Casa do Alentejo

Ordenar por:

relevancia fecha

27/02/2017

Sorpresa!

Lugar con encanto.
Gratisima sorpresa al cruzar esa puerta que no no te hace suponer lo que se esconde dentro.
Tuve la suerte de ver cantar a un grupo de gente de Alentejo, ataviados de esa manera particular que podeis ver en las fotos, y que parecen sacados de otra época.

31/07/2016

Barroco y entrañable

Antiguo teatro que cumple la función de sede central de la región portugués del Algarve. Está en pleno centro de Lisboa. Funciona como restaurante, bar de tapas y salón cultural.
Se lo cedieron a unos amigos míos para ensayar con su grupo de música, así que el ambiente es familiar a pesar de estar en la ruta turísitca.
Hay que ir con cuidado con las tapas pues a veces las mantienen durante muchos días seguidos y puedes arrepentirte de haber pagado por unos 'chocos' chiclosos.
Por el resto, muy buen ambiente.
Los domingos hay una cola expectante de viejitos que acuden para el baile semanal (bastante entrañable).

16/02/2016

una gran experiencia

comida casera, no es una pasada pero todo está bastante sabroso

29/04/2015

Imprescindible en Lisboa. Si no te lo dicen, no entras. Pero entrad...

Situado en la parte baja de Lisboa, en medio de la zona peatonal que llega hasta el mar. Fachada absolutamente cochambrosa. Una vez pasado el efecto "glups-seguro-que-es-aquí" te encuentras con una especie de palacete ¿árabe?.

Pues sí, salones enormes de techos abovedados, maravillosos muros de azulejo con inscripciones árabes (imagino que versos del Corán, pero vaya usted a saber) y tarimaza de toda la vida de la que de verdad hace crac-crac-crac al pisar.

Patios interiores, fuentes, frescor...toda una sorpresa.

Entiendo que es una casa regional o algo similar, porque vi que había visitas guiadas, aunque no nos quedamos.

Cocina típica Portuguesa. Todo clásico y muy casero.

NUESTRA OPCIÓN:

CERDO ADOBADO CON ALMEJAS. Buena mezcla, toma fusión. Muy sabroso y muy Portugués. Típico de Alentejo según nos dijeron. Ración industrial.

COGUMELOS AL AJILLO. Es decir champiñones. Muy buenos aunque un poco cansinos. Enorme fuente de barro. Elegimos mal.

Con media botella de vino de la casa y una enorme degustación de postres, 40 euros dos personas.

Muy recomendable.

Cristina Altozano

Porco a Alentejana... tienen una versión con patatas en lugar de almejas que también está para lamer la fuente

30 de abril de 2015

25/04/2015

Precioso restaurante

De primeras, al encontrarse con la fachada destartalada, cutre y llena de pintadas, el comensal poco informado difícilmente detectará que dentro hay un restaurante, y de hacerlo, correrá en dirección contraria, craso error, la casa do Alentejo es un sitio en el que se come bastante decentemente a un precio muy muy, pero que muy muy razonable, de entrante unos quesos que estaban bien, yo un riquísimo bacalao al horno con unas patatas estupendas y mi mujer unas migas al estilo del Alentejo muy buenas y diferentes a las que hacemos en España, con una botella de Veleda, bastante rico, 21 € por persona, increíble, el mismo vino lo vi días más tarde a 17, aquí 10... perdón, se me olvidaba contar un pequeño detalle, la sala es absolutamente encantadora, con una típica decoración de azulejos muy cuidados y la entrada es un patio precioso, de verdad es como decimos ahora los modernos (je je) un "must" de Lisboa en relación calidad/precio.

01/05/2012

Precioso local y comida casera

Desde fuera no llama la atención pero en cuanto empiezas a subir las escaleras te das cuenta de que estás en un sitio especial.
La arquitectura y organizción de la casa así como los adornos hacen recordar inmediatamente a una edficación árabe, con su patio interior con una fuente, arcos ojivales. Es preciosa y de esos locales que se notan que tiene historia.

Los turistas o locales que pasan por allí par comer, comparten espacio con los abuelos originarios de la región de alentejo que aún acuden a su local para reunirse.
La comida está buena, sin pretensiones, y contundente.

11/06/2011

lugar como pocos

La Casa do Alentejo es visita obligatodia si vas a Lisboa,es una asociación cultural regional de nativos de la provincia de Alentejo.
El sitio es único, y es muy difícil encontrar uno parecido,la decoración increíble y el servicio muy atento.
El comedor merece la pena visitarlo así como las estancias que uno puede ir ver en este edificio, son únicas y llaman la atención por su decoración
la comida esta rica pero en el fondo la mayoría de las personas lo visitan por su decoración no por el menú que puedan degustar.
la relación calidad- precio es muy buena.
Siendo una parada obligatoria para cualquier viajero.

10/08/2013

No te lo pierdas

Un sitio que no debes perderte. Especial , diferente. La comida es sencilla pero sabrosa y a buen precio. Te sientes en el Lisboa de los años veinte.

20/04/2010

Lugar encantador

No tengo palabras para describirlo. Tuvimos la suerte de pasar por allí después de haber comido en un restaurante de la misma calle, escuchamos una música popular que inundaba toda la calle y nos decidimos a entrar: Qué espectáculo tan inolvidable, hasta me eché unos pasos de baile mientras sacaba fotos y vídeo. Para una próxima vez habrá que probar el restaurante.

Edito el 20-04-2010. Después de haberle aconsejado este lugar a unos amigos, estuvieron comiendo hace un par de semanas y les encantó. Muy buenos precios, ahí van: 1 ración de arroz de bacalao (podían comer bien dos personas) 9,50€; 1 ración de pato asado (exquisito) 9,50€; 1/2 botella de Casal García (vinho verde) 5,00€; cerveza Super Bock s/alcohol 1,50€. Total con entremeses (queijo ovelha de Alentejo que estaba fabuloso 2,70€), pan, postres (Pudim d'ovos (2,00€) y Charcada (3,50€), que estaban para morirse) y agua, 33,80€.

13/02/2011

un trozo de alentejo

he ido un par de veces a la casa de alentejo y he de decir que en la primera ocasion sali muy contento pero la segunda no tanto.

el edificio es raro, com una mezcla de estilos muy peculiar.

como es logico la carta esta compuesta por platos tipicos de esta region portuguesa.

los salones son grande y tienen diferente categoria (o por lo menos a mi me parecio eso).

siempre suele estar lleno y el servicio depende del camarero que te atienda, la segunda vez que estuve el servicio fue pesimo.

06/02/2011

Comida buena y sin complicaciones en un palacio precioso

Es el sitio de encuentro y reunión de los alentejanos que residen en Lisboa. Está ubica en un palacio espectacular, sólo por verlo merece la pena ir. La carta es reducida y básica pero muy aceptable, con platos típicos (obviamente, del Alentejo) muy ricos y a un muy buen precio. Lo mismo le sucede a los vinos: carta reducida pero con caldos de la zona; nosotros nos dejamos asesorar por el camarero y nos eligió un vino muy bueno y a buen precio. Postres caseros. Es de los sitios que hay que recomendar y a los que te quedas con ganas de volver.

22/02/2010

No se juzga un libro por la cubierta

Está ubicada en una calle muy concurrida de Lisboa llena de terrazas y restaurantes, y pasa desapercibida por su fachada. Es un palacio contruido posiblemente a finales del s. XVII, y sufrió modificaciones en el período que funcionó como casino.

Al entrar en la casa regional de Alentejo parece que entras en un patio árabe, a pesar de que en el primer piso los salones de baile parecen de un palacio parisino. Tiene una tasca a la que se accede desde el salón principal del primer piso, muy concurrida por estudiantes debido a los precios reducidos.

También tienen un restaurante en el que se puede degustar la gastronomía alentejana.

Mi recomendación es entrar sin miedo y simpre que las puertas estén abiertas ir recorriendo el edificio. Merece la pena entrar en el tocador de señoras (planta baja) muy en la línea de los teatros y casinos de principios del s. XX (aunque en 2007 estaba muy necesitado de mantenimiento).

Nota: Salvo que hayan hecho modificaciones no es accesible para sillas de ruedas, carrios de bebé, etc, porque hay que subir un tramo muy largo de escaleras para llegar al patio de entrada y luego hay una escalinata para llegar al restaurante y cafetería.