Ordenar por:

relevancia fecha

15/02/2017

Pionero y con raices

Fué el primer local en servir chocolate en Barcelona. Así mismo en hacerlo con cucharitas de metal, de ahí su nombre

17/07/2013

El segundo restaurante más antiguo de España y primero de Catalunya

Can culleretes es el segundo restaurante más antiguo de España, y primero de Catalunya, y sólo por esta caraterística vale la pena una visita a sus comedores y probar su cocina catalana, que mezcla tradición con platos de cocina de mercado. Mobiliario que data del 1756, año en que abrió sus puertas, que decora sus amplios comedores.
Su ubicación en una de las calles más estrechas de Ciutat Vella, la calle D’en Quintana, paralela a las Ramblas y enfrente de un japonés de batalla venido a menos: Sushi Ya (11870.com/pro/sushi-ya) hace difícil de encontrar. Visitado por algún turista guidado por alguna recomendación en Internet, pero frecuentado sobre todo por clientela del barrio o trabajadores de las empresas o Administración cercana. Dispone de una extensa carta de platos de cocina de mercado, donde abundan los guisos y otros platos tradicionales de la cocina catalana.

Al mediodía disponen de dos menús: el ecónomico (12’80€) con algún plato de suplemento y otro más completo, orientado más al turista, por encima de los 16 €.

Los miércoles ofrecen escudella en el menú, una sopa con verduras y carne tradicional de la cocina catalana, muy recomendable en invierno para combatir el frío. Muy buenos los guisos de carne, con salsas de elaboración casera (sanfaina, champiñónes, etc.). De postre, es muy solicitada su crema catalana o el correcto flan casero, el primero no disponible en el menú del día.
Pese a que habitualmente al mediodía suele estar lleno, el servicio es rápido, dirigido por las hermanas que lo regentan.
Por las noches suelen organizar cenas de empresas o grupos de turistas, atraídos por la tradición y la historia del restaurante.

07/07/2012

Es el perfecto ejemplo de : "como ser un restaurante conocido y no morir de éxito " como han hecho otros en esta ciudad.
Cocina catalana y casera de verdad, de las de antes.
Un trato con el cliente excelente. Las camareras tienen una media de edad de 55-60 años y todas muy amables.
Es bastante grande pero a la vez muy acogedor y si, hay mucho guiri pero sigue conservando su encanto sin caer en la cutrez.
Pedí una esqueixada de bacallà y un civet de jabalí, ambos platos muy buenos y con las cantidades correctas. una botella de Ribera del duero (la carta de vinos está justita) y una crema catalana muy rica. Todo por 31 euros. Mi acompañante pidió cogollos con anchoas y atún y un entrecot con champiñones que no se pudo acabar.
En las mesas de al lado sirvieron canelones que tenían muy buena pinta y gambas a la plancha (el buen olor que desprendían llegaba hasta nuestra mesa)
Hay varias opciones de menús y los precios de la carta muy correctos.
En definitiva, creo que es uno de los mejores sitos en esta ciudad con una mejor relación calidad/precio.
La pega es que si está muy lleno, haya algo de griterío.

01/05/2011

Así, SI.

Este es uno de los mejores ejemplos de buena hostelería en Barcelona: se come bien, los precios son ajustados, y el personal es sencillamente amable y correcto...nadie tiene ni por qué sonreírte hipócritamente ni mucho menos pagar su mal humor contigo como en otros muchos restaurantes barceloneses.
Que aprendan muchos.

Dicen que es el 2ª restaurante mas antiguo de España, el 1º de Barcelona. Conserva muchos de sus salones originales, zócalos y elementos decorativos.
Un enjambre de camareras de mediana edad, con sus camisas floreadas idénticas y una admirable coordinación hacen que el servicio sea rápido y no tenga la menor pega.
La carta tiene varios menús de diferentes precios, pero yo siempre me pido los platos a mi antojo. Los canelones, tanto los de siempre como los de espinacas, son los mejores que he comido, y a cada amistad que llevo también dicen que son los mejores que han probado.
La ternera con rovellones está deliciosa, los pescados igual, y es el único lugar de Barcelona donde fríen los chipirones exactamente igual de bien y deliciosos que en Andalucía. Cuando los pruebo me vienen enseguida los recuerdos de mi pueblo costero andaluz...de las freidurías de pescaíto.
Los postres, desde los sencillos a los más sofisticados, están bastante buenos...aunque dependiendo de cual te puede gustar más o menos. Buena crema catalana.
Es sin duda el lugar al que llevar a alguien cuando quieres que coma bien o que pruebe cocina catalana casera. Llevé a mi madre, y a mis mejores amigos de fuera.
Todo un acierto, una elección que nunca falla.

19/07/2011

Uno de los restaurantes más antiguos de Barcelona, con lo que eso conlleva de encanto. El restaurante es de estilo modernista, con azulejos con estampas típicas en las paredes. La comida es correcta y el precio asequible aunque hace ya tiempo que se llena de guiris, posiblemente al aparecer en alguna guia. .

01/07/2010

comer junto a Las Ramblas

Uno de los primeros restaurantes que visité en Barcelona. Presumen de ser el restaurante más antiguo de Barcelona.

Cocina catalana/casera.

Trato agradable. Aspecto familiar.

Me gusta la escalivada y el "porc senglar".

07/06/2010

Platos de los de toda la vida

El segundo restaurante más antiguo de España y el más antiguo de Barcelona.
Platos como los que hacen las madres...
Es necesario reservar!!!

Más información en onedayinbarcelona.com : onedayinbarcelona.com/?p=607

28/06/2010

Un clásico entre los clásicos. Muy buena comida casera.

08/11/2006

aitziber lo descubrió en noviembre de 2006

Comida casera a un paso de las ramblas

Es, según dicen, el restaurante más antiguo de Barcelona. Lo que sin lugar a dudas es cierto es que el sitio tiene mucho encanto, tanto por la decoración (con fotos de gente conocida que se ha dejado ver por allá) como por la excelente comida que sirven.

Se trata principalmente de platos típicos catalanes de corte casero. No hay que dejar de probar la "butifarra amb mongetes" o los canelones. También tienen buenos platos de pescado, uno de mis favoritos son los chipirones a la plancha.

El precio, correcto para la calidad de la comida. Una opción a tener en cuenta.