Cafetería Rocamar

Ordenar por:

relevancia fecha

29/01/2012

"CHURRO STREET"

La calle Santa Engracia, entre la de Caracas y la Glorieta de Iglesia es "Churro Street". En ese corto espacio hay 6 bares o cafeterías en donde ofrecen churros y porras de elaboración propia, en orden geográfico son:

1 Cafetería Rocamar (11870.com/pro/cafeteria-rocamar)
2 Chocolatería Churrería Siglo XIX (11870.com/pro/chocolateria-churreria-siglo-xix)
3 Cafetería Java (11870.com/pro/cafeteria-java)
4 Cafetería Forum (11870.com/pro/cafeteria-forum)
5 Cafetería Yupi (11870.com/pro/cafeteria-yupi)
6 Bar La Esmeralda (11870.com/pro/bar-la-esmeralda)

En los cafés de toda la vida de Madrid encontramos estas ricas viandas, pero en su mayoría suelen ser importados desde alguna churrería, como por ejemplo la de la calle Ponzano que surte a los bares de la zona.

No es lo mismo comer churros fritos hace horas, normalmente conservados calientes encima de la cafetera, a tomarlos recién hechos, su sabor y textura son incomparables y esta diferencia la proporcionan los bares y cafeterías que poseen el abultado instrumental que requiere su elaboración, deleitándonos además con el inconfundible y castizo olor a churrería.

De todos los citados sin duda los más ricos son los de la Cafetería Rocamar, minúsculo espacio atendido por su dueño y dos simpáticas camareras. Aparte de algun invento propio (los "chamberosquis"), sus churros y porras son excelentes. El churro es algo más delgado y largo que los habituales y las porras lisas y más grandes. Me gusta pedir una porra y dos churros, calentitos y crujientes, acompañados de café con leche, si bien casi todo me lo como a palo seco para deleitarme con su genuino sabor. Hay gente que los toma con chocolate y tengo a alguien cercano que come porras con cerveza pues, al fin y al cabo, no se trata de algo dulce.

Y todo esto por 2,10€.

El churro, este gran invento nacional con tantas variantes según las zonas del país, es una humilde pero importante aportación a la gastronomía universal que sigue sin ocupar el lugar que le corresponde, menos mal que el gusto popular supera con creces a los modismos culinarios.

29/02/2012

De rechupete

Para mi los churros, porras, chamberoskis y rechupetes de Rocamar son los mejores de Madrid.
Un lugar sin pretensiones, cutre tipico de Madrid, pero en churros, LO MEJOR.
Mis preferidos son los RECHUPETES, churros pequeñitos con azucar por encima.
En realidad no se si tienen alguna otra especialidad, siempre he ido a desayunar churros.

Fabiana Garrido Bele...

Hola te puedes pasar esta totalmente Moderno además tiene terraza acogedora y buen ambiente con las mimas resetas de sus chamberosqui y porras rechupete y churros y las tortilla espectaculares

25 de abril de 2015

06/12/2009

Excelentes porras

En una cafetería de barrio de las de toda la vida: pequeña, con barra metálica y apenas tres mesas.

Pero sirve unas de las mejores porras que hemos probado en Madrid: de masa fina, crujientes, sabrosas y con un tamaño considerable.
El secreto principal: su dueño está constantemente amasando y sacando remesas nuevas.

También tiene churros tradicionales en forma de lágrima (para nuestro gusto son demasiado finos, aunque tienen muchos seguidores), y chamberosquis (una especie de churros bastante más gruesos,)

El chocolate está bastante bien (unos días mejor que otros), sin llegar a la altura de las porras. El café también está bueno.

Atención muy amable.

Cada desayuno (café con leche o chocolate con ración de tres porras) cuesta 2 Euros.

Muy recomendable.

20/12/2008

Ohio Goza i Más lo descubrió en diciembre de 2008

Chocolate con...

...churros, porras, chamberosquis, picatostes y rechupetes.

Eso es lo que se puede tomar una mañana en este pequeño y concurrido local.

Con toda probabilidad, el mejor chocolate con churros de Madrid. En la barra o en una de sus tres mesitas.

Don Francisco fríe continuamente unos churros para chuparse los dedos, calentitos, crujientitos y en su punto.
En forma de gota.
Los chamberosquis deben ser una invención local, ya que son bastoncitos algo más gruesos que un churro, acanalados también, pero algo menos gruesos que una porra.

Un desayuno completo (café, leche o chocolate con una ración de lo dicho) cuesta a finales de 2008 €1,90.

El chocolate es delicioso, puesto que es de la casa Valor. 11870.com/pro/chocolates-valor La freiduría de los churros se hace en aceite de girasol, que se renueva regularmente. Por eso los churros y compañía tienen un sabor tan bueno y salen tan crujientes y ligeros.

Todavía no he probado los rechupetes, pero tienen pinta de ser un reconstituyente de mucho cuidado, ya que me han comentado que incluso llevan algo de licor en su composición.
Don Francisco, el dueño, hace diligentemente su masa y fríe las deliciosas golosinas, mientras que sus dos salerosas empleadas saludan y despiden a la clientela muy cordialmente, casi como si fueran de la familia.

El local es chiquito, dejan fumar y hay una máquina tragaperras. Como cualquier bar de barrio.

Un lugar al que vienen vecinos de Chamberí, oficinistas, algún cliente de la oficina de los D.N.I. de enfrente y gente como yo, dejándose sorprender por estos híbridos entre churro y porra que suponen un delicioso reconforte en gélida mañana de otoño o invierno.

16 años lleva el actual dueño dedicándose a esto.
Ojalá sean muchos más!

P.D. Llevo unos días de desasosiego al haber perdido mi vieja cámara con muchas fotos. Entre otras, las de este local. A ver si pronto ponemos remedio a este contratiempo!