08/07/2018

Guillermo Castilla lo descubrió en diciembre de 2009

Actualización (junio 2018), pues segunda oportunidad y no se cumplió el dicho, en este caso fue muy buena

He visitado el restaurante atraído por el rotulo del restaurante (menjars cassolans) y por el hecho que siempre que he pasado por al lado se veía lleno.

Después de degustar su menú del día debo decir que me ha decepcionado, esperaba bastante más.

La variedad y originalidad de los platos no destaca: espaguetis carbonara, ensalada, caldo o arroz a la cubana. De segundo: costillar, pinchos, rape a la marinera o bistec. De postre: un trozo de tarta industrial o flan, pudding, estos últimos caseros.

De primero escogí los espaguetis y el resultado correcto (poco beicon y un excesivo abuso de la nuez moscada y la pimienta en la salsa). El segundo me defraudó bastante, ya que esperaba una salsa con el rape más elaborada. El rape un poco crudo y sin gusto a la salsa marinera que le acompañaba: Me dio la impresión que estaba hecho demasiado rápido. De postre escogí el Pudding que estaba sabroso pero demasiado frio e incluso un poco congelado en su interior.

El precio final del menú 8'95 correcto para lo que ofrecía.

En conclusión: como dice el título de esta opinión: Me esperaba mucho más.

Actualización (junio 2018), pues segunda oportunidad y no se cumplió el dicho, en este caso fue muy buena. Excelente paella que me sirvieron de primero y no menos deliciosa la mini zarzuela. De postre una rica mousse de café. Muy buen trato de los camareros, pese acudir a ultima hora. Dejo prueba de la paella.