Ordenar por:

relevancia fecha

05/11/2017

No solo de huevos vive Lucio

Casa Lucio es ante todo, un sitio honesto. Honesto porque su cocina es sencilla, pero no por ello tiene menos mérito. Sobre todo si lleva toda la vida lleno día y noche, eso se llama fama y eso...cuesta mucho mantenerlo durante tanto tiempo. Y no solo de huevos vive Lucio, sus archifamosos huevos son parte de la historia de la gastronomía de nuestro país, pero hay más cosas con las que poder disfrutar.
Entras en Casa Lucio y respiras historia, se nota. No por todo el famoseo que ha entrado allí a lo largo de estos años, si no porque el sitio en sí respira vida, risas, conversaciones, conspiraciones y eso, eso es algo que no pueden decir muchos lugares de Madrid. ¿Y qué se come en Lucio? Pues sus famosos huevos rotos, sin duda, esos huevos enormes cuya yema lo inunda todo con una cama de patatas poco hechas en su punto de sal. Parece fácil y puede que incluso lo sea...pero no por ello se disfruta menos al comerlos. Otra de mis debilidades son sin duda los boquerones en vinagre, enormes, excepcionalmente aliñados y con una ración abundante para ser de 9 euros. Por último el entrecote es una buena opción para redondear la comida, en costra por fuera, crujiente y tierno y poco hecho por dentro. Y eso es Lucio...pero hay mucho más, un jamón excepcional, unos callos estupendos...no son comidas complicadas, son comidas con las que simplemente se disfruta, como si eso fuera poca cosa.
Por último, buen vino de la casa, un cune reserva de 2013 a muy buen precio. Servicio chulesco madrileño, pero en el buen sentido, clásico, castizo.
Probaré siempre nuevos sitios, pero siempre volveré a Lucio, un lugar emblemático en el que se come magnífico.

Bodega: 6
Servicio:6
Local: 8 (por lo que se respira, no esperen interioristas, ni falta que hace)
Cocina: 7,5
Precio medio: 40 pp (si no piden cigalas, angulas, etc...)
RCP: 7

Síganme, no se corten y vean todas las críticas, valoraciones y documentos gráficos en lamandarinavaliente.wordpress.com o a través de Twitter en @lamandarinaval

amarin

No se,me parece un sitio para guiris y provincias

hace 3 semanas

30/04/2017

Simplemente correcto

Buen Restaurante, pero nada sorprendente bajo mi punto de vista, aun así merece la pena conocerlo.

13/05/2016

Cria fama y echate a dormir

Cuando uno piensa que restaurantes tienen fama de excelentes en Madrid, este sin duda es uno de los primeros que te vendrían a la cabeza. Y desde luego no voy a ser yo el que diga que se come mal pues desde luego no sería verdad, pero lo que tengo claro es que a nivel gastronómico no es para tanto. He comido mucho mejor en otros restaurantes, incluso de su zona.

Lo que no puedo negar es que los huevos rotos, los famosos "Huevos de Lucio" están muy buenos.

Y lo que tengo claro es que su dueño, Lucio Blazquez, es un profesional de Sala del máximo nivel y que con sus ochenta años se paso por todas las mesas e incluso nos contó un par de chistes a lo largo de la cena.

No estoy seguro de que volviese a ir, pero tampoco me arripiento de haberlo hecho.

16/03/2016

Decepción

Alli fui con mis padres a comer a este famosisimo sitio y la verdad no si es que pille un mal dia en cocina o cuestión de mala suerte.^Pedimos gazpacho y era demasiado líquido, muy acuoso y con poco sabor, el jamon no estaba mal pero los huevos no me gustaron,las patatas estaban como sin hacer, no estaban bien fritas.Vamos que yo sali descontenta porque me esperaba mas,para huevos rotos prefiero la taberna del Almendro o en casita.

22/09/2015

Gran sorpresa

Vaya por delante que cuando empecé a participar en esta página, me propuse hablar exclusivamente de los lugares que me causasen una impresión de buena en adelante. Y despues de haber oído y leído de todo sobre Casa Luicio, la idea que me había formado del lugar era lo suficientemente vaga como para aplazar mi visita indefinidamente. Total, en cualquier parte se pueden comer una de jamón, unos callos sin salsas atiborradas de harinas, un churrasco y unos huevos estrellados, en ambiente casposo como se menciona por aquí y por allá. Pues no. La calidad y trato del producto es muy buena, ( el churrasco era de sobresaliente) el ambiente agradable y el precio muy comedido. Es dificil mantenerse tantos años sin perder el buen ritmo de lo clásico. Visita obligada.

02/06/2014

Los mas bobos van

ACT JUN - 14

Mantengo la misma opinión. Lugar turistico mas que restaurante, ojo no se come mal, pero precios desmedidos, ambiente casposo. Lleno de turistas sudamericanos de pasta y recauchutados provincianos.

___________________________________

Hacia muchos años que no iba

La ultima ocasión que fui fue invitado por un proveedor, gente de fuera que lo que querían era ver famosos. Horterada habitual por cierto en la gente de provincias que vienen a Madrid

Dejando a un lado que todo el mundo que conozco que van con cierta asiduidad o son de esos que a sus padres les gusta de toda la vida y allí se van con ellos o bien son unos auténticos horteras de esos de "usted no sabe con quien esta hablando" que por aquello que pueden comer en la mesa de al lado de otros horteras como ellos pero en este caso famosos,

Los huevos estrellados, aunque mi madre ante mis protestas me los daba cuando yo tenia de 3 para adelante (como a todo Dios, creo) se les supone invención de la casa, no son los peores que he comido en esa calle, pero ni muhco menos los mejores, si los mas famosos, tomamos unos callos pasables pero ni mucho menos de la calidad que se les supone y un pescado que no recuerdo, estaba del montón.

La hostia en la cuenta fue de ordago a la grande, no es que no lo esperasemos, lo que no esperamos fue lo poco exquisito de la comida. Sinceramente no me importa fundir dinero en mover el bigote, pero si me jode cuando la calidad/precio es baja.

El servicio en plan coleguete tasca, cuando me ponen mirando a Toledo espero que el camarero sea tan profesional de saber si el cliente esta en una cena etílico festiva tipo los canallas que teníamos al lado o esperan que les den un poco de pomada o que sea distante, es cierto que la cosa se espera un poco así, pero las cosas como son por ese precio al camarero se le esperan tablas. Por ahi estaba el amigo Lucio dando la mano a la peña de mesa en mesa haciendo sentir a la gente que les conocía de toda la vida.... otra de las cosas que se esperan.

En fin, volveré a acompañar a otros horteras cuando me lo vuelvan a pedir.

10/12/2014

Más que huevos estrellados

Hoy he estado comiendo con dos amigas en Casa Lucio, uno de esos restaurantes de toda la vida de Madrid al que todavía no había asomado. Iba con muchas ganas de probar los huevos estrellados, que todo el mundo habla muy bien de ellos y es lo que pedimos de primer plato para compartir. Buenos, desde luego, pero como pasa en tantas ocasiones, la fama que se ha creado en torno a este plato para mi es desmesurada. Los huevos, en su punto, las patatas, poco hechas. Complicadísimo encontrar un restaurante donde las patatas fritas estén REALMENTE bien hechas. Mi segundo fue un chuletón de ternera que estaba muy bueno, mis compañeras pidieron un solomillo y un plato de pescado que también disfrutaron un montón. El trato, muy rápido y amable. El restaurante A TOPE, y era un día entre semana. De vez en cuando se descolgaba Lucio por las mesas, muy majete, con algún que otro chiste verde... pedid que os cuente el del cura y la monja caminando por el desierto... ;-)

30/12/2013

EL RESTAURANTE MÁS FAMOSO DE MADRID: AMBIENTE, HUEVOS, CALLOS Y COCHINILLO

Casa Lucio es posiblemente el restaurante más conocido de Madrid y es que no hay famoso que por aquí no haya pasado.

Esa fama se comprueba en que siempre está lleno por lo que hay que reservar con antelación.

A mí me gusta, y es que aparte de mucho ambiente, se come bien y no es muy caro.

Aquí siempre pasan cosas: que si aparece un famoso, que si sale Lucio y cuenta chistes, que si un famoso se pone a cantar...La verdad yo siempre que he ido me lo he pasado bomba. Una vez estaba cenando Ferrán Adriá y Lucio salió a saludarle con todo el paripé que eso conlleva. Otro día estaba cenando Siempre Así y se pusieron a cantar. Y otro día Lucio se puso a contar chistes mano a mano con otro viejo.

Hay que decir que Lucio está muy cascado y me da a mí que cuando se muera, el restaurante ya no será lo mismo por lo que es mejor ir ahora que todavía ves a Lucio por allí.

Respecto a famoseo, aparte de los que antes he dicho, suele haber mucha gente de la farándula, gente del teatro de los años 70, y famoseo casposo en general. El ambiente lógicamente es muy pureta pero me gusta.

El restaurante en sí es bastante grande y hay dos plantes. Es absolutamente clave que te den mesa en el comedor principal (el que está entrando al fondo a la derecha). Cambia mucho cenar ahí a cenar en la planta de arriba…por no hablar de unas mesas que hay a la entrada. Sinceramente, o te dan mesa en el comedor principal, o mejor no vayas. Además este comedor es muy acogedor.

En cuanto a la comida, hay 3 platos básicos que debe pedir todo el mundo.

Los famosos huevos que cuestan 12€ y no son nada del otro mundo.

Los callos (15€) que son brutales.

Recomiendo mezclar los callos con los huevos, en plan cerdo. Exquisita la combinación.

Y el cochinillo, crujiente y jugoso (25€).

Otro buen plato es el churrasco que uno remata a su gusto en un plato caliente (48€ para dos).

De pescados, no merecen mucho la pena aunque todos son de buena calidad, como el lenguado a 28€.

Para terminar un arroz de leche (6,60€).

Todo, con vino, sale a 40-50€ por barba. Para la fama del sitio, hay que reconocer que no se aprovechan subiendo en exceso los precios.

Un sitio para repetir muchas veces.

amparo aldazabal

casa lucio de verguenza, ya se un lugar de madrid al que jamas de los jamases volvere !!un servicio que dejaba muy mucho que desear, nos ubicaron en una mesa practicamente pegada a la puerta de los servicios , los famosos huevos con patatas de risa, las patatas de freidora jajja donde se ha visto que te cobren 20 euros por unas patatas de freidora jaja, sin lugar a duda la proxima me voy al mc donals que en calidad supera al lucio pero con creces!!y luego hablan de restaurante con calidad y categoria, por favor!

10 de junio de 2010

amarin

leo tú crónica y... precisamente es un sitio para no visitar!!

31 de diciembre de 2013

Marco Villa

parece un parque tematico con lucio al frente firmando fotos

24 de febrero de 2015

19/12/2013

Merece la pena

Este tradicional establecimiento se caracteriza, principalmente, por la omnipresencia de su fundador, caballero que te atiende con tal haciendo sentirse especial a cualquier mortal que honra con su presencia aquel lugar.
Del restaurante diré que como mejor característica compiten la comida y su personal, con unas viandas de excelente calidad y un servicio correcto dirigido por la hija del fundador.
Magníficamente ubicado, excelente servicio, buenas materias primas y cuidada elaboración hacen de este restaurante un lugar con un precio algo elevado pero que merece la pena ser frecuentado.

14/01/2014

Una Joya en Cava Baja,ole,oleeeeeee!!!!!!

Ubicado en el número 35 de Cava Baja,en el Barrio de La Latina,los callos los hacen muy ricos y los huevos estrellados,pero es un pelín caro a mi juicio.
Justo en la acera de enfrente está la Taberna de los Huevos de Lucio y Viejo Madrid,dos tabernas que pertenecen a la misma cadena que Casa Lucio .
En Cava Baja se encuentran los restaurantes más lujosos,os lo puedo asegurar.

23/05/2013

Ideal para extranjeros, en el buen sentido...

Visitado el 12/10/06

A los forofos de la gastronomía no nos queda más remedio que visitar este local. Con el miedo a que fuese la típica turistada a precios elevados y mal atendidos, nada más lejos de la realidad.

De esos restaurantes a los que hay que ir al menos una vez para poder opinar, nos sorprendió en primer lugar el ajustado precio ( 85 eur 2 personas en 2006 ) en un sitio en el que con la fama y la gente que tiene podrían perfectamente cobrar el doble.

Servicio muy atento pese a estar lleno hasta la bandera (al parecer siempre está a tope). Comida correcta, recomendable para extranjeros porque es el lugar ideal para saborear nuestra cocina tradicional. Si un foraneo opta por un Michelín, comerá lo mismo que en París, New York o Singapur, pero en Lucio podrá degustar un jamón ibérico único en el mundo o un buen cordero asado, entre otras cosas.