Casa Loliña

Ordenar por:

relevancia fecha

21/08/2016

No es lo que era

Ya no es lo que era ni la calidad ni las raciones.
Las vieiras un poco grasas de más. El rape empañado y la merluza rebozada pasable. Lo mejor la tarta de queso: exquisita.
La relación calidad precio mala. En mi opinión caro.

07/07/2013

Sin duda, de lo mejorcito de Galicia y de España

6ª visita 07/07/13
9 años despues por fin volvemos a Loliña. Mucho he leído en diversas webs ( que no en esta, se nota el nivel ) sobre este restaurante: que si ha bajado de calidad, que si es un clavo, que si los que ahora lo llevan esto, que si Loliña aquello.. En fin, gilipolleces ( perdón ).
La comida sigue siendo fuera de serie, de la misma calidad de siempre, que por supuesto se paga, solo faltaría. El servicio igual de agradable que en otras ocasiones. La sala inimitable, con sus paredes y suelo de piedra, su original vajilla y su cuidada mantelería, perfectamente mantenido todo. Con aire acondicionado en perfecto funcionamiento, con una tª perfecta cuando afuera hay unos sofocantes 36ºC ( esto lo digo porque parece que en muchos locales de hostelería de las Rías Baixas no parecen saber qué es eso del aire acondicionado ). Y por supuesto, los clásicos, a la altura de siempre: las almejas de Carril al natural FUERA DE SERIE y el guiso de rape, impecable, como siempre. Sobre su dueña, Loliña, pues sigue ahí, pero deja hacer. El negocio es suyo y tiene todo el derecho a estar ahí. Si se distrae y lo pasa bien, ¿ por qué no va a estar ?.

Sin duda, de lo mejorcito de Galicia y de España.

----------------------------------------------------------------

5ª visita 25/07/04

Loliña es uno de esos restaurantes de alto nivel "de siempre" que ha conseguido permanecer en la cima sin variar un ápice su estilo de cocina, basado absolutamente en la calidad de una materia prima excepcional. A diferencia de otros lugares de esa época, aquí la sala está convenientemente mantenida y bien vestida, en un estilo digamos rústico-elegante que la hace muy agradable y acogedora.

No vengan buscando modernidades, nitrógenos ni cápsulas de vacío, aquí se viene a saborear el mar en forma de los mejores pescados y mariscos que éste puede dar. Estamos en Carril, al borde de la Ría de Arousa, y se impone pedir de primero cualquiera de los fabulosos mariscos que esta ría produce. Yo recomendaría sin duda las almejas en cualquiera de sus preparaciones ( al natural, a la plancha o a la marinera ) y un exquisito camarón, del mejor que se puede tomar en Galicia. De segundo, lo siento pero las 5 veces que hemos comido aquí el plato ha permanecido inalterable: el famoso, y con razón, guiso de rape para dos personas, algo simplemente sublime.
De postre tampoco voy a ser original y tomaría, como no puede ser menos, las míticas filloas, y para beber, por supuesto, albariño, que para eso estamos en plena DO Rías Baixas, en la subzona de O Salnés.

Un servicio agradable y cercano hace aún más reconfortable una experiencia que no dejará indiferente a ningún amante de la buena cocina.

24/08/2011

Gran sitio pero la calidad se paga

Loliña es uno de esos restaurantes a los que siempre intentas volver cuando estás por las Rías Bajas. Es el local de la antigua aduana (va por ti Juan) de piedra vista, sin pretensiones de lujo y con parte del género expuesto en la barra de la entrada. Eso sí, que nadie se equivoque: en este sitio, la calidad se paga…

Entrantes:

-Empanada de xoubas de altísima calidad. Uno ya lleva mucha empanada de la buena entre pecho y espalda y puede decir que hacía tiempo que no tomaba una tan rica. Según el camarero, la hacen allí.
- Media docenita de ostras para alegrar el cuerpo al más puro estilo LU-NA.
-Un par de vieiras. Estaban ricas pero para mi gusto se pasaron con el vino en la salsa de cebolla. Como se dice en mi tierra, las vieras estaban “sabrosu, sabrosu”.

El plato principal fue el Rape Loliña. Una vez más, el pescado estaba de primera pero, mal que me pese porque me gusta este restaurante, tengo que criticar el tamaño de la ración. No puede ser que uno pague cada plato de rape a 29 euros y sólo pongan un toro de tamaño medio. A mí no me importa pagar la calidad pero, hombre, tienen que comprender que en estos sitios uno tiene derecho a servirse un segundo plato…No sé por qué pero escribiendo esto me he acordado de la película de airbag cuando el bueno de Arguiñano, jugando a la tortilla rusa, se niega a jugar si no le traen pan. Bueno, la moraleja sería: “no me importa pagar pero, coño, irme con fame no, eh?”…

De postre nos tomamos unas filloas –bueno, filloa (y pensar que está en Galicia, tierra amante de la buena mesa)- bastante buenas. Ahora, si vuelvo, me pediré las natillas que se las vi al de la mesa de al lado y tenían pintaza.

Cuando se va a Loliña no se puede marchar uno sin probar los licores caseros, hechos con frutas naturales y que cierran la comida perfecta del buen copiloto…

Todo esto con vino, agua y cafés para dos personas cotiza a unos 120 europeos. Lo dicho: la calidad se paga. Si los dueños quieren la quinta estrella van a tener que ampliar las raciones…

Pichón.

22/12/2010

jcm lo descubrió en febrero de 2007

la mejor marisquería del mundo? quizás..

Ahi hijo.. menudo lugar este. hay que llevar los cuartos preparados. Si puedes pide el guiso de rape con guisantes, es un escándalo!
sólo podría comparar el marisco de este lugar con el de Rio Ulla en Coruña

13/05/2012

Clasico de toda la vida

moviedo

AHÍ ESTÁ

... viendo pasrl el tiempo, Loliña sigue en su sitio, y ella también, aunque ya no tome parte activa. Pero el arroz Loliña (blanco, con rape y almejas) es un prodigio, como siempre. No puede acabar.

6 de octubre de 2013

20/05/2008

exquisito

acercaros a vilagarcía de arousa. con loliña os sentireis como en casa. qué probar? las almejas de carril, gambas, percebes,las ostras, y sobre todo, sobre todo, la paella de marisco, impresionante!
sin duda, la mejor paella de marisco que he probado. qué bueno!
precio? unos 45€
ah, tienen unos vinos blancos extraordianarios. os recomiendo el guitián etiqueta negra.carta de vinos: 6.

23/04/2007

El mejor restaurante de Galicia

Muchos años le amparan en es puesto de lujo, al menos para mí. Recomiendo reservar , así como pedir cualquier guiso de arroz ( el de rape, almejas o de lubrigante-bogavante). Es decir, pedir mesa y el guiso con anterioridad para la hora de la reserva, pues tardan mucho en servirlo. Siempre pedir, como mucho, para uno menos de los comensales que seais ( ponen mucha cantidad y que sobre sería pecado). De aperitivo, unas almejas a la marinera, cigalas a la plancha, ostras o percebes es más que suficiente, es decir, sólo un plato. De postre, las cañitas de hojaldre y crema. Y sin duda, cualquier albariño muy frío para acompañar tan maravillosos manjares de carril. Nota: es escandalosamente caro, pero desde luego que merece la pena gastarse el dinero en una cosa así.

03/04/2007

Restaurante con clase

Es el mejor restaurante de la redonda. Su Arroz con lubrigante es super conocido. Cocina exquisita, casera y productos de 1ª calidad, en un entorno muy confortable, como en casa. Precio entre 50 y 60 Eur comensal.