Ordenar por:

relevancia fecha

30/05/2015

Parece que ya no es lo que era

La primera vez que estuve en este restaurante fue en una comida familiar hace un par de años, reservó mi padre de modo que tenía que ser un sitio bueno y clásico, vamos con unos cuantos años en funcionamiento, de esos que nunca fallan y así fue.

Pedimos unos entrantes todos muy buenos y luego dos arroces a compartir, uno caldoso de bogavante y otro abanda. Ambos espectaculares, a mi es que el arroz es algo que me apasiona y me pareció que estaban muy buenos, además de un trato perfecto por parte del maitre a la hora de atendernos, nos presentaron los arroces como tiene que ser, nos sirvieron y los dejaron en la mesa para luego repetir, ya que venía buena cantidad.

Mas recientemente unos meses atrás en la busqueda de una buena arroceria por Madrid, algo que no se porqué pero escasea o tienen unos precios de infarto (recordamos que es arroz lo principal no angulas) como he visto en mas comentarios de otros usuarios con mucha razón, pues bien decidí repetir aquí con mi novia ya que la otra vez que estuve me encantó.

Un punto positivo es que cuentan con aparcacoches, no es que por esa zona sea imposible pero bueno es un detalle. Llegamos nos atienden y nos sentamos hasta ahí bien. Pedimos un entrante, correcto, justo de cantidad y no precisamente barato pero con el arroz nos lo presentan nos sirven y ciao paellera, ni vimos donde la dejo ni nos ofrecio repetir lo que habia sobrado, el camarero bastante borde con nosotros, nada que ver con otras mesas que atendía de gente mas mayor posiblemente clientes frecuentes, pero es que da igual, a la hora de pagar todos iguales, tampoco nos lo ofrecieron para llevar al contrario que otras mesas.

Conclusión no creo que vuelva al menos hasta pasados unos años, caro y mal atendido.

20/01/2011

Buena calidad, pero local mejorable

Tiene toda la calidad del mítico Puerta 57 del Santiago Bernabéu, que es del mismo grupo, pero en un entorno mucho más rancio y late 80s donde predomina la madera.

Eso sí, tiene un gran pescado y marisco. Cocina de calidad. Servicio muy atento y profesional.

Recomendadísimo el mousse de queso fresco en los postres.
Manteles y servilletas de tela.

Menos de 50€ por persona.

15/07/2010

Marisco del bueno

Una marisquería en el extremo norte del paseo de la Castellana, entre la plaza de Castilla y las cuatro torres. El local está decorado con los inequívocos toques marineros: paneles de madera y metal, con detalles blancos y azules. Es un ambiente elegante, acorde con los precios, que no son precisamente populares.
Tienen muy buena fama sus arroces, aunque nosotros fuimos por la noche y no los probamos, sino que fuimos directamente a por el marisco. Éste me pareció de mucho nivel, en particular unas gambas rojas de Denia a la plancha que estaban de escándalo. Probamos también unas cigalas más que buenas, aunque las pedimos a la plancha por consejo del maitre, y después pensé que las habríamos disfrutado más cocidas. Me gustó mucho también una fritura de calamar que pedimos, porque el producto era de primer nivel (jugoso y sabroso) y porque la propia fritura estaba muy bien hecha (sin exceso de harina ni grasa).
Los postres me parecieron discretos, aunque entiendo que quizá no sea éste el sitio al que uno va a comer dulce. La atención y el servicio fueron correctos, sin destacar demasiado.
La factura fue abultada, aunque con buena relación calidad-precio. Sin hartarnos a comer, aunque sí con vino y postres salimos a unos 60€ por persona.
En resumen, un sitio que vale la pena para tomar buen marisco en la zona norte de Madrid. (Eso sí, sólo en ocasiones especiales para bolsillos modestos)

20/02/2012

Por su arroces

El local es antiguo, pero la atención muy buena. Yo siempre que voy es para comer arroz, nunca falla, buenísimo.

16/07/2010

Se come bien pero el ambiente sólo es adecuado para comidas de curre