Ordenar por:

relevancia fecha

31/05/2011

Para fartucar

Casa Koty es un clásico entre los cásicos, un restaurante de pueblo con acreditada reputación que debe su popularidad a sus grandes raciones. Aconsejamos compartir siempre ya que todas las raciones son como para dos personas, de hecho, y es algo que valoramos mucho, ya te aconsejan la ración adecuada según las personas.
La fama de Koty viene en gran parte por su enorme cachopo, al cual rinden homenaje un sinfín de fans de este plato, existe hasta un grupo en Facebook llamado “Víctimas del cachopo de Casa Koty”.
Para mi gusto, he probado cachopos mucho mejores en casa Colo o Casa Pedro en Asturias y este tiene un rebozado demasiado grueso y duro.. ahora sí, si loq ue queremos es "fartucar" es enorme.
Pero en Casa Koty podemos degustar y sorprendernos gratamente con otros platos como la fabada, (exquisita, la de la foto es una ración y casi equivale a cuatro platos), el cordero o la ternera guisada. 
Excelente también el arroz con leche, uno de los mejores para mi gusto, con el toque requemado imprescindible.
abuenbocado.com/2011/02/casa-koty.html

12/06/2011

Lo mejor de casa Koty, en Quintueles a 10 minutos de Gijon, es sin duda alguna su fabada con unas raciones desmesuradas y muchisimo compango, algo que se agradece porque en Asturias los bares suelen ser unos tacaños y casi no le echan carne a las raciones de fabada. En Koty te ponen una fabada como la que haria tu madre, con buen chorizo, jamon, tocino y morcilla. Solo hace falta pedir una racion para compartir (te lo sirven en un bol inmenso, no como en los restaurante de Gijon y Oviedo que te lo ponen en una pequeña cazuela y tienes que pagar el doble)

Tambien puedes pedir cachopo, una vez mas con raciones increiblemente grandes.

Y de postre arroz con leche que hará llorar a los mas duros con su exquisito sabor

28/06/2011

Cacho-cachopo

A un cerdo lo arrojas a un maizal y disfruta como lo que es. Oza y se reboza. No desea comer (que no es lo mismo que nutrirse), ni tan siquiera nutrirse (que no es lo mismo que comer), sino folgar en su propia crasitud gorrina cual hociqueaban los helvéticos esos que pintara Uderzo en uno de los álbumes de Astérix, hundiendo sus orondas faces en ollas de fondue.

Me gusta el cachopo, como las mujeres, ave maría purísima, pero todo en su puñetera justa medida, no necesito ganar una olimpíada engullendo queso, ternera y jamón, el único premio sería un atracón insalubre.

En Coty tienen a gala servir un cachopón de proporciones homéricas. me sobra la cantidad y me falta la calidad.

Puedo hundir los morros en un barreño de bellotas o de alfalfa, pero eso no es comer, eso es una gochada (léase "cerdada").

Almudena González

No he tenido el gusto de probarlo, pero pero siempre he opinado que mejor que sobre que no que falte, y si no gustas más nadie creo que te vaya a poner una pistola para terminarlo. La mayoría de las veces esos platos descomunales, están hechos para compartir que si bien no profeso la fe ni cristiana ni ninguna que no sea la mia propia compartir creo que siempre a sido común a todas ellas y sobre todo dejar hacer al prójimo lo que le salga de las narices, Ya sea bien acabarlo y eructar en signo de buen aprovechamiento de los manjares recibidos como degustarlo en su justa medida hasta que te lo pida la panza.

26 de julio de 2011

El Párroco D'Abondo

si lo que quieres es compartir un plato y rebajar la factura, es tu sitio, pero advierto que se trata de una cocina tipo colegio o cuartel. las cosas buenas, en esta vida, son precisamente las que escasean, no las que abundan. además, siempre añoramos más aquello que nos falta, no aquello que nos sobra. pero lo dejo ya, porque me estoy poniendo demasiado "zen".

28 de julio de 2011

08/07/2007

guillepb lo descubrió en julio de 2007

Alguna vez en la vida hay que probar el desmesurado cachopo (una especie de San Jacobo de ternera típico de Asturias) que sirven en casa Koty. Por mucho que me esfuerze en describirlo no conseguiré transmitir su verdadero tamaño.

Y además está muy bueno!

08/11/2007

Demasiada comida

Realmente se pasan‚ las raciones hay que pedirlas para uno y comen cuatro.