Hotel Restaurante Casa Maravilla

Ordenar por:

relevancia fecha

11/12/2016

Esta es mi casa de Asturias

Llevo visitando la casa de Pepe desde hace más de 15 años. No por hacer una comida espectacular, por tener las mejores vistas posibles, por tener un hotel entrañable, vuelvo una y otra vez. Sino por ser una gran familia a la que respeto y quiero muchísimo. Pepe es el alma de este sitio, buceador en apnea o sin oxígeno con 63 años, se siente bajo el mar en su medio; con él siempre tendrás una inteligente conversación. Teresa a los mandos de la cocina es quien consigue la magia en ese arroz con bogavante, en los pescados frescos del día, en las almejas o el pulpo que quitan el hipo y sobre todo en los postres que hasta yo que siempre reniego de este último plato, me tengo que rendir en esta ocasión.
Adrián, que siempre con gran profesionalidad ayuda a sus padres, un gran profesional del audiovisual y que te atenderá como nadie. Leticia, una de las sumilleres que fué más joven del pais y que nos ha descubierto grandes vinos.

18/02/2016

Maridar lo descubrió en febrero de 2009

La octava maravilla

Casa Maravilla, la palabra lo dice, es una auténtica maravilla. Está situada en Gozón, Asturias. Muy cerca de Cabo Peñas. En un precioso acantilado, con vistas impresionantes. Lo dirige Pepín, que es el perfecto anfitrión, junto a su familia. La esposa, una magnífica cocinera, hace las mejores magdalenas, para desayunar, que he probado en mi vida. Recomiendo las habitaciones desde las que se ve el Faro, es maravilloso!

Mayo 2011:

Han pintado el hotel de azul, lo han renovado un poquito y está precioso.
Las vistas siguen siendo magníficas, y la atención lo mejor.
Un remanso de paz.

04/09/2014

Una maravilla

Uno de mis descubrimientos de este verano. Me habían hablado de él, pero no me imaginaba lo que me iba a encontrar. Está situado en las inmediaciones del Cabo Peñas. Las vistas son espectaculares y sólo abren el restaurante de miércoles a domingo. Imprescindible reservar, y no te extrañes al llamar cuando te pregunten si vas a querer arroz con bogavante (especialidad) o pescado fresco del día (no te dicen cuál, el que les llegue esa mañana).

Los postres son increíbles, si vais en grupo lo aconsejable es pedir varios al centro para probar varias cosas.

El comedor es pequeño, muy bien puesto, con sólo media docena de mesas mal contadas, servicio familiar y muy amable. Y todo riquísimo. Tiene una terraza con vistas al mar que pide ser explotada a licores en la sobremesa.

Visita obligada si se está cerca. No defraudará. Unos 50€.