En 1958 los hermanos Rafael y Rodrigo Andrés abrieron las puertas de la marisquería Rafa en Madrid. Una pequeña bodega en la que se servían raciones para acompañar a los vinos. Con los años esta casa se fue ampliando, creciendo hasta transformarse en el restaurante de primera categoría que es hoy, y que en la actual...

Ordenar por:

relevancia fecha

28/11/2016

Marisquería famosa por su ensaladilla rusa y buen producto pero con malos detalles.

Casa Rafa es un restaurante con solera, lleva abierto casi 60 años y apuesta por el buen producto. Incluso muchos dicen que es la mejor marisquería de Madrid. También es famoso por su ensaladilla rusa, pero tranquilos, esta se puede probar en la barra sin necesidad de gastarte un dineral en el restaurante.

El restaurante es de ambiente clásico, con la típica sala sencilla decorado con maderas oscuras y paredes blancas, camareros vestidos con chaquetilla blanca bien entrados en los 50 e incluso los 60 y que probablemente lleven toda la vida trabajando ahí, y público con igual o mayor media de edad que llenaba la sala.

Reservamos el mismo día. Solo hay que tener en cuenta una cosa: Prepara la cartera, ya que el sitio no es barato. Los precios no incluyen el IVA (cosa que deben hacer por ley) y al final pasa de ser un precio mas o menos justo a un precio caro, a parte de que el detalle jode bastante porque después te llevas la sorpresa en la cuenta.

Había que probar la ENSALADILLA RUSA CON VENTRESCA, que no me parece ni de lejos de las mejores de Madrid. En la misma zona de Ibiza puedes comer en La Catapa una ensaladilla con faisán que está de muerte, y relativamente cerca también me gusta mas la de Treze.
Para mi le falta sustancia, predomina demasiado la mayonesa, eso si casera, con un punto de aove. Existe la opción de pedir la ensaladilla sin ventresca (9€ sin/16€ con) pero de ese modo me resultaría demasiado sosa.

Junto con la ensaladilla rusa nos invitaron a unas CROQUETAS DE POLLO elaboradas con una bechamel exquisita, pero el pollo no termina de redondear el conjunto, ya que no aportaba sabor. Si fueran de jamón serían de las mejores de Madrid sin duda, pero de este modo solo sabían a la bechamel.

Seguimos con unas buenas OSTRAS FINE DE CLAIRE, dos de ellas de un tamaño considerable. La tercera no tanto aunque realmente el problema fue que estaba mal abierta y había trozos de concha en la ostra. Incomible e inaceptable.
En cuanto al sabor es bastante potente, sabor a mar puro, sin embargo prefiero el sabor de las ostras Gillardeau.

También probamos 200gr. PERCEBES que es lo que subió la cuenta. Algunos eran de buen tamaño y otros de tamaño irrisorio, pero como norma general pequeños pero gorditos. Estamos en Madrid y sabemos que el precio es elevado, pero pienso en los que me comí en D`Berto, mejores y a mitad de precio literalmente, y no se si reír o llorar. Que fama mas merecida la de D`Berto! y con una atención y una RCP muy a tener en cuenta.

Terminamos los entrantes con otros 200gr. de buenos LANGOSTINOS DE HUELVA muy frescos y en su punto.

De segundo pedimos RODABALLO A LA PLANCHA. El pescado no viene entero con su piel y espinas, si no que es un lomo acompañado con pisto. Tanto el rodaballo como el acompañamiento estaban exquisitos. Nos encantó.

De postre está muy buena la TARTA MILHOJAS, de crema y nata con canela. Muy recomendable, no así el BIZCOCHO BORRACHO (no tan borracho), que no merece la pena.

El precio fue 95€ por persona. No esperábamos tanto así es que ahí nos dimos cuenta de que no estaba incluido el IVA. Por otro lado no vienen desglosadas las bebidas correctamente, 12€ que aparecen con el concepto "agua, cerveza" y que correspondían a una manzanilla, un blanco y una botella de agua, por lo que no sabemos el precio exacto de las copas de vino.

No he salido nada contento por el timo del IVA, por la ostra incomible y porque encima no nos han preguntado que tal en ningún momento de la comida, lo que entiendo es una falta de interés y de atención, aunque esta fuese correcta en general.

Miss Migas

Lo del IVA ya no es ni legal, ¿no?

hace 12 meses

Adreid.

No, se supone que tiene que ir incluido...

hace 12 meses

Alexo

Precio de estrella Michelín.... menudo sablazo..

hace 12 meses

10/11/2015

He visto naves más allá de Orión y raciones de jamón a 19 euros (la media). Welcome to the Jungle

Opinión de barra.

Precio de algo es lo que uno esté dispuesto a pagar por algo. Y la naturaleza humana es caprichosa en este sentido. Lo que marca la diferencia en mi opinión, son los detalles.

De este modo tiene poco sentido el pedir la carne punto+ en un Mc Donalds, pero a partir de ciertos precios uno exige (y con todo el derecho del mundo) la canción de Amaral, "El Universo sobre mi" (sí, yo tampoco sé como se llama el guitarrista).

Casa Rafa ha sufrido un necesario lavado de cara, así la barra y los salones han pasado por una reforma y un tratamiento anti-aging que les ha sentado muy bien, a pesar de que siguen siendo más tradicionales que el cardo con almendras en Nochebuena.

En cualquier caso no es mala barra a pesar de su limitado tamaño (apenas 6-7 plazas cariñosas). Por supuesto mariscos con una pinta soberbia y mucha rotación de producto. Domingo noche y oigan, 60/70 pct de ocupación. Quien da más.

Dos cartas, barra y restaurante. La última sin IVA, la primera con. Precios diferentes en ambas. Si uno quiere tomarse una ración de jamón en la sala tendrá que pagar 32 euros más el IVA. Si lo quiere en barra, la media se nos pone en 19 eur, eso sí, IVA incluído.

Esto deja a locales como Combarro o el Telégrafo al nivel de una pastelería Granier.

NUESTRA OPCIÓN:

MEDIA DE SALPICÓN DE BOGAVANTE. Muy buen producto, pero 33 euros una ración y 19 más IVA la media es too much hasta para Roman (Abramovich). Maravillosa pero RCP de infartao.

Con dos vinos de magnum a tempertura ambiente, 26 EUROS.

DETALLES QUE NO SE VEN PERO ESTÁN:

Lo que no me movió a pedir más, porque ya puestos a megalómano no me gana ni Kim Jon Il en el desfile del día del comunista, es que el vino estaba caliente, servido de un magnum puesto encima de la barra. De nuevo la teoría "Saivod" viene a mi mente: Si mi padre es capaz de tener el vino a su temperatura por cuatro duros en su chalet de Alpedrete...¿por qué en casa Rafa me lo tomo del tiempo y de botella granelera?...pues no señor.

CONCLUSIÓN. No a este precio. En el capítulo marisco-rejón tengo otros sitios "más-mejor" en mi opinión. Pero oiga que a lo mejor la culpa es mía, que estaba lleno.

Estas Gambas se perderán como lágrimas en la lluvia.

22/02/2015

Renovarse o morir

Viernes 20.02.2015

Ante la imposibilidad de hacernos un hueco en La Montería, La Castela y La Catapa, decidimos ir a Casa Rafa, ese clásico famoso por su buen producto marisquero y su ensaladilla.

Un amable señor nos abre la puerta, barra casi vacía y al fondo 4 camareros en modo depredador; no es muy alentador, nos tomamos un par de cañas bien tiradas y nos ponen de tapa un caldito de jamón, buen detalle.
Pedimos media de ensaladilla a 6€, generosidad la justa (solo he venido a Casa Rafa para probar esto). Es una ensaladilla normal, no tiene atún ni gambas ni ná, sabe principalmente a mayonesa y pienso... ¿esta es de las mejores ensaladillas de Madrid?
La del Nájera y la que hago yo siguen siendo mis favoritas.

1'50€ cada caña y un ambiente algo desolador. Creo que Casa Rafa debería potenciar más la barra, dejar en segundo plano el comedor ranciete y renovarse para captar a un público más joven.

Ah, el pan casi incomible, de esos precocidos y casi sin hornear.

Gath

Pues que corte, la ensaladilla digo, segun los "puristas" esta entre las mejores de la capital....

22 de febrero de 2015

amarin

Es que la ensaladilla junto con las croquetas y la paella configuran una Santísima Trinidad que dependiendo de los gustos, usos y costumbres pasan a ser demonizadas o encumbradas.
Particularmente la de casa Rafa me parece muy buena ensaladilla, claro que la que hace cada uno en su casa o la de mamá seguramente la superará.

Respecto a la caspa del sitio, completamente de acuerdo, pero parece funcionarles a las mil maravillas desde hace más de 20 años.

22 de febrero de 2015

EandradA

Te ha faltado la tortilla, siempre los mismos ingredientes y no hay dos iguales.

Es verdad, es cuestión de gustos, a mí me gustan más secas, que la mayonesa no chorree. La de Surtopía está muy buena pero sabe principalmente a aceite.

Me quedo, como he dicho, con la del Nájera y luego la de Lambuzo.

22 de febrero de 2015

Lady Spider76

Yo añadiría los gazpachos y salmorejos....que tampoco están unificados de sabor

23 de febrero de 2015

EandradA

Los macarrones de cada madre también suelen ser los mejores.

23 de febrero de 2015

Lady Spider76

No eso no....los de la mía no son los mejores

23 de febrero de 2015

EandradA

No, perdona, los de mi madre únicos y exclusivos, sin duda son los mejores.

23 de febrero de 2015

27/12/2013

De toda la vida

Es de esos restaurantes donde los camareros van de uniforme impecable, te reciben en la puerta con una sonrisa y en cuanto entras sabes que todo va a ir bien.
En nuestro caso con más razón todavía porque nos invitaban a comer, no los del restaurante si no unos amigos para celebrar un día especial. Teníamos un reservado para nosotros, mesa de 10 personas, en la segunda planta. El menú estaba cerrado en los entrantes y nos dejaron una minuta para elegir los segundos pero al menos había 6 pescados y seis carnes. De entradas la famosa ensaladilla( que ya entiendo porqué es tan famosa), jamoncito del bueno y pulpo braseado. Yo de segundo lubina, pero todo lo que salió a la mesa tenía una pinta espectacular. El postre es lo único que me atreví a sacar una foto, un surtido de pequeños bocados a cada cual más rico. De p`recio ni idea pero estimo que carete.
Seguro que volveré a esa barra a tomarme una ensaladilla.

10/06/2013

CONSIDERADO JUNTO CON O'PAZO EL MEJOR SITIO DE PESCADO-MARISCO DE LA CAPITAL, PREFIERO MIL VECES A O'PAZO

CASA RAFA es uno de los restaurantes más clásicos de Madrid, de esos de clientela fiel de muchos años. La clientela suele ser gente mayor (60 años para arriba) de buen comer que busca comida sencilla pero de excelente calidad.

Compite con O’PAZO por ser el mejor sitio de pescados/mariscos de Madrid y tras probar los dos considero que O’PAZO gana con diferencia, de hecho a O’PAZO ya he ido varias veces y a CASA RAFA no creo que vuelva.

El hecho de no querer volver no significa que no me haya gustado sino que para ese tipo de comida, y por ese precio, prefiero pagarlo en O’PAZO un local mucho más bonito y con un servicio infinitamente mejor. Y es que en CASA RAFA parece que los camareros tienen prisa porque acabes y así se puedan ir a sus casas pues no me pareció ni medio normal el ritmo tan rápido en que nos sirvieron todos los platos.

Los camareros vestidos con chaqueta blanca y pajarita, son en su mayoría de esos que deben llevar 30 años trabajando ahí y que en consecuencia trabajan como robots, sin sentimientos ni alegría. Me recordaron mucho a los camareros del restaurante EL PUERTO en Santander.

En la barra de la entrada puedes tomar raciones e incluso te puedes llevar a casa su ensaladilla rusa o sus mariscos.

Éramos 6 y como teníamos intención de probar muchos platos, y al poder pedirse casi todo en medias raciones (es una maravilla lo de las medias raciones, debería de ser obligatorio) tomamos lo siguiente:

Ensaladilla con ventresca (16 €). Pasa por ser una de las mejores de Madrid y no les falta razón. No obstante, por ahora me quedo con la del restaurante NÁJERA.

Pulpo a la parrilla con crema de patata (18 €). Muy tierno. Excelente. Qué diferencia con el pulpo chicloso que tomé hace poco en Cazorla.

Zamburiñas (18€ seis piezas). No llegan al nivel de las que tomé hace un mes en PONTEAREAS.

Percebes (72 € 300 grs). No pedimos muchos pues solo queríamos probarlos y mereció la pena. Calentitos, grandes y gordos, me podría comer 100. No obstante, debo decir que mejores percebes tomé hace poco en LA MULATA en Santander, y bastante más baratos. Tampoco estaban mejores que los que sirven en MESÓN GALICIA en la bonita Fuenlabrada y encima allí cuestan la mitad. En definitiva, que si bien son excelentes, doy ejemplos de dónde comer percebes iguales o mejor a menor precio.

Medio tartar de lubina (15 €). Bastante picante, me gustó mucho.

Medio steak tartar (15 €). Considerado de los mejores de Madrid, queda muyyyy lejos del de O’PAZO o ZALACAÍN.

Medio pollo al ajillo (11,50 €). Decidí probar este plato por recomendación de un amigo y coño, estaba buenísimo, con unas patatas fritas excelentes.

Todo esto lo pedimos entre 6 como entrantes y todo estaba muy bueno. ¿Cuál fue el fallo? Pues que nos trajeron todos los entrantes sin ningún tipo de orden y a toda prisa. De repente te servían los percebes y te ponían al lado el pollo al ajillo. Se llevaban el plato ates de dejarte mojar la salsa del ajillo y te traían el steak tartar junto con el tartar de lubina. Me pareció que en un restaurante de este nivel, ese servicio fue nefasto.

De segundo, probamos:

Besugo a la espalda (28 €). Pieza enorme, jugoso, con un sofrito de ajos. Bueno.

Centollo (55 €). Te traen toda la carne ya desmigado y servida en el cascarón sin ningún tipo de aliño, a pelo. Lógicamente un centollo tiene un gran sabor pero yo prefiero sin duda un txangurro al horno o centollo al vino blanco.

Almejas al ajillo (21 €). Almejas grandes y de excelente sabor.

Mero (24,50 €). Más rico que el besugo aunque lejos del mero que sirven en EL PUERTO.

Medio rodaballo (19,50 €). Yo me esperaba el rodaballo con su piel crujiente y para nada, aquí viene un lomo bastante gordo y ya limpio. Años luz del rodaballo de ELKANO (Guetaria) y bastante peor que el de O’PAZO.

Media de manitas de cerdo con ibérico (12,50 €). Buenísimas y es que junto al pollo al ajillo me ha demostrado que casi están aquí mejor las carnes que los pescados.

De beber, 3 botellas de albariño Santiago Ruiz (72 €) y es que la carta de vinos blancos no puede ser más básica.

Una vez acabamos toda esta comida, preguntamos si podíamos salir a la terraza a tomar un par de postres y un café y una copa. Nos dijeron que el café sí pero el postre no. Preguntamos que por qué esa chorrada, a lo que nos contestaron “porque no”. Quise hablar con el jefe de sala pero el tío se pasó toda la noche en la zona de la barra hablando de risas con clientes amigos. Vaya ejemplo de jefe de sala que su trabajo consiste en quedarse en la barra echándose unas risas. Ni siquiera vino a tomar nota. En fin, que por no querer poner un mantel o vete tú a saber por qué, no nos dejaron salir fuera a compartir una tarta de queso (7 €) que queda muy lejos de la de CAÑADÍO y un bizcocho de ron que estaba muy bueno.

Tras los postres, ya pudimos salir a tomar un café y copa fuera.

Con un par de gintonics a 11 euros cada uno, pagamos 500 € entre 6, es decir, 83 € por barba. Cierto es que pedimos muchísimo, pero aun así me parece excesivamente caro y es por eso, y por un servicio deficiente, que para mi gusto no merece la pena y prefiero invertir ese dinero en O’PAZO.

18/06/2013

Otro clásico que necesita un toque de atención.

Buenos entrantes, gambas, ensaladillas (con y sin ventresca)....ojo con los precios fuera de carta....se suelen columpiar....y lo saben, nos cambiaron el precio, menor de lo que nos dijeron, ellos saben porque....un problema en pasadas visitas....pero los segundos flojos.

El rodaballo no estaba en su punto...cuestión de gustos.....en definitiva 90€ por comensal, ni medio detalle....señores mimen a los buenos clientes, que se están quedando si ellos.

No es será mi opción si busco un restaurante de este tipo.

17/11/2012

muchos grandes mueren

Sí, muchos grandes mueren: unos cierran (ya se sabe), otros malviven. Éste es el caso de Casa Rafa, uno de los mejores restaurantes de pescado y marisco, que ha renovado su mobiliario pero nada más, servicio incluido. Todavía tiene rasgos de su antiguo esplendor (anoche tomamos una raya guisada y un rape asado con salsas y purés más que correctos, aunque superclásicos. Pero las verdinas con espardeñas (¡ahí queda eso!) eran de tirarlas al cubo de la basura (dos espardeñas escuálidas, en total). Tanto, que dijeron que no nos cobrarían el plato, en vista de lo cual nos cobraron ¡8 euros! por dos chupitos de orujo Martín Códax. ¡Qué pena!

moviedo

RAFAEL: ¡LO QUE HAY QUE HACER PARAN VENDER!
Empiezo por decir que la comida fue excelente: media (!!!) de espardenyas y una caldereta de rape para dos. ¡Ahí empezaron las malas caras!; ¿nada más? Sí, una botella de Verdejo Fray German. ¿Y nada más? Caras torcidas, cubiertos que no se colocan, se tiran.... y...

No es lo peor: a nuestro lado se sienta un tipejo (por decir algo) con camiseta de la selección española y gorra (no boina). ¡Ah, es un personaje de uno de los muchos programas basura de la tele! ¡Gran revuelo, gente tomándose fotos con çel! ¿Y saben lo que tomó el sujeto, que está como una raspa?: un Kas con naranja y una ensaladilla rusa (¡ah, y un cafelito!). ¿Malas caras? Todo lo contrario: el propietario, el maitre principal, el maitre secundario, tres camareoes....

Al final, para hacer la prueba, pido dos chupitos de orujo blanco: 8 euros, la misma tarifa que la ocasión anterior (¡demos gracias a Dios!).

Salimos indemnes después de apoquinar 84 euros (3 y pico de propina. que no se merecían los camareros desdeñosos).

Pero a ellos les va bien. ¿Qué les importa otra clientela?

8 de mayo de 2014

04/08/2012

Mariscos a gogó

Casa Rafa, que lleva más de cincuenta años sirviendo lo mismo, es un salto hacia atrás en el tiempo, Me hace sentir en los ochenta, cuando los camareros siempre me parecían mayores, elegantes y bien enterados, en los restaurantes no ponían una música horrenda, el local era tan grande que podía correr y perderme y las mesas estaban lo suficientemente separadas como para no caer en la tentación de escuchar la conversación ajena.

Tienen un excelente marisco. Gamba roja, centollo, calamar, almejas, nécoras, bogavante, camarón. Todo al natural, a la plancha con sal. Fuera de carta y en contadas ocasiones tienen espardeñas, esos animalitos solitarios que habitan en fondos arenosos o en paredes rocosas, de sabor parecido al erizo: intenso y playero. Las sirven rebozadas sobre una camita de lechuga y son un verdadero manjar.

También tienen varias propuestas carnívoras pero no puedo opinar porque esa página del menú ni la leí.

Lo mejor de Casa Rafa es que el viaje en el tiempo (y a la playa) no sale demasiado caro. O, en otras palabras, la cuenta sale un poquito más barata de lo que uno espera.

Quienes quieran ventilarse pueden hacerlo en la terraza. Para los tímidos, misántropos o discretos, siempre habrá un salón privado disponible.

04/07/2013

Buen producto a precios altos

Casa Rafa es una marisquería de las de toda la vida, con muy buen producto tanto en marisco como en pescados. Muy buena también su ensaladilla rusa. Yo he ido un par de veces invitado. Si tuviera que pagar yo, me lo pensaría, pues me parece un sitio bastante caro. Servicio muy profesional.

02/01/2013

Sigue siendo una de las mejores marisquerías de Madrid, el servicio muy atento y eficaz, desgraciadamente estamos perdiendo la costumbre de que atiendan auténticos profesionales, y te llama la atención cuando te encuentras con un personal como el de este restaurante. En cuanto a la comida, muy bien, la ensaladilla es magnífica, el marisco de primera, naturalmente hay que pagarlo.

26/07/2011

EXCELENTES MARISCOS EN EL RETIRO,UN CLASICO !!!!

VISITA 25 de Julio 2011.
A pesar de llevar ya mas 50 años manteniendo una calidad y un servicio extraordinario,CASA RAFA goza de una salud excelente,doy FE !!!!!
Estuvimos en la barra,con mantel de hilo en la barra y degustamos media docena de ALMEJAS DE CARRIL XXL,extraordinarias y fresquisimas,a 100/ euros kilo,tambien tomamos dos CIGALAS DE TRONCO de 250 gr,a 120 euros/kilos,cocidas al momento en la barra y frente al cliente,CHAPEAU !!!! estaban realmente exquisitas y fresquisimas,de un tamaño excelso.
He de comentar tambien que la tan bien ponderada ENSALADILLA RUSA de casa Rafa....... no llegaba a la altura de una buena ensaladilla,solamente aceptable,6 euros/media racion.
Supongo que si te sientas en el salon subiran un pelin los precios,pero un dia es un dia,y merece la pena para darse un buen homenaje.
ENHORABUENA y que sigan por muchos años en esa linea.

04/09/2009

Marisquería clasicorra, con buen producto y famoseo

Uno de esos sitios de toda la vida, pero de toda la vida de verdad. A la entrada tienen una placa conmemorativa de su 50 aniversario y hasta la placa ya tenía edad. La sala está renovada muy bien puesta, con mesas amplias y cómodas, bien separadas entre sí y con buena iluminación.

Una marisquería de camareros con chaquetilla blanca y corbata negra que tienen un marisco excepcional. La comida es realmente estupenda y no creo que la relación calidad/precio sea mala.

No es un sitio para ir en plan romántico o una cena con amigos pero sí es un lugar estupendo para comidas de negocios. El día que fui estaba al lado Joan Manuel Serrat nada menos. Comer sale carillo aunque no pidas mucho, de los 60-70 euros no baja.

Manteles y servilletas de tela.

12/08/2009

muy buena marisquería

Es una de las mejores marisquerías de Madrid. El local es bastante serio, como para comidas de negocios. La decoración es clásica, de toda la vida, pero agradable.
La comida es espectacular. El marisco y pescado de primera calidad y muy bien preparado. Abre los domingos por la noche, lo que le convierte en probablemente el mejor restaurante para cenar un domingo. De hecho, no es raro encontrar conocidos cocineros cenando los domingos aquí.

23/01/2009

Marisquería con solera

De los restaurantes de toda la vida de Madrid, se nota cuando entras y te sientas. Martes por la noche, las cosas tal y como están con el local semi vacío y conté hasta 8 camareros trabajando, de los señores de 50 años que llevan 30 sirviendo en el restaurante.

La atención exquisita. Dicen que el marisco es super fresco y la verdad es que tiene pinta de ello. Como me invitaron no sé qué cuánto cuesta cenar, pero aunque caro me pareció que era sensato.

Se come cómodo, las mesas están separadas y no hay mucho ruido. Tiene aparcacoches. Como anécdota, en la mesa de al lado esta Eduard Punset y en una esquina, Ignacio Polanco, presidente de Prisa.