Ordenar por:

relevancia fecha

28/03/2016

Es la primera vez que como en un restaurante de Nacho Manzano e iba con la cabeza neutra, tras leer críticas positivas y negativas. Para mi, restaurante de "picoteo" de los de marcar en la agenda y volver cada cierto tiempo a probar los distintos platos de las cartas cambiantes. Sábado noche de Semana Santa y lleno hasta la bandera. Éramos cinco y nos pusieron en una mesa de madera rústica a la entrada: no había ruido (alguna de las críticas decían que era un sitio ruidos), ni frío (la puerta está al lado) ni pasaba gente. Pedimos todo para compartir y poder probar más cosas: croquetas, tortilla de patatas, costillas de Angus y tortos. Las croquetas, de jamón, muy muy recomendables: la besamel estaba tan fina que era casi liquida, con la dificultad que conlleva luego freírlas bien. La próxima vez las volveré a pedir. Los tortos de cebolla caramelizada y cabrales estaban muy ricos, nada grasientos y tampoco muy fuertes (para ser cebolla y cabrales), las costillas de angus también las volvería a pedir. Lo que menos me sorprendió fue la tortilla de patatas.
Los postres... Increíbles... Pedimos arroz con leche y tarta de queso y no sabría con cual quedarme. Los dos muy recomendables: el arroz cremoso y suave y la tarta de las de siempre, nada de cheesecake.
Para acompañar los postres, nos pusieron una jarra de café de pota con anís y brandy.
Sin duda la próxima vez que vaya a Oviedo si hay sitio volveré.

24/01/2016

El restaurante de Nacho Manzano barato

Materia prima, buena ejecución, servicio atento y local bien puesto

08/09/2015

Recomendable y algo ruidoso. Bien, y no caro, pero no extraordinario.

No es un, creo, restaurante de autor, pero su cocina es "prestosa". Con toques de buen gusto. Las raciones son correctas y no me pareció un restaurante caro. El servicio como muy amable y eficaz, nada estirado. Decoración oscura toda ella, con grandes faroles redondos en algún punto y con detalles bonitos, bien resuelta. Paredes y techos oscuros y velitas incluso para el almuerzo. Velas dentro de tamices o peñeras. Bodegones "rústicos" aquí y allá.Mesas demasiado juntas, sin mantel, y que se escucha aunque no quieras lo que hablan los comensales de al lado. Ambiente algo ruidoso. Mejor reservar.
Buena opción por 19 euros el menú del día: 3 platos y postre, y agua. Nosotros pedimos a la carta. Nos subió dos almuerzos, (compartiendo una ensalada de verduras asadas 15 euros y atún de conserva y un postre a 6 euros.), con una copa de vino Aprendiz tinto, a 2,50, agua mineral 2 euros y dos platos principales, unas lentejas estofadas muy hechas y con poco sabor, salvo el magret de pato que llevaba encima.14 euros. Y una merluza a la romana.19,80. El postre como digo a compartir, era una tarta de queso suave y cremosa con mancha de dulce de membrillo al lado y espolvoreado con frambuesas deshidratadas, lascas de parmesano y quenefa de helado de frambuesa tambien como acompañamiento,6 euros. Creo que todo como 59 euros, para dos almuerzos. Tampoco queriamos comer mucho, sino hubieramos elegido, tal vez, platos más contundentes o el menú del día. Y cada vez pedimos más comidas sin sal. Aquí se volcaron.

Eligiendo sus famosos platos, dicen, tortilla de patatas, croquetas, fabada o pitu de caleya..sales muy satisfecho, según las criticas. Nosotros satisfechos? bien, regular, aunque el servicio es supercercano, afable y algo parece nervioso, yo creo que sin razón porque aunque el local estaba lleno, tampoco es para precipitarse o andar a carreras.

Tapas, medias raciones y raciones. Todo para compartir: no hay platos individuales. La versatilidad es la norma de la casa: menú diario a 18/19 euros con tres medias raciones, bebida y postre. Y menú degustación a 25 euros (sin vino), que puede ser a base de 5 tapas si se cena en pareja o raciones y medias raciones si se va en grupo.

Como anécdota se llama el local "Gloria", por la abuela de Nacho y Esther Manzano.
Pero ellos en otros de sus locales, en Gijón, o en Arriondas hacen otro tipo de cocina algo más compleja. La Salgar, Casa Marcial, son otra cosa. Gloria no nace con estas pretensiones, sino con una cocina sencilla, casi de pueblo o de casa de comidas, aunque se nota la mano del maestro detrás. Esther suele estar, cuando le deja libre su local de Gijón, también por allí. Nacho tiene dos estrellas Michelin, y 3 negocios, tapas evolucionadas, en Londres, con su Iberica.com.

11/11/2015

Gloria casa de comidas

Noviembre 2015

Cristina

Espero relato!!!! Que lo mismo cae en diciembre...

11 de noviembre de 2015

25/08/2014

Miss Migas lo descubrió en agosto de 2014

La cocina para todos los públicos de Nacho Manzano