Carmencita Bar ofrece un brunch maravilloso, unas de las mejores hamburguesas en Madrid, Gin Tonics creativos, tapas deliciosas, buenos vino, y tostas ricas en un ambiente internacional y acogedor.

Ordenar por:

relevancia fecha

10/05/2017

Brunch, brunch, brunch

Carmencita es uno de esos sitios del que todo el mundo habla o conoce, pero que por la peculiaridad del restaurante (famoso por los brunch), muchas veces no cuadra bien el ir.

Pues bien, dia de fiesta, Madrid vacio...perfecto!!

Alla vamos...

1. Huevos benedictine con bacos y aguacate - perfecta la salsa, perfecto el huevo, mejor el acompañamiento de bacon, quizas el aguacate no aporte mucho, pero le da algo de frescura.
2. Hamburguesa Tucson - la otra perla de Carmencita, las hamburguesas. Buen tamaño, perfectamente acompañada de aguacate y queso de cabra.

Todo esto acompañado de una jarra de mimosa.

Domingo en Madrid sin tener nada que hacer...Carmencita!

20/04/2017

Buen sitio para tomar el brunch, eso si, mejor que reserves con tiempo. Estuve con una amiga y, con suerte, nos sentaron en la barra. Eso si, nada de chachara, en cuanto ven que has terminado te largan (es el precio que hay que pagar por formar parte del moderno malasañero)

09/05/2016

Buena comida pero con malas formas

Fuimos al Carmencita porque teníamos ganas de brunch y nos dejamos guiar por las opiniones en internet y las listas tipo "los mejores brunch de Madrid" y salimos bastante decepcionados. El local es pequeño y muy ruidoso. Si eres de los que le molesta el ruido, definitivamente, no es tu sitio.
A los huevos benedictinos le tienen muy bien cogido el punto, están perfectos. El salmón está salado pero el aguacate es muy bueno. Los de bacon no los probamos. Los hash brown están decentes pero las patatas caseras son buenísimas. Las tartas (de zanahoria o de chocolate) están también muy ricas. La de chocolate es suave y no resulta empalagosa.
Otro tema es el servicio. Como he dicho el local es pequeño y tiene mucha demanda. Si vas un fin de semana tienes que reservar y sólo te guardan la mesa 15 minutos. Hasta ahí todo lógico y correcto. El problema viene cuando tardan una eternidad a servirte y al final te meten prisa para que dejes la mesa libre porque hay gente esperando. Si la comida tarda casi media hora en llegar a la mesa, es imposible desalojar a tiempo para la siguiente reserva por rápido que comas. Con el postre nos pasó otro tanto de lo mismo. Te sirven el café pero las tartas no hacen su aparición hasta pasado un buen rato largo. Cuando estás aún a medias con el postre te traen la cuenta sin pedirla. Dan vueltas alrededor mirando si has terminado y van retirando platos aunque haya gente aún comiendo.
En resumen, la comida está muy buena en términos generales pero no creo que vuelva por culpa del servicio.

08/11/2015

La hamburguesa es contundente, y las patatas sabrosas. Tardan un pelin en hacerlas, pero hay buen ambiente en el local. La próxima pruebo su popular brunch.

Con foto: yonomeaburro.blogspot.com.es/2015/11/carmencita-bar-hamburguesas-bru...

05/08/2015

Para una hamburguesa

Casi todo el mundo pide hamburguesam está buena y sale barato.
Es un local no muy grande y muyyyy ruidoso. El sonido rebota y escuchas lo de todas las mesas a la vez.

15/03/2014

--------------------------------------
Marzo 2014. Cena Viernes. 2+
--------------------------------------

Fail en la Carmencita. Buscábamos un sitio en plan informal y no muy caro para una cena con amigos (+ niños de ésos perfectamente educados). Nuestra primera opción era Lu&cia, de hecho habíamos llegado a reservar, tras no encontrar mesa en Taxi a Manhattan que nos parecía a priori el mejor sitio. En el último momento y por el rollo zona-hamburguesa-gintonic, cambiamos la reserva para Carmencita y vaya,.... "mardito" el día

Al llamar para reservar, avisamos de lo de los niños ( no fuese a ser que se convirtiese en un bar de esos de malas influencias a partir de una hora, en plan Abierto hasta el amanecer). Nos dijeron que ok. Hasta aquí perfecto.

El local es pequeño y realmente no tiene mucho pero me parece un sitio agradable teniendo en cuenta que tiene estructura de bar, con escasa separación entre barra y mesas. Nosotros, por logística, estuvimos en la entrada pero siendo menos las mejores mesas son al fondo, más tranquilas aunque pegadas al baño.

El servicio informal y aparentemente con ganas de agradar aunque hubo algún detalle bastante feo. Alguno bueno también como quitarnos un primero a compartir diciendo que era mucha comida.

Pedimos humus al centro y hamburguesas. El humus bastante rico, venía con pan y palazos de zanahoria y calabacín. Las hamburguesas ( podemos opinar de la Tucson y la MasqueSea) ricas también aunque fuera, en nuestra opinión, del top burguersil madrileño. De postre y también al centro una más que aceptable tarta de chocolate. Por "comercio" 3++

Con 10 cañas dobles y 4 gin tonic premium bien "tirados" y descontando el efecto niño se quedó en unos 25€/pax, precio un poco desvirtuado por el bebercio.

Ahora bien:

- Tardaron mogollón en traer "algo" a la mesa. Iban a venir el humus y las burguers de los niños primero y luego nuestras hamburguesas. Al final llegó el humus sólo tras un buen rato y tras una eternidad las de los niños y dos de las nuestras. El camarero se disculpa diciendo que se ha liado con las comandas y que las dos que faltan va a tardar un poco. Vamos un puto desastre.

- Con el café nos traen la cuenta sin pedirla. Además, el ticket tiene tan poca tinta que es imposible leerlo. Estuvimos a punto de largarnos a tomar un pisco al Tiradito en vez de tomarnos las copas aquí pero el final pudo la pereza. Pedimos las copas y le digo al tío con toda la amabilidad de la que puedo hacer gala cuando me tocan los cojones que a ver si la cuenta me la trae que se pueda leer y va el tronco y suelta: "Así es como sale de la máquina así que más no se puede hacer". ¿Qué tal si le pones tinta o cambias de puta máquina amigo o es que ahora hay que pagar las facturas sin saber lo que ponen?. Alucinante. 2--

Al final trajeron la cuenta remarcada a boli (sólo el importe total) y añadiendo por encima el precio de las copas (7,5€ each Martin Millers).

Bueno que mi experiencia no fue para nada buena. [(3++) + (2--)] / 2 = 2+ ¿no?.

Eso sí lo pasamos teta.

EandradA

Carmencita Bar no me parece un sitio para niños, es pequeñajo y hay ambiente de copeteo.

15 de marzo de 2014

amarin

Si es que falta vocación de servicio en éste país de servicios.
La respuesta del camarero es total, el tío se tuvo que quedar bien a gusto.

15 de marzo de 2014

acme

Yo creo que lo pillamos en una mal momento pero yo me quedé flipando

15 de marzo de 2014

EandradA

De todos modos si volvéis ya no estará el mismo camarero, cambian con mucha frecuencia.

15 de marzo de 2014

EandradA

Y... sí Amarin, falta vocación pero también falta formación por parte de los dueños de los negocios. Debes saber servir mesas, estar atento a las necesidades de los clientes, ser simpático... pero nadie te lo enseña.

15 de marzo de 2014

je suis béatrice

Y hay mucho de le pido al camarero un nivel de Escuela de Hostelería Suiza pero le pago solo 600 euritos al mes...

15 de marzo de 2014

amarin

En mi opinión el cliente no tiene/no quiere saber ni lo que le pagan al camarero ni si la formación es a cargo de la empresa, o si ha discutido con su novia por la mañana.
Si le han contratado debería ser por algo, entiendo que ya vienen aprendidos.El camarero es la cara pública del negocio y puede hacer mucho daño, si esto al empresario le dá igual así le irá.
Como tengamos que depender de si tiene tiene un buen momento o no para atender a los clientes, vamos aviados.
Y la alta rotación de empleados en cualquier negocio nos está dando pistas que algo pasa.

15 de marzo de 2014

EandradA

Totalmente de acuerdo.

15 de marzo de 2014

je suis béatrice

Ser un buen profesional en un trabajo cara al público consiste entre otras cosas en no hacerle ver tus problemas personales al cliente. Otra cosa es que se prefiera pagar más a un decorador que a un buen camarero,que es la cara de tu negocio. Es como pagar panga y querer besugo. Sí has comprado panga, ya sabes lo que tienes, no le pidas que sea besugo.

15 de marzo de 2014

je suis béatrice

...y que hablo en general , que yo no conozco el Carmencita Bar.

15 de marzo de 2014

06/01/2014

BRUNCH!!!

Hoy, Paco me llevo a tomar un Brunch... busco por internet y encontró Carmencita, las opiniones eran buenas y decidimos probar... sin duda, volveremos!

La camareras son muy simpáticas, el servicio bueno y el Brunch para chuparse los dedos... pedimos el Menú Completo de Brunch: huevos benedictinos con bacon, patatas caseras, una copita de minosa, un rica combinación de cava y naranja y para terminar, un rico café con una de las mejores tartas de zanahoria que he probado y todo esto por 14 euros...

25/08/2014

Buena relación calidad/precio

No son los mejores huevos Benedictinos que he tomado en un brunch, pero están bien. Local agradable, aunque quizá algo estrecho. El servicio amable, pero lento. Mejor ir sin prisas.

02/11/2014

Brunch inigualable

Brunch de domingo mañanero con unas amigas extranjeras. Aunque la calle no es especialmente atractiva, una vez dentro los chicos que atienden (chica y chico) un encanto así como la experiencia. Pedimos todas brunch con distintas variedades de guarniciones, todas sobre unos benedictine muy, muy buenos. Buen zumo, riquísimas guarniciones, un cafe difiicil de encontrar y un ambiente desenfadado y joven, solo 14 euros por esa maravilla, ojalá que otros lugares de más copete aprendieran....Volveremos muchas veces.
En vez de ser en el Carmencita es en el Gringa, del mismo local y a solo 5 números más alla....

20/11/2013

Hamburguesas y cerveza

Local pequeño, con barra y apenas 5 o 6 mesas. Hamburguesas buenas, buen montón de carne, panecillo apetecible, patatas diferentes.
Intercambio de idiomas, para hablar inglés, los martes.

26/11/2012

Buen hallazgo

Le tenía ganas al Carmencita; así que el sábado por fin aterrizamos allí a la hora de la cena. Una mesa alta libre, perfecto. A pesar del ruido y de que estaba lleno, estuvimos muy tranquilos y a gusto en el local. Pedimos unas cañitas bien tiradas y frías y hamburguesas (Steffy y Tucson); realmente muy buenas. De postre una porción de tarta de zanahoria, con el bizcocho mojadito y una enorme capa de crema por encima. Todo muy rico, todo muy bien de precio, los camareros muy amables, y por suerte no tiene el tipo de público que abunda en la Malasaña profunda.
Conclusión: me gusta Carmencita y vuelvo en cuanto pueda.

Hemos vuelto varias veces y nunca defrauda, al contrario, cada vez está todo más rico, ya hemos probado todas las hamburguesas, la Gregorio's de esta vez estaba impresionante y no pica excesivamente. Muy bien ambiente, algo ruidoso a veces. ¿26€ por dos hamburguesas caseras con patatas caseras, 3 dobles de cerveza y una porción de tarta de zanahoria? me parece baratísimo, esperemos que no cambie.

25/11/2012

La mejor hamburguesa de Madrid!

Hacia un año que no iba a este restaurante. La última vez me encanto por lo que decidimos volver. Una Foothills ( champiñón, cebolla caramerida) con extras de cheddar, tómate y huevo. 9€. Exquisita! Carne al punto y trato inmejorable. Un must! Una de las mejores hambuegueserías de Madrid!