Calle del Laurel

Ordenar por:

relevancia fecha

17/03/2015

Ir un fin de semana a La Rioja, ver las bodegas (la del Marques Riscal es un must, impresiona ver el edificio de Frank Ghery en mitad del entorno de la Rioja Alavesa y la visita guiada a las bodegas te dan una idea del trabajo de una bodega en cada cosecha), visitar Laguardia (un pueblo con mucho encanto) y tapear por la calle Laurel de Logroño es un planazo a poca distancia de Madrid y bien de precio.
En cuanto la calle Laurel, está todo escrito, recomendado, valorado, a mi me recomendaron amigos de amigos que son de allí, etc… así que si acaso lo que hay es, exceso de información.
No diré si lo mío es lo mejor o lo peor, solo comentaré sobre mis experiencias de lo que probé en cada sitio y fotos de la pinta que tenía cada cosa.
Os recomiendo que en cada sitio pague una persona, o pongáis un bote. Así ahorrareis tiempo a la hora de ir pagando. También es muy recomendable decantarse con que tirareis toda la noche, ya sea vino tinto, blanco, cerveza, etc. En caso de vino tinto también decidiría si vais a tintos jóvenes o a crianzas… descartaría Reservas porque en algunos sitios ni tienen. Yo creo que unos riojas jóvenes van de lujo para este plan. Dentro de los que yo probé os recomiendo el Luberri.
Casi todos los bares comparten estilo, pinchos en barra, camareros eficientes y atentos, montón de vinos por copa barato, pinchos también baratos.
Para empezar arrancamos con el primero de la esquina empezando desde abajo, Taberna del Tio Blas (11870.com/pro/taberna-tio-blas), probamos las croquetas de jamón, de buen tamaño y buena bechamel. Además aquí ofrecen un granizado de vino tinto que está muy bien, una especia de tinto de verano granizado que entra solo. Tenéis también más variedad de croquetas. Aquí también acabamos la noche tomando copas y un postre de helado de galleta con natillas muy bueno. Servicio muy amable.
Cruzamos enfrente a La Tavina, especialistas en ibérico, el crujiente de careta de cerdo ibérico está muy bueno… y la tortilla de no sé qué verdura estaba espectacular, había ganado un premio a la mejor tortilla en la zona. (larioja.com/videos/tvr/actualidad-riojana/2330155002001-serenell...)
Avanzando hacia arriba a mano derecha veras el Bar Angel , especialista en champis, en una plancha preparan 3 champiñones a la plancha con una gambita encima que están muy buenos, por el aceite y la grasilla que suelta el propio champi…
En Jubera están las famosas patatas bravas, un poco decepción puesto que en todos lados había leído que eran las mejores del mundo, blablablá… estaban buenas pero tampoco se me cayeron los pantalones al suelo. Eso si la fama del sitio hace que este a reventar. De hecho tuvieron luego que cerrar porque se les habían acabado las patatas un sábado a las 11… imaginaos la cantidad de raciones de bravas que sirven.
En la perpendicular de Laurel, esta la pulpería La Universidad, donde el pulpo a la gallega es muy recomendable.
También probamos otros champis en el bar Soriano, mas incómodo y pequeño que el Angel, pero también muy buenos.
Por ultimo entramos en otro bar que ponían que eran especialistas en sepia y que fue el que menos me gusto, sepia con ali oli muy fuerte.
Al final acabamos en Taberna del Tío Blas a tomar un postre y copazos.
Planazo de sábado noche en el centro de Logroño.

Te recomendamos otro sitio que también te puede gustar

La Grulla de Oro

Especialistas en: • Entrantes, sopas, arroz, pasta, verdura... • Menús variados • Menú del día • Gambas, ternera.. • Entremés especial 25.5€ • Cerdo pollo y nue...

15/10/2012

DE LOS PLANES MÁS DIVERTIDOS DE ESPAÑA: MUCHOS VINOS Y PINCHOS DE CALIDAD CONCENTRADOS EN SOLO 200 METROS

Ir a La Rioja un fin de semana a comer, visitar una bodega y tomar pinchos en la CALLE LAUREL me parece uno de los planes más divertidos que se pueden hacer en España. Es cierto que Logroño no tiene el ambiente de Salamanca o Granada pero a diferencia de ellos, Logroño te permite recorrer en una única calle de 200 metros más de 20 bares donde tomar un pincho y un vino.

Tan famoso se está haciendo que cada vez hay más despedidas de soltero en esta tierra si bien los hosteleros se han puesto de acuerdo para prohibir la entrada en sus bares a despedidas de solteros. Sobra decir que realmente esa prohibición no es legal pues el derecho de admisión en España como tal no existe. Es decir, solo te pueden prohibir la entrada en un sitio si vas borracho, con ganas de liarla o con camisetas nazis, pero no por ir vestido hortera o por ser un grupo de 8 amigos de despedida disfrazados (siempre que el disfraz no sea de polla o chorradas del estilo que tanto gusta a la gente).

Yo entiendo que si van 8 tíos borrachos, cantando a grito pelado y disfrazados de gilipollas, el del bar prohíba la entrada. Pero si vais vestidos de algo gracioso pero no ofensivo y vais sin caeros por el suelo del pedo, os tienen que dejar entrar.

La CALLE LAUREL es conocida como la ruta de la trompa del elefante y es que el objetivo es ir entrando en cada uno de los bares tomando un vino y un pincho en cada uno. Yo lo intenté una vez y acabé vomitando. Al principio vas de puta madre pero es tal la cantidad de bares, que si cumples a raja tabla el sistema bar-pintxo-vino, al décimo bar irás sumamente perjudicado.

Por tanto, lo mejor de la CALLE LAUREL es hacer una ruta selecta, probando la especialidad de los mejores bares.

Empieza la ruta con LA TABERNA DEL TÍO BLAS. Un local grande con una amplia oferta de pinchos, todos con buena pinta. Muy recomendable el pincho de foie a la plancha, así como la croqueta de jamón o la pelota de pimiento rebozada. De beber, aparte de los tintos, hay un granizado de vino tinto muy rico.

Enfrente de la Taberna, tienes LA TAVINA, otro bar nuevo con pocos pinchos aunque destaca el de careta de cerdo o el mollete de solomillo.

Sigue adelante por la CALLE LAUREL y a tu derecha tienes el VOLAPIÉS donde puedes comerte unas ricas gambitas de Huelva.

Justo al lado tienes D.O. LAUREL, el bar más grande de todos con también una amplia oferta de pinchos y raciones. A destacar el bocadillo de chorizo criollo (antes lo servían en un delicioso bollito, tipo bollo preñado, si bien ahora viene en pan y pierde su gracia). El vaso de tortilla de patata deconstruida o de pulpo están buenos. El setak tartar o el salmorejo, correctos.

Por el mismo lado de la calle, llegas al BAR ANGEL, donde sin duda puedes degustar el mejor champi de Logroño. El champi no es más que un trozo de pan con 3 champis y una gamba encima, pero viene con extra de grasa que le da un sabor brutal. Para comerse 2 o 3 con la paz. Este bar llega a hacer 3.000 champis un buen día…imaginarme a las cocineras toda su vida haciendo champis es muy duro…

Más adelante puedes girar a la derecha y entrar en EL SEBAS, donde te ponen una correcta tortilla de patata con picante así como oreja de cerdo.

Vuelve a LAUREL, y entra en JUBERA para degustar las mejores patatas bravas que vas a probar. Pídelas picantes que merece la pena.

Entre medias, puedes tomar un Cojonudo (huevo de codrniz con chorizo) en EL SIMPATÍAS o un Wonderbra (tosta de sobrasada) en el TORDECILLA.

Sigue LAUREL hasta que acaba y entra en BLANCO Y NEGRO y toma un Matrimonio (anchoa y boquerón).

Haciendo esquina tienes PATA NEGRA si quieres tomar un bocadito de jamón.

Luego gira a la derecha para meterte BAR LORENZO y pedirte cualquiera de sus cerdos bocadillos con extra de grasa (Tío Agus).

Antes del AGUS tienes el SORIANO, otro típico para tomar champis.

Enfrente del AGUS tienes LA PULPERÍA LA UNVIERSIDAD por si te entran ganas de algo gallego.

Si aun tienes hambre, entra en EL ROTO y metete cualquiera de sus cerdos bocadillos con huevos estrellados.

Acaba la noche en EL MEXICANO tomando una margarita a 2 euros o un taco.

Hay mil bares más pero te aseguro que estos son los mejores y dan más que de sobra para que acabes reventado.

Nosotros, yendo 6, pusimos un bote de 150 euros y nos dio para tomar un vino-pintxo en cada bar, incluso repitiendo.

Para ir sin prisas recomiendo empezar la ruta a las 20:00 e ir con calma tomando vinos, pinchos, charlando, echándote pitis en la calle y sin darte cuenta te han dado más de las doce.

Oteador Culinae

y por favor ve al restaurante la Senda, ya se que no es bar,pero las viejitas son la bomba y tienen unas manitas y una borraja que quita el sentido. Ah, y los caparrones y sesitos rebozados.

24 de octubre de 2012

04/08/2013

Nos encanta nuestra calle ... La Laurel !!!

Os esperamos en la mejor calle del mundo de tapas y pinchos ... nuestra calle Laurel de Logroño.

11/11/2010

Senda de los elefantes

Si vas a Logroño esta calle es una visita OBLIGADA (si, en mayusculas!) para vivirla y degustarla.

Mis manjares favoritos y que no fallan cada vez que voy (no están en orden ya que es dificil hacer un ranking de esto):

- Bar Soriano: Champis
- La Cueva: Champis
- Bar Lorenzo: bocatita Tio Agus
- Bar Jubera: Bravas

Mi último descubrimiento (tardío): Los rotos: solo he probado el de gulas y riquisimo, creo que cuando pruebe el de chistorra será mi favorito de esta taberna.

Y siempre se prueba algun otro, pero estos son los fijos para mi.

26/04/2011

Increíble

Habíamos oído hablar de ella, pero no esperábamos que fuese así!! Increíble todo, el ambiente, la cantidad de bares... y sobre todo, la calidad de las tapas, muy ricas, y del vinito cosechero que es muy rico y baratito. En general en todos los bares, el servicio super agradable. Sin duda, si vas a Logroño, no te la puedes perder.
Mejor que la zona de San Martin.

07/03/2010

Logroño: El paraiso de las tapas

La calle Laurel, también conocida como “La senda de los Elefantes” (por las trompas que pilla allí la gente), en menos de 200 metros de calle hay 24 bares (sin contar los restaurantes), cada uno con una o dos tapas “estrella”; se necesitan un par de noches para completarlos todos.

Para beber fácil: Rioja, claro. En Logroño los vinos son muy baratos, por unos 2-2,5€ tienes la tapa y el vino. El tamaño es más pequeño que en otras ciudades lo que permite tomar un vino rápido en cada bar sin acabar demasiado “trompa”. Se pide por tipo: “crianza”, “reserva” o “rioja a secas”, la marca da igual, son todos exquisitos y la temperatura perfecta, el sitio donde mejor cuidan este detalle.

El bar más famoso de la calle era el Simpatía que desde los años 70 fue uno de los locales que fomentó la fama de esta calle gracias a sus Cojonudos, un pincho de chorizo con huevo de codorniz sobre pan. Recientemente ha cerrado y ahora esa tapa se puede tomar en un bar al lado, Donosti, con una gran variedad de pinchos. En comparación con su antecesor se pierde algo de gracia ya que el de antes era más “bareto”.
Otros clásicos son El Soriano, donde solo hay una tapa: pincho de champiñones y Villa Rica donde se comen Zapatillas, que es una rebanada de pan payés con tomate y jamón a la plancha.

Y esto no ha hecho más que empezar… hay mucho más:
- Empezando la ruta desde abajo, en sentido de la numeración de la calle, el primer bar es La Taberna del Laurel (en el 7 de la calle) para empezar la ruta con una buenas bravas. Hay que probarlas también en Jubera (en el 18) y compararlas. Yo no soy capaz de decir cuales son mejores.
- Achuri, especializado en encurtidos, no tiene gracia ya que sus tapas no llaman nada la atención, quizá lo más curioso sea la cabeza de ajo en vinagre.
- Mesón el abuelo, de toda la vida, hay que probar la sepia
- Pagano, un local muy amplio y algo frío pero con una pinchos morunos de vicio.
- Entremuros, este bar y el de al lado, El Muro, comparten cocina y los pinchos son los mismos. Aquí no hay una única especialidad sino muchas, en plan vasco. Cualquiera es excelente, las guías recomiendan el pimiento relleno.
- Juan y pinchamé, brocheta de piña y langostinos. Una de las mejores tapas de la calle.
- Bambi, también brocheta (pero aquí) de sepia.
- El Cid y sus setas a la plancha.
- La Tasca del pato, con una cuidada decoración. La especialidad es el Txangurrito, una zamburiña rellena de nécora.

Definitivamente el mejor sitio para una escapada de amigos que disfruten de los buenos bares. De diez.

Más en: viajesytapas.blogspot.com/2010/03/logrono-el-paraiso-de-las-tapas.html