Carlota Akaneya Restaurant

Carlota Akaneya es el primer sumiyaki de Europa. Abierto en agosto de 2011, ya es uno de los restaurantes de referencia entre los amantes de la cocina japonesa tradicional.

Ordenar por:

relevancia fecha

27/07/2012

Japo diferente

Descubrí el Carlota Akaneya a través de Kviar City y sus ofertas de descuento del 30% y allá que fuimos.
El local es original y acogedor... ¡y curioso! Las mesas tienen una zona central que aloja un lugar donde hacer brasas porque en este restaurante te puedes cocinar la carne a tu gusto.
Compartimos Edamame 83,50€), patatas karai (bravas, 5,90), niku yakisoba (8,10), el combi wagyu (150 gr combinados de solomillo, lomo alto y bajo -se viene traduciendo en cuatro trocitos de cada cosa => 43€), y entraña (aprox 60gr, 2 trocitos por cabeza).
Todo estaba delicioso, pero no es un sitio para comedores de grandes cantidades, que corren el riesgo de salir hambrientos o bien arruinarse.
Completamos la cena con 6 cervezas, 1 mochi de té verde (procedente del Ochiai) y un cortado.
Con el descuento de Kviar (30%), 62 euros, 31 por persona.
El servicio muy agradable y correcto.

05/03/2012

Una forma diferente de hacer una barbacoa, a la japonesa

Restaurante que a primera vista y sin abrir la carta no parece japonés. Más aún, si como es mi caso, se desconoce esa faceta de la cocina japonesa, de que el cliente se cocine el mismo los platos de carne o verduras en una barbacoa de carbón vegetal situada en el centro de la mesa, denominada Sumiyaki.

Se ubica en el local que ocupaba el restaurante Ivanhoe, en la calle Pintor Fortuny, zona del Raval con múltiples y variadas opciones de restauración.

En el restaurante Carlota Akaneya, se sirven tanto tapas como platos de cocina japonesa. Al mediodía se ofertan 4 diferentes menús que combinan sopa o ensalada con un plato principal de yakisoba o arroz (umiyama gohan) más postre. El agua, servida en jarras con hielo se incluye en le menú.

Los menús del mediodía van desde los 10 euros hasta los 20 euros en el caso de un combinado de carne para hacer en la barbacoa de carbón vegetal. Este combinado de carne tiene en la denominada Kobe la más selecta (43€ por 150 gr. de ternera).

Al disponer de poco tiempo para comer desistimos de probar la barbacoa ya que requiere tiempo y paciencia. Así que queda pendiente probar esta original forma de hacer una barbacoa a la japonesa.

Probamos las diferentes opciones de menú, con sopas, como la wakame de algas, ajo, puerro y sésamo bastante más sabrosa que la tradicional sopa de miso. Los yakisoba se sirven de carne o verdura, y en ambos casos incluye unas curiosas algas o verduras en escamas que por su movimiento parecen que estén vivas. Variedad de ingredientes en los yakisoba pero con exceso de jengibre o dulzor que mitigaba el sabor de algas y carne.

El menú de 15 euros se acompaña por unos triángulos de arroz rebozado bastante insípidos, lo que menos me gustó. Muy buena la ensalada japonesa, que con base de tomate tiene un aliño muy sabroso y un arroz con pescado y carne hecho a la brasa que le daba un sabor poco habitual.
De postre se ofrece el característico postre japonés de helado de té verde o pastelería (sacher o Tiramisú) que pese a no ser casera estaba muy buena.

Del local destaca una decoración minimalista estilo taberna marinera con grandes y anchas mesas de madera con una base de cuerda que la rodea. El hecho de disponer de una barbacoa central en cada mesa hace la necesidad de contar con un extractor individual en cada mesa necesario para succionar todos los humos u olores que se deben generar, sobre todo si el 100% de las barbacoas están en funcionamiento.

Servicio correcto y atento que cuida el mínimo detalle. Queda pendiente probar la carne de Kobe en la barbacoa que debe ser una forma entretenida y divertida de cenar entre amigos.

14/03/2012

Una humeante y original experiencia

Este restaurante se presenta como Japonés pero no al estilo que estamos acostumbrados.
De las tres páginas del menú, la primera es para los entrantes, que incluyen opciones tan poco japonesas a priori como pan con tomate, arroz a la parrilla y eso sí, una concesión al imaginario colectivo japonés con una sopa de miso. Muy buena por cierto. Estas tapas y entrantes las traerán ya preparadas.

En la segunda página se pueden encontrar diferentes combinados de carne y verduras, que incluyen ternera, pollo, cerdo y partes interiores de la vaca, que sirven crudas para que, sobre las brasas que preparan en el centro de la mesa, cada comensal prepare a su gusto.

La tercera página está dedicada a la exquisita carne de Kobe (que yo misma descubrí en este restaurante). Viene a ser lo que el cerco iberico a las vacas. Confirmamos con el restaurante que no es Kobe japonés pues por lo visto está prohibido exportarlo y además el precio (ya caro en el menú), sería aún más pohibitivo. Pedimos una ración para probar y sí, tengo que confirmar que es una carne Excelente. Tierna y jugosa como pocas.

Con vino y cafés.. salió por algo menos de 30 euros por persona.
Nota: El olorcillo a barbacoa te acompañará hasta que llegues a casa, te desnudes y te des una buena ducha ;)

27/11/2011

Silver Surfer lo descubrió en noviembre de 2011

Sumiyaki: Barbacoa Japonesa de carbón vegetal

Restaurante japonés diferente a lo que estamos acostumbrados: No sushi, no maki... Básicamente carnívoro, manteniendo el minimalismo nipón (No espereis grandes porciones...). Mesas con BBQ de carbón vegetal para que los clientes cocinen la carne a su gusto. En nuestra primera experiencia probamos un combinado de carnes, Yakishoba, Teriyaki Do y Mochi de te verde de postre. Nos quedó pendiente probar la carne de Kobe!
El servicio muy atento y el precio con botella de vino fue de 30€/pers (4 personas).Eso si, es un tipo de comida que merece una velocidad relajada y el servicio no va en contra de ello....
El producto (a excepción del Kobe) y los platos son familiares (estamos acostumbrados a disfrutar de BBQ's de carne..) pero la experiencia es recomendable para ser compartida con buena compañia!