Este sitio ha cerrado, si crees que esta información no es correcta: ponte en contacto con nosotros

Ver otros restaurantes cocina de mercado en Madrid

Caray - CERRADO

Caray es un espacio creado para vivir una experiencia gastronómica única en un ambiente cosmopolita.

Ordenar por:

relevancia fecha

12/10/2016

Gath lo descubrió en octubre de 2014

Cambios en cocina, ahora al frente de ella, Gianni Pinto (ex Sinfonia Rossini)

9-10-2016.

Cambios en la oferta gastronómica de este restaurante, ahora al frente de sus fogones se encuentra el cocinero Italiano Gianni Pinto, considerado, por los entendidos, como uno de los referentes de la cocina italiana en la capital.

Ya desde su anterior destino, Sinfonía Rossini, había interés por conocer sus propuestas, esas propuestas netamente italianas que tanta fama le habían proporcionado. Aunque aquí la oferta del restaurante está mas centrada en una fusión entre la cocina tradicional española y la italiana, se nota su mano.

La sala sigue tal como ya conocíamos, con sus mármoles, maderas finas, latones, y esa mezcla de colores verde esmeralda, negro y oro que le confieren un aspecto elegante y cosmopolita.

Mesas bien vestidas con separación suficiente entre ellas.

Personal de sala atento y amable.

Carta de vinos variada con precios medio altos. De ese capitulo, nos hemos decantado por un verdejo de vendimia nocturna, un Katherine Sierra del 2015, un vino con cuerpo y sabor agradable.

- Aperitivo: Ajoblanco. Correcto.

- 1/2 Vitello tonnato. Espléndido. Un redondo de ternera cocinado a baja temperatura y loncheado finamente, y debajo de las finas laminas, una salsa a base de huevo cocido, atún, alcaparras y anchoas. Buen producto, con un intenso sabor que pide mas cantidad.

- 1/2 Croquetas al estilo de Francis Paniego. No conozco las croquetas que pretende versionar, por ello no puedo hacer comparaciones, solo puedo decir que estaban muy buenas.

- Huevos poché, foie gras y espuma de parmigiano reggiano de 36 meses. Uno de los platos emblemáticos de este chef. Sabor delicado, un sabor que engancha, y cuando se produce la mezcla de la espuma de queso, el foie y el huevo, se convierte en un sabor delicioso, que pide mas.

- Bonito a la puttanesca. Si el bonito hubiera estado un poquito menos hecho, hubiera sido un plato importante. Salsa adictiva.

- Risotto de carabineros y boletus. Un importante y semicrudo carabinero preside uno de los mejores risottos que he tomado nunca. Un sabor a boletus que inunda la boca, con sus tropezones, con la melosidad de un estupendo arroz. Para repetir y recomendar.

- Panacotta. Típica panacotta que "baila" en el plato, cosa que no se ve todos los dias, solo por ese espectáculo, ademas de por su sabor, ya merece la pena.

- Tiramisu. Bien, pero mas normalita.

Cafés con hielo ponen punto final a esta visita que nos sorprende gratamente. La cocina de este chef nos transmite buenas sensaciones.


--------------------------

26-7-2015. Mediodia.

Primera visita "seria" a este lugar, para apreciar la bondad de su cocina, esa bondad de la que tantas opiniones existen.

El local es elegante, esta bien puesto, es agradable, esta bien atendido. No es el mejor ni el mas bonito en el que hemos estado, pero me gusta.

Cocina clasica, bien elaborada, propuestas interesantes, pero le falta algo, tal vez sea chispa, atrevimiento. Tambien es verdad que por el tipo de publico que acude a su sala, al menos lo que he visto hoy, salirse de esa linea de cocina, pudiera no ser positivo.

Buena carta de vinos con precios "normales". Hoy nos hemos decantado por un sabroso sauvignon blanc de Nueva Zelanda de nombre Brancott Estate del 2014 que ha funcionado muy bien.

Comenzamos con un suavecito ajoblanco y unos trozos de calamar frito y rebozado.

- Salmorejo cordobes, distribuido en dos raciones, con tres acompañamientos: jamon, huevo duro y cebollino. Muy fino y con un muy buen sabor. Con sinceridad, de los mejores que he tomado recientemente.

- Gambas gabardina invertidas. Plato recomendado por la critica, y que no nos ha convencido, es verdad que el producto es de buena calidad pero no encuentro fundamento de tanta fama.

- Merluza con verduritas y carabinero. Segun me cuentan, solo correcto y eso siendo generosa. Insulsa y sin ninguna gracia.

- Rape con arroz y zamburiñas. Junto con el salmorejo, lo mejor de la cocina. Dos generosos trozos de rape, perfectamente cocinado, con un arroz espectacular de sabor, o al menos, con esos sabores intensos que a mi me gustan.

- Raviolis de pera y mascarpone con natillas de almendra. Buen sabor y textura de las natillas de almendra, en los raviolis, no hemos apreciado ni la pera ni el mascarpone.

- Cafes con hielo y unos petit fours: buñuelos de chocolate, fruta y chocolate blanco, ponen punto final a esta visita.

Como resumen, cocina muy clásica, aunque bien elaborada, raciones generosas, sala amable, atenta, pero, de momento, habra que volver para decantar la balanza hacia el 3 o hacia el 4, por ahora le dejamos en el 3.

---------------------

Tiene al frente de la cocina a Miguel Ángel Román, cocinero y propietario de 'La Montería', con más de 30 años de experiencia.

El local ha sido diseñado por Lorenzo Castillo, uno de los 50 mejores interioristas del mundo.

acme

Jose Luis, eres un máquina. Estaban hoy casi poniendo el letrero y ya lo tienes guardado.

He pasado por delante y estaban colgando la carta. Seriota como el sitio y de buen tamaño con cosas sonoras como croquetas de ortiguillas, lascas de mango foie y crujiente, tartar de ciervo, gambas gabardina invertidas (ojo Miss que igual hay que pedir derechos...)

Primeros en el entorno de los 15 y segundo algo por encima de los 20. Me echa para atrás un poco el ambiente pero....

21 de octubre de 2014

Gath

Acme, a veces pero no siempre, las fuentes de informacion son fidedignas, pero lo importante, a mi juicio, es poner a disposicion de la aficion, toda la informacion disponible, ese es mi lema, y si me equivoco, que tambien sucede, pues se rectifica y ya esta.

21 de octubre de 2014

acme

totalmente de acuerdo Jose Luis

21 de octubre de 2014

Rosalía Martínez (Pi...

chicos, es de Miguel A. Román (La Montería) y está en el meliá fénix, verdad?

21 de octubre de 2014

Gath

En la esquina con Hermosilla.

21 de octubre de 2014

acme

Está en el Meliá pero fuera. ¿Es del de la Montería?. Se es así, muy a tener en cuenta.

21 de octubre de 2014

Gath

Segun mis fuentes, solo se ocupa de la cocina. Desconozco si forma parte del accionariado.

21 de octubre de 2014

acme

A explorar aunque intuyo un ticket de 50 larries y de ahí para Burgos.

21 de octubre de 2014

Jesús Bertrán del Pi...

Por lo que pude ver en la carta andará por ahí, unos 50. Tenían pensado arrancar este pasado finde. Su web, caraymadrid.com, está también a puntito de ver luz.

21 de octubre de 2014

acme

Si se comiese igual de bien que en la Montería, sería buen precio.

21 de octubre de 2014

Jesús Bertrán del Pi...

Eso solo hay una manera de averiguarlo ;)

21 de octubre de 2014

Miss Migas

Interesante!

13 de octubre de 2016

11/09/2016

Septiembre 16
Picoteo en mesas altas sábado noche.
Ya sin el asesoramiento de La Montería, giro total en la carta; ahora cuentan con un chef italiano que deja claro sus orígenes. Casi toda la carta con opción de medias raciones y precios contenidos.
Croquetas, anchoas y burrata, todo rico.
Abril'16
Lo bueno de Madrid en puentes y Semana Santa es que te puedes mover a gusto por la ciudad siempre que evites el centro.
Otro puntazo es el poder ir a sitios que habitualmente están petados sin problemas, y eso es lo que nos pasó ayer en Caray, mesa para 8 en el reservado , con una ocupación muy baja un sábado a mediodía.
Aperitivo en esa maravillosa barra y una vez sentados y después de in gazpacho y cuenco de aceite como aperitivo, probamos las croquetas de ortiguillas y jamón, chipirones y gambas en tempura ; todo correcto sin más . Los segundos son otra cosa, probé de nuevo el rape con tirabeques y colmenillas, atún plancha y tartar de atún, tartar de ciervo y merluza con carabinero, todos bien ejecutados ( la merluza lo más flojo); de postre unos buñuelos de chocolate que pasaron sin pena ni gloria.
A destacar el pan Y el servicio, a mejorar la temperatura de los platos, estaban tibios cuando los sirvieron.
Le subo otra estrella.

Febrero '16
Primera y espero que no ultima visita a Caray un sábado mediodía .
Local petado , nos acomodaron junto a la falsa chimenea donde tienes una visión total de la sala pero estas junto a la entrada de la cocina, donde el tráfico de los camareros es continuo.
Aperitivo en barra (preciosa) donde te reciben con un bienvenidos que no suele ser habitual, sobre todo cuando se está hasta los topes; personal superar amable y profesional.
Del local ya está todo dicho, me lo esperaba mucho más sobrecargado; no hay nada como comprobar las cosas por uno mismo.
Aperitivo en mesa de crema de verduras, mejillón en escabeche y aceite de primera.
Al centro: croquetas de ortiguillas, buenas pero no excepcionales. Boletus con huevo trufados, ricos; personalmente me hubiera gustado el huevo más cuajado.
Como principales, rape con tirabeques y solomillo de venado, todo bien ejecutado y presentado pero sin volverme loco. Para beber un Tres Picos que cumplió.
Los postres no me llamaron.
Con las 2 cervezas de barra salimos a 55€ barba pagados a gusto.
Sin duda recomendable y repetible.

20/07/2016

El Gran Gatsby

Restaurante competencia directa de Ten con Ten calcado en muchas cosas y que la verdad esta muy bien.

Gran sala y gran barra para tomar algo mientras esperas y/o despues de cenar.

Riquisimo el jamon y para mi, mención especial al tartar de ciervo servido con tres mostazas distintas.

Vengan, disfruten....igual esta Di Caprio!

17/06/2016

Lo mejor, la comida, a resaltar el jamón, buenísimo.
Lo peor, el servicio, intentan agradar, pero les falta teórica.
La última vez que fui era Domingo a mediodía y estaba prácticamente vacío, aún así, con reserva y alojado en el hotel te sientan en las peores mesas.

amarin

Puede que un mal día, yo he estado en cuatro ocasiones y el servicio siempre me ha gustado..

18 de junio de 2016

Maridar

Pero te parecieron profesionales que sabían lo que hacían?
O buenos chicos que deseaban agradar?

18 de junio de 2016

amarin

Servicio dando un trato amable, explicaciones de los platos y buena respuesta a las peticiones, pinceando con soltura cuando corresponde..nada que objetar por mi parte

22 de junio de 2016

31/05/2016

ALGUIEN NO TUVO EL DIA

Cena Sábado Abril 2016

Si queréis 2,5* por el local y ambientación. Creo que no tuvieron el día conmigo.

El sitio es muy molón, nada alegre, por más que haya mesas que piden botellas de champú o similar y lo traigan con bengalas y montando un circo por un cumpleaños.
Ambiente tirando a oscuro, íntimo, agradable. Un poco chocante que comunique directamente con la recepción del hotel.

El público variado, predominántemente del barrio, de cierta madurez, pero con algunas notas discordantes, alguna mesa de jovenazos, alguna con alguna pareja rara rara, algunos extranjeros...

CROQUETAS DE ORTIGUILLAS. A mí no me dijeron nada, bien de textura y elaboración pero insulsas.

RABAS ANDALUZA. Ibamos a pedir dos raciones para los 6 y por recomendación del maitre, por ser abundantes, lo dejamos en una. Terminó llegando un plato de todo menos abundante. Adjunto la foto donde solo faltan 1 o 2 rabas.
Eso sí, estaban de cine, buenísimas, así que nos hizo doble faena.

STEAK TARTAR. Bueno. En la media.

TARTAR DE CIERVO TOSTADO. Muy bueno, con las rabas quizá lo mejor de la cena.

TARTAR DE ATÚN ROJO. No me contaron maravillas. Sosote.

TAQUITOS DE MERLUZA. Estaban buenos según me contaron. Un plato bastante simplón de merluza a la romana sobre una cama de lechuga.

CORDERO RELLENO. De los platos que ví pedí consejo/recomendación entre el pez limón y este cordero. Terminaron por recomendarme este y qué decir. "Roti de pavo" del rancho del trabajo, poco mejor. Una de las formas más decepcionantes en las que he comido cordero.
Es un plato que para mi tiene atractivo cero y de sabor desilusionante.

SOLOMILLO DE VENADO. No tuvo un especial éxito con los 3 que lo pidieron, pero yo lo probé y estaba bueno. Llévaba virutas de foie y una salsa sabrosa.

POSTRES.

BEBIDA. El Magnum de Corinto (62€) bueno, aunque no tanto como esperaba siendo un magnum, recomendado y con ese precio.

ATENCIÓN. El servicio rápido, muy amable y, visto lo visto, no especialmente eficiente en sus recomendaciones

PRECIO. Con refrescos, cervezas y el vino la cosa se quedó en 50€ por cabeza. Y veo ahora mismo que se olvidaron de cobrar los postres (madre mía).
Copas aparte a 8€ y las premium entre 10€-10,5€.
Para mí carísimo para la experiencia vivida y el acierto.

ME GUSTA:
- El local.

NO ME GUSTA:
- La recomendación del chef.
- La relación calidad precio.

Me va a costar darle otra oportunidad.

spider72

Curioso...yo llevo sin ir mucho tiempo ya...pero era una de las mejores salas y mejor RCP de la city

1 de junio de 2016

Cristina Bertrand Pi...

Vaya mala experiencia te tocó, madre! Pues ojalá no tuvieran el día porque me encanta ese sitio y fui hace mes y medio más o menos.

A mi me gustó el solomillo de venado también y el vino si vas otra vez ;-) pide el Muga Reserva, que por el precio que lo tienen no vale la pena arriesgarse.

1 de junio de 2016

21/04/2016

Como hacer las cosas bien!

Hacía tiempo que no acertaba tanto en una cena, me fueron ganando en todo, desde la llamada para reservar hasta el postre, y eso que el ambiente que había ese día era un poco estilo mi padre, pero no es lo habitual me dijeron.

Sábado a las 7 de la tarde, sin reserva en ningún sitio y una cena para 6 en el aire. Después de llamar al Restaurante de Carlos Oyarbide y decidir no reservar por lo bordes que fueron en la llamada (esa es otra historia) llamo a Caray y me dicen que si no me importa cenar a las 23.30, me cogen la reserva. Y no sólo eso, me explica que puedo esperar en la barra que es muy cómoda o que si ando por la zona en torno a las 10 y tienen una cancelación de última hora, me llaman y me la dan, así que ante tantas facilidades, aceptamos barco. Y efectivamente, voy a las 10 a tomar un vino a Jorge Juan y a las 10.30 me llaman por si quiero una mesa.

Llegamos al restaurante 2 de los 6, así que les decimos de esperar en la barra y sin problema. El barman aprovechó los 20 minutos de espera y me explicó porque es mejor beber un cocktail antes de la cena que un vino para facilitar la digestión, así que le hicimos caso.

LA COMIDA, la carta es sencilla sin combinaciones arriesgadas, pero con muy buena materia prima.
- De entrantes tomamos: croquetas de ortiguillas (buenas, quizás lo más original), setas con boletus (tremendas para los amantes del foie) y alcachofas con ibéricos (que nos emplataron directamente y estaban bien)
- De segundos tomamos: solomillos con foie y lomo de atún, tanto cantidad como calidad muy bien. Lo único que el lomo de atún venía fileteado un poco raro, pero estaba bueno.
- Postres, buñuelos de chocolate, que nos dijeron que era su especialidad. Hay que comerlos de un bocado por el tema de mezclar las texturas.

LO MEJOR, las setas con boletus (buenísimas), la atención y el muga reserva a 35 € la botella, nada mal para lo que vale en tienda.

LO PEOR, pues nada, por poner una pega, nos vendieron tanto que los buñuelos de chocolate eran tremendos, que explosionaban en la boca, que con tanta expectativa no nos entusiasmó tanto.

PRECIO: 60 € persona sin cortarse de nada, copas, botella de vino, entrantes, segundo para cada uno y un par de postres para compartir.

Gath

Buena reseña.
Lo de la gestion de reservas telefonicas de Oyarbide es inexplicable. El 19 de este mes me llamaron al movil, echandome la bronca por no haberme presentado a comer ese dia, cuando la unica reserva que, hasta ahora, había hecho con ellos - y realizada- databa del 19 de marzo. Tienen un descontrol importante.

21 de abril de 2016

Cristina Bertrand Pi...

Total, yo les pregunté si tenían menú degustación porque en la web vi un menú de tres platos, y con tono borde me respondieron que por la noche no tienen ese menú, que es solo al medio día, entre semana, para la gente que va con prisa y que si quiero cenar es mucho más caro. Aún así reservé por miedo a quedarme sin mesa en ningún lado, y cuando rellamé para cancelar porque tenía mesa en caray, me dice la chica que no tenía ninguna mesa reservada,. Debieron de pensar que no podría pagarles :)

21 de abril de 2016

nindiola

Y podias? ;-)

23 de abril de 2016

10/04/2016

Bien

Este domingo por consejo del Sr. Rodríguez tuvimos el placer de comer en Caray.

La verdad es que el local esta muy chulo y me imagino que lo querrán explotar como coctelería además de restaurante. Tiene toda la pinta. Me imagino que el hotel le ha dado una vuelta al espacio y han logrado un bonito restaurante.

El servicio de 10, la verdad es que los camareros fueron todos muy profesionales, amables y rápidos. No hacía falta más que levantar una ceja y en pocos segundos tenías a uno en la mesa.

Para abrir boca el restaurante nos sirvió una crema de calabacín que no estaba mal y unas croquetas de jamón dignas de solo por ellas realizar la visita.

Pedimos de primero unas increíbles gambas en gabardina que no eran más que unas gambas a las que habían quitado el cascarón de su cabeza y preparadas en témpura. Excelentes. Continuamos con unas alcachofas con jamón que no eran nada del otro mundo, el jamón no era gran cosa y las alcachofas les iban a la zaga. Totalmente omitibles. Por último perdimos unas croquetas de ortiguillas que después de haber comido las de jamón también eran totalmente omitibles.

Nadie se quejó con los segundos. Pidieron unos boletus con huevo, un quinoto a la trufa y una ensalada de quinua con cangrejo real.

Por mi parte pedí un increíble steak tartar de ciervo. Realmente rico, abundante y bien presentado. El único fallo es que creo que debió de ser presentado ya que la mostaza no estaba mezclada con la carne y en principio parecía decorativa.

50 lereles por barba con cafés y dos botellas de vino.

Me gustó en general, los primeros quizás flojearon un poco, pero en general bien.