21/01/2013

Eliminado lo descubrió en enero de 2013

Cutre pero entrañable

Una lástima de negocio: se intuye un pasado esplendoroso por lo bonito del local, ahora sucio y dejado, que sigue sirviendo en el salón superior buena comida a buen precio, servido por la familia como puede, con la cocina a la vista que mejor harían en tapar un poco para no asustar al público. Yo sigo yendo porque lo conozco desde hace muchos años de cuando funcionaba al 100%, y me da morriña y no soy escrupuloso, pero las opiniones en la red no son muy buenas que digamos, y tienen razón.- El caso es que siempre he cenado bien. Esta vez (Enero 2013) también. ¡Ánimo! El chaval que ayuda a servir las mesas tiene mucho futuro...