Abierto en 1921, fundado por Julio Gil, esta taberna del barrio de Malasaña es conocida por sus exquisitas croquetas de diferentes sabores (espinacas, pasas y gorgonzola, picadillo, jamón...). También proponen otras tapas y raciones: tigres, albóndigas en salsa, huevos rotos, tortillitas de camarón o ensaladilla rusa.

Ordenar por:

relevancia fecha

29/09/2013

Ardor

e ido dos veces y las dos con ardor al día siguiente. No niego la elaboración de las tapas, es magnífica, pero la relación calidad-precio pésima. Las raciones minimalistas y caras... y el local muy muy pequeño

30/09/2010

Overpromised.

Después de taaaaanto oir hablar de Casa Julio y de sus grasientas y mugrientas paredes, y de sus increíbles croquetas de espinacas debo decir mi experiencia fue bastante... DECEPCIONANTE.

Llegué una vez hecha la reforma, y francamente, toda la magia y el bouquet de las fotos del local original se disuelven en la mediocridad... y las famosas croquetas que (supuestamente algún día Bono probó) me parecieron grandes y secas, y las raciones... gigantes (sólo sirven raciones de 6 super croquetas) asi que si lo que quieres es ir TÚ SÓLO a tomar una cañita y comer algo... o vas con MUCHAS ganas de croquetas o lo tienes crudo.
Lo mejor...
Uno, que sirven un embriagador mejunje que se aproxima a ser una especie de sangria/ponche/calimotxo llamado Zurracapote, que está impresionante por un miserable euro.
Y Dos, que la cocinera con sus 80 y pico palos todavía se pasea desde la cocina a la barra con ese pelo plateado esculpido con litros de laca con la misma gracia que lo haría un Ángel celestial. Di-vi-no.

PD: Si algún fanático de las croquetas de espinacas, tiene la suerte de vivir o viajar a Palma frecuentemente -o alguna vez en su vida... las del Flexas o -sobre todo- las de La Parada de los Monstruos les dan mil vueltas (bajo mi punto de vista :)

Lau Garcia

Madre mia chico, qué exagerado... Es un bar típico de Madrid, castizo, y las criquetas no son tan grandes a lo mejor te esperabas minudencias de nouveau cuisine... Debes ser muy finolis tú...

6 de noviembre de 2011

quique arias

Jajaja. Si, exacto, ahí le has dado.
Nah, es lo que pasa cuando tienes muchas expectativas sobre algo. A ti te parece que se merecen la fama que tienen?

6 de noviembre de 2011

27/02/2010

Enero 2010: Me han vuelto a llevar y reitero lo que escribí en su día.. Se pueden comer pero... ¿de las mejores croquetas de Madrid? en la vida.Por lo demás, no puedo negar que el local/ambiente tiene su gracia para los que nos gusta lo auténtico, pero poco más

La clásica tasca con solera. El sitio es auténtico de verdad.

Personalmente, discrepo de todas las alabanzas que se han hecho a estas croquetas, las de jamón tenían un pase, pero tanto las de queso como las de espinacas están hechas de una pasta espesa y difícil de digerir.. mira que habré dicho veces "en este bar ponen las mejores croquetas de madrid", pero desde luego, en casa Julio no.

Las camareras muy simpáticas, por la noche hay ambientillo, aunque hace muchísimo calor. Recomendable ir a mediodía.

Por probar vale, reitero que las croquetas no hacen honor, ni de lejos, a su fama