Cafetería 4D

Ordenar por:

relevancia fecha

29/08/2014

Un tesoro en el Barrio de La Latina.

Aquí hacen unas pizzas y unos bocadillos muy buenos, hay también pulguitas de jamón y tiene una buena terracita.
Dentro menos mal que hay refrigeración,con este calor yo me muero,joder!!

12/01/2011

Café en el centro

Una cafetería en pleno centro de Madrid, perfecta para desayunar. Buen café y buena bollería, aunque al estar el zona turisticas los precios son más bien elevados

25/02/2007

Nahúm García lo descubrió en febrero de 2007

los mejores croissants

Llevo años viniendo a desayunar a esta cafetería, antes conocida como Café Brujas, sobre todo los domingos cuando no se hace muy tarde. Antes de nada aclarar que tanto antes cuando era Brujas, y ahora, que se llama 4D, este lugar pertenece a una cadena de cafeterías del estilo de Ital Café. Aún así, creo que el lugar merece la pena primero por los croissants, que tanto yo como todo el que me (nos) acompaña aquí, pensamos que son los mejores que he probado nunca. El café oigo decir que está muy bien, pero yo no bebo café. Desde que es 4D han ampliado la oferta en té y hay una variedad como para que todo el mundo encuentre el que le gusta, sin llegar a ser especialista. El local es muy agradable y acogedor, con esos grandes ventanales a la calle Cuchilleros y sus decoración de local antiguo. Las mesas son pequeñas y como mucho para dos personas, no es barato y el trato a veces no es lo bueno que debe ser, pero aún así lo recomiendo. Lo mejor es venir antes de las 11:30, que después no hay mesa. Entre semana, hasta las 12, hay precio de desayuno muy muy recomendable. Un buen sitio para venir solo, entre semana, y leer, y si eres afortunado, ver llover.

11/04/2011

Me parto!! Dos dobles en la terraza, sin aperitivo, 9€, lo que viene a ser 1500 pesetas por cuatro cañas. Tomadura de pelo, vamos.

24/10/2007

Cafeterìa 4 D

Esta cafeterìa es un lugar muy especial para mi, hace dos años, estuve ahì con un ex novio que no veìa desde hacia mas de 20 años, y hace un mes, volvimos ahì para recordar aquel encuentro.
êl y yo vivimos en ciudades diferentes, continentes diferentes y salvo alguna comunicaciòn por mail, no nos vemos. Ahora somos muy amigos a pesar de estar tan lejos uno de otro. Pero la 1ra vez repasamos nuestra historia en comùn y lo que nos habìa ocurrido en estos años a ambos, fue muy emocionante. Nunca podrè olvidar este lugar. A pesar de todas las emociones, sè que el cafè era rìquisimo