurren mil sitios para ir a cenar por ese precio en Madrid, pero pocos tan bonitos y tan románticones como esta Cabaña Marconi.

Tenedlo en cuenta para una cita en la que la comida no sea lo más importante.

Nota: sábado noche lleno hasta la bandera de parejitas enamoradas, de amigos pasándolo bien y de familias de esas numerosas de las que ya sólo quedan en ciertas zonas de Madrid.

A mi me gusta.

20/04/2015

Pésimo servicio, caro, pero un buen local

Empezaré por lo bueno, que desgraciadamente es intrínseco al local. Me explico: la necia mano de los responsables de este establecimiento no pueden estropear el excelente local porque sus virtudes residen en un maravilloso jardín para el disfrute de los más pequeños y en la buena localización del mismo en el Soto de la Moraleja.
Lo demás merece el gran tirón de orejas a los responsables de esta explotación. Seré breve en esta descripción de puntos que no merece más.
- Servicio: Nefasto. Aunque creo que suficiente, está mal gestionado por el responsable. Un dato: Mientras comíamos y pedíamos repetidamente que nos trajeran algo básico como vasos limpios, agua o vino, el encargado comía plácidamente con su familia en la mesa de la entrada, como si no pasara nada. La comida se traía de la cocina sin ton ni son, con la humilde respuesta de los camareros "lo siento, es lo que me han dado en la cocina". Mi postre llegó caliente, pese a ser un helado, y mi segundo frío.
- Producto: Raciones mínimas. Productos sin elaboración. Me pedí un recuerdo de mi infancia, el Huevo Encapotado. Mala elección. Bechamel dura y cruda y el huevo sin sal. Por favor, pongan dos, que un huevo para un padre no queda bien. Mi mujer un filete milanesa, porque no había mucho donde elegir. El acompañamiento, como no, patatas fritas y malas. Estoy harto de las patatas fritas de acompañamiento, algo más de imaginación. Regulero, regulero. El pan crudo, del precocinado y la carta de vinos subidita de precio.
- Precio: Para lo que dan, caro, muy caro. Ticket de 40-45 euros por un primero a compartir (ensalada peor que la que te hacen en el vips), botellita de vino normal, un segundo, postre obligatorio porque si no vas a pasar hambre y café... café nesspresso, para qué hace un café bueno!!!

17/04/2014

Cocina y espacio singular en el Soto de la Moraleja - Muy recomendable

Hace tiempo que nos apetecía conocer este restaurante y no nos ha defraudado. Un poco aislado, ubicado junto al club deportivo del Soto de la Moraleja, sin embargo tiene un entorno muy agradable, rodado de jardines que, al ser en edificio "abierto" permite apreciarlo y disfrutarlo desde el interior. Además la decoración y ambiente interior es singular y agradable, con una decoración mezcla de ambiente rústico y actual.
La cocina es variada, con pastas y platos cálsicos italianos (espectacular la burrata trufada), nórdicos (entradas de pescado muy apetecibles, especialistas en salmón) mezclados con platos de cocina internacional como stroganoff, roastbeef o una simple pero exquisita hamburguesa de ternera.
Carta de vinos bien seleccionada, con variedad y precio para todos los gustos. En cuanto al postre, solo probamos una muy aceptable tarta de queso.
Muy buen servicio (es cierto que en nuestra visita, para comer en un día un poco especial, apenas había tres mesas ocupadas). En cuanto al precio, contenido, sin ser barato (80€ dos personas, con dos entradas dos segundos, vino y postre compartido), pero por calidad, ambiente, servicio, originalidad, creo que merece mucho la pena.
Sitio diferente y muy, muy recomendable; deseando poder disfrutar una noche de la terraza, su ambiente por la noche y, por supuesto de su cocina.

05/03/2014

Lugar muy agradable, comida irregular, caro

He ido un par de veces. El sitio es muy agradable, tranquilo, con una clientela de nivel adquisitivo muy alto (pijos). Para que os hagáis una idea, la guerra de los clones de Pocholo y Cayetano.

Los platos escasos y muy irregulares, muy buena la tosta de gambas, el solomillo...horrible y carísimo el raclet....

Es muy caro, pagas 40 euros sin darte cuenta, eso sin vino ni nada. Tampoco sirven caviar o jamón...

En resumen, si te sobra el dinero o quieres tirarlo está bien para darte un día un capricho de rico.

28/05/2014

Si quieres un sitio diferente y romanticón... Has acertado.

Lugar idílico de comida normalita, pero de buena calidad. El ticket medio 40 pax.

A probar una vez ya que no tiene nada destacable, salvo el ent

spider72

No me sale toda tu opinión. Estoy más o menos de acuerdo con lo que leo...mu bonita la chimenea en invierno, ideal pa ir con tu pibito/a.

Pero...aparcar es un suplicio chino y sin coche no hay forma de llegar

29 de mayo de 2014

Marla

Bueno no hay forma de llegar incluso con coche. Creo recordar que me costó una bronca antes de la cena porque no encontrábamos la entrada. Hasta que nos dimos cuenta que era un Club Deportivo.

30 de mayo de 2014

13/12/2013

Lugar agradable de ambiente pijo

Situado en el Club de Padel el Encinar, resulta un lugar muy agradable con buen producto de corte nórdico. El ambiente se puede imaginar, en su mayoría mujeres uniformadas con su traje de padel y rodeadas de iguales. Tú eliges

29/06/2014

Sillas plegables de ikea?

Un restaurante coqueton decorado con más gusto que dinero pero que quiere estar en un nivel en el que no puedes poner esas sillas INCOMODISIMAS