Cuenta para dos. No pudimos llegar al postre.

26 de octubre de 2011