Casa Eutimio

Ordenar por:

relevancia fecha

20/02/2018

Medio siglo de cocina asturiana

Seguimos sin abandonar la bella región asturiana y decidimos visitar un pueblo marinero mágico, el cual ya de por sí solo emite un aura especial por su encanto, hechizo y atractivo: Lastres, donde nos espera un lugar creado para el yantar, concretamente, Casa Eutimio. Si nos dedicamos a tratar de detallar su larga historia, tendremos inicio, pero no fin. No obstante, merece la pena destacar unas pinceladas. Como es menester, el amor por la gastronomía lo heredaron María y Rafael Busta, de sus padres Rafael Eutimio Busta y Aida Rosales, que cuando el Restaurante atendía al nombre de "Miramar", no dejaron de servir miles de sardinas día tras día durante 50 años. Ahí es nada. Enhorabuena.

María no sólo aprendió este noble arte de la cocina de su madre, sino que también pasó una temporada en los fogones de la soberbia Casa Fermín, con el fin de añadirle una visión más moderna a la visión clásica gastronómica, que previamente ya le había enseñado su madre. Y dicho toque moderno, además de en los propios platos que se ofrece, se puede apreciar, sin ningún tipo de dudas, en el interior de la sala, la cual no ha dejado de mejorar en estos años; mesas blancas amplias y con buena separación, paredes tan blancas que dan más sensación de luz y finalmente, una vajilla compuesta por grandes platos y bonitas copas. Por cierto, una recomendación, si tienen la oportunidad, traten de reservar en las mesas pegadas junto al mar. Son maravillosas.

El menú fue sencillo, pero exquisito. 2 entrantes, y el primero de ellos todo un clásico: las croquetas de siempre. Estaban rellenas de jamón, que perdonen mi osadía, pero en mi opinión es, sin duda, el relleno estrella. Y si a ello le añadimos, una fritura limpia y exquisita, además de una bechamel espléndida, pues lo que tenemos es unas croquetas de primera.

Y un segundo entrante, también clásico, pero de altura: pinchos de merluza a la romana. Si es cierto que unas de las grandes especialidades de este local es su afamada merluza al estilo Eutimio, nosotros nos decantamos por algo más ligero, pero que del mismo modo, colmó sobradamente nuestras expectativas. Bravo.

Por último, dado que Casa Eutimio vive al lado del mar y vive del mar, no se podía desaprovechar la oportunidad de saborear un notable pescado al horno, que no era otro que una fresquísima lubina recién capturada del bravo Cantábrico. Textura sobria y sabrosa, bien acompañada de unas tiernas patatas panadera y una jugosa cebolla.

Igualmente, los postres también fueron protagonistas en la jornada gastronómica. Por un lado, el sempiterno arroz con leche. Es casi una obligación el demandar dicho postre una vez que se divisan tierras asturianas, puesto que ellos son los grandes maestros en la elaboración de estos dulces arroces y sus verdaderos impulsores. Rara vez defraudan y, por supuesto, en esta ocasión tampoco lo hicieron.

Para terminar el festival una tarta de queso con sorbete de frambuesa, muy atractiva a la vista, al mismo tiempo que poderosa en su sabor. En realidad, enamoraba a todos y cada uno de los sentidos, dominando su presentación y sabor. Trabajo de los que catalogamos de nota muy alta.

Si son amantes del mar y su gastronomía, hay un lugar muy especial, y ese no es otro que Casa Eutimio.


Última visita: 11/02/18
Web del restaurante
Ver ubicación
C/san Antonio s/n 33330
Lastres-Colunga, Asturias

985 85 00 12

gastrodisfrute.blogspot.com.es/2018/02/medio-siglo-de-cocina-asturi...

31/03/2014

Me lo había recomendado Paco, de La Hoja, de Madrid, otro asturiano de pro. Nos encantó a mi mujer y a mí. Lo mejor, antes y después de la comida, la encantadora hija de Eutimio, que ya ejerce y con enorme simpatía y eficacia. También saludamos al fundador y su mujer al salir. Comimos fabuloso. De primero, media de fabes con almejas, exquisitas. De segundo, también para compartir porque los platos son abundantes, un rape marinera fantástico. Y de postre, ¡cómo no!, arroz con leche quemado, que no desmereció.

13/09/2012

Un buen (y caro) restaurante...

Un restaurante con una sala agradable y el servicio muy atento. Por consejo de la camarera pedimos (para dos personas) sólo un primero, un segundo y dos postres. Y al final...se nos quedó algo corta la comida. Bueno, corta de cantidad...y larga de precio. De primero a compartir cebolla rellena de bonito (perfecta: melosa, exquisita). Y de segundo a compartir un rissotto de setas que no hubiéramos pedido de haber visto su precio (19 euros, un abuso total). Menos mal que estaba también muy bueno, algo caramelizado, dulce. Muy bueno, pero el precio nos pareció desorbitado. Los postres excepcionales: tocino del cielo (perfecto) y flan de queso con base de almendra exquisito. Los cafés sólo correctos. Nos costó todo 53 euros, muy caro teniendo en cuenta que sólo comimos dos platos y dos postres en total. Es un sitio donde se come realmente bien pero también es un sitio de esos en los que si te despistas puedes salir con hambre y sin dinero en el bolsillo.., como nos pasó a nosotros.

09/07/2012

FABADA Y ARROZ CON LECHE, QUE QUITAN EL SENTIOOOO

Mi primera y mejor Fabada....de saltarsete las lágrimas. Somos de buen comer y no pudimos con todo. Y el mejor arroz con leche que he probado...solo pensar en su azuquitar requemado...ummmm.

Yo pedí tarta de queso, que estaba buena...pero en comparación con lo que pude robar a mi acompañante, no hay color. (eran 2 trozos bastante grandes para una persona, con una base de chocolate y sirope de fresa por encima).

Ah se me olvidaba, pedimos también anchoas con queso, exquisitas.

La atención buena, camareros amables, pendientes, pero son agobiarte. Nos pusimos en una mesita al lado de la ventana, con una excelentes vistas al mar, de estilo clásico, tipo mesón...pero bien.

Salimos por unos 50€, para dos persona, pero son vino...que había que conducir.

Volveremos seguro ;D

19/06/2012

BUENA COMIDA PARA ECHAR EL DÍA EN LASTRES

Durante mi fin de semana de fiesta en Xixón, nos fuimos el sábado a echar el día a Lastres, el pueblo del Doctor Mateo.

La idea original era ir a la playa pero ya se sabe como es el norte así que el sábado nos encontramos con un día lluvioso por lo q cambiamos playa por Lastres.

Llamamos a las 2 antes de ir y nos dijeron que no había problema en ir a comer a las 4 así q para allá que nos fuimos.

Llegamos a las 15:30 y tuvimos q esperar un poco y es que este sitio se llena. Es curioso lo famoso que se ha hecho este pueblo pues estaba lleno de turistas, y todos iban a comer a Casa Eutimio.

Hay ciertas mesas pegadas a la ventana donde puedes ver el mar que merecen mucho la pena.

El ambiente es ruidoso y es que hay un ajetreo de clientes y camareros importante. No obstante es acogedor.

Todo regado por un albariño, fuimos 4 personas a comer, de los cuales 2 tomamos una fabada de primero.

Estaba rica, no espectacular, pero por ejejmplo mucho más rica que la de la Maquina de Madrid.

También es cierto que íbamos con un hambre resacoso que nos hubiéramos comido a la Duquesa de Alba.

Otros pidieron una nécora, simplemente correcta.

También tomamos unas decentes croquetas de ibérico.

De segundo yo tomé un besugo. Era buena pieza pero venía regado con una salsa que llevaba demasiado limón lo que le quitaba mucho sabor al besugo.

Otros tomaron el rape mariscado que estaba bueno.

El lomo de bacalao, sin más.

De postre me gustó el arroz con leche.

Son raciones grandes así que uno sale bastante lleno.

Acabamos pagando 45 euros por barba que la verdad que no está mal para todo lo que comimos.

Después de comer te das un paseo por Lastres y pá casa (30 mins hasta Xixón).

19/04/2013

Gran cocina marinera

Podéis ver la crítica en el post que le hicimos a la zona de Colunga en Asturias aquí:

mad-queens.blogspot.com.es/2013/04/queen-plan-en-colunga-asturias.html

16/11/2010

Buen restaurante en un precioso pueblo marinero.
La crema de andaricas (nécoras) y la merluza Eutimio justifican la visita.

24/07/2009

Fabada

Fui ya hace muchos años por lo que mi referencia tampoco puede ser seguida a rajatabla por el posible cambio desde entonces, si bien ese cambio auguro que a mejor. Me quedo con la fabada que comimos en este bonito restaurante enclavada en Lastres en el camino hacia la vecina Luces. Me llevó gente que conoce la zona y lo recomiendo 100% igual que sus pescados y los postres. De las carnes no puedo opinar pero se vaticina algo espectacular. De paso por la zona se puede ir a Tazones que es precioso y a la vez a tomar sidriña a Villaviciosa.

09/04/2008

David lo descubrió en agosto de 2007

La mejor cocina mirando al mar

Este establecimiento se encuentra en una hermosa casona en medio de Lastres, preciosa villa marinera del oriente de Asturias. Funciona como Hotel (dentro de la red de Casonas Asturianas) y como restaurante.

El restaurante es de lo mejor del oriente de Asturias. Su especialidad son los pescados y mariscos del Cantábrico, aunque también sirven buenas carnes. Los arroces y calderetas se sirven por encargo. El ambiente es muy tranquilo, con mucho espacio entre las mesas y una decoración muy lograda. Además tiene vistas sobre el puerto de Lastres. Tiene una amplia carta de vinos, tanto blancos como tintos, sin descuidar los cavas ni los vinos dulces para acompañar postres. Los postres tampoco desmerecen (me encantó el tocinillo de cielo con base de almendra, con el punto justo de dulzor) y sirven unas infusiones de té muy originales.

Tiene página web: casaeutimio.com

10/05/2011

Buen servicio, excelente cocina

En este restaurante de toda la vida se prepara muy bien toda la materia prima que arroja el "cachucho" (profunda fosa abisal donde nada el mítico kraken) a las redes de los pescadores llastrines. Gran y amable servicio. Para darse un homenaje.

16/07/2008

Como en casa

Cocina tradicional, enclave privilegiado y trato insuperable.
Uno de los restaurantes asturianos con más tradición, de visita obligada.

Recomendaría las paellas y arroces (sólo por encargo).

casaeutimio.com