Ordenar por:

relevancia fecha

14/09/2016

Insuperable calidad precio para una estrella Michelin cerca de Oviedo.

Este clásico asturiano siempre sale en la lista de los tres restaurantes que la gente recomienda si vas a Oviedo/Asturias. El motivo es sencillo, buen producto, precio en línea con la calidad y sitio muy agradable, además de tener 1 estrella Michelin (para mi esto es lo de menos). Merece la pena desviarse un poco para llegar a esta fachada rústica pintada de azul y acceder a una sala bien acondicionada y que te hace sentir como en casa. El precio medio por carta lo pondría en 55€, puesto que puedes acceder al 1º menú degustación por 60€ hasta los 120€ del Suculencia. Las raciones son enormes, así que me imagino que el menú suculencia debe ser para auténticos devoradores. Pero en carta con pedir un par de entrantes para dos, un principal y un postre acabas lleno. En el vino si se nota mas el aumento de precios, así que cuidado con lo que se pide que encarecerá bastante la cuenta. El servicio es espectacular, muy amable, recomendándote y con explicaciones perfectas de cada plato, nos dejaron pedir medias raciones de todo, incluso segundos como salmonete o merluza.
Nosotros éramos 4 personas y pedimos de carta.
Nos pusieron de aperitivo de la casa 4 pequeños bocados muy ricos y originales (helado de tortilla de patata, aceituna con emulsión de anchoa, mantequilla ahumada y nido de huevo).
- Croquetas del compango de la fabada (12 uds) 12€
- Fabada de Prendes 18,7€, impresionante. Con una ración pudimos comer los 4 de sobra.
-Almejas a la sartén, fuera de carta 24€, dos por persona de gran tamaño y espectaculares.
De segundo yo pedí de 2º dos medias de
-Merluza con puerros, bearnesa, chirivía y nibs de cacao 26,9€. La merluza es uno de sus platos estrellan. Espectacular.
- Cocochas con pilpil verde de merluza y plancton 28€, muy bien aunque las he probado mejores.
Pude también probar otro tipo de merluza con una vinagreta que estaba muy bien. El rape, algo más normal. Y el salmonete para los aficionados me dijeron que estupendo también.
De postre es imprescindible pedir el arroz con leche, es imperial. Aunque nosotros para entonces ya estábamos a punto de salir rodando.
Comida acompañadas de un Marqués de Murrieta 22€, 4 cervezas y un par de aguas salimos a 231€ / 4 = 57€. Insuperable para la calidad recibida.

21/02/2016

Francisco. lo descubrió en febrero de 2016

Pedro y Marcos, los Morán. Casa Gerardo. Una buena apuesta.

Almorzamos muy bien. A la carta. Restaurante lleno un sábado de mitad de Febrero. Dani, el sumiller oficiando de camarero, rápido y serio. Pedro y Marcos, agradables con el público. Tienen saberes y experiencia. Más que merecida su estrella, de años, Michelín. Entorno agradable y cuelgan cuadros y arte de distintas galerías asturianas.
Sólo bebimos agua mineral y dos copas de blanco José Pariente. Un postre a compartir. Petición de platos a la carta, dos por persona. Éramos tres personas. Nos resultó agradable y buena calidad en los platos. Bonita vajilla e interiorismo del local casona. Como para volver. Creo, y no lo frecuento, que fue mi tercera vez en Casa Gerardo. Nunca salí decepcionado. A nuestro alrededor varios comensales optaban por el menú clásico de degustación.
Nosotros empezamos por unos aperitivos de manzana y tequila, frescos y amargos, para abrir boca. Luego las entradas ya propiamente dichas fueron un librito crujiente de hojaldre caramelizado, casi pasta brick, con queso, una cebollita rellena, un chupito de crema de nécoras y unos cubos de croquetas de compango.10,91. Yo pedí un plato refrescante como "manzana, pepino y tomate..".. aunque también llevaba anchoa, y más ingredienes en el cordón.16,36 euros.
Como platos principales, pedimos rapé con jugo de pimientos, 23,64 bien; salpicón de bugre y pixin, muy bien 27,73.. y yo tomé unos suaves lomos de salmonetes, un poco sosos tal vez, pero perfectos para mi dieta saludable:-), con una base de cremosa coliflor.23,64. Y una serie de aderezos a su alrededor muy bien elegidos.
De postre optamos por - que ellos muy acertadamente dividieron en 3 cuencos, en 6, mejor dicho- uno con base de piña tostada, helado, leche de piñones y genjibre-, muy aromático y algo dulce, suave de textura. 7,73..euros, aunque aparezca en carta como 8,50 euros.

Creo que la factura subió a 154 euros, los platos entre 16 y 30 euros, y las copas de vino a 3 euros, el pan a cerca de 3 euros. El agua mineral 2,91. Sin Iva, que fue un 10%. No tomamos café, aún así .. nos ofrecieron unas esponjas de chocolate, unos trocitos de chocolate con palomitas, y unas trufas aceptables.
La verdad, como para volver en cualquier ocasión. Tienen varios tipos de menús de degustación, clásico o contemporáneo. Desde 60 euros, 75 euros y 120 euros.