Ordenar por:

relevancia fecha

06/06/2016

Preciosas bodas

No fui al restaurante (le dí a las setas y carnes de la posada cercana) pero sí asistí a una boda celebrada aquí, en un entorno que es una auténtica pasada, el del palacio renacentista del pueblo. Catering bueno, con algún despiste resuelto con cierta soltura (conmigo, vamos, que estoy embarazada, y sabéis que no se puede comer de todo).

29/03/2015

Cocina creativa en Berlanga de Duero

Restaurante en Berlanga de Duero que te sorprende por la creatividad y calidad de su cocina. Tiene un comedor grande, peculiarmente decorado, en el que se come fenomenal, eso si alguno de los camareros tendría que aprender un poco más sobre los platos ya que no sabía decirte más que el nombre y cuando se trata de un menú de este estilo se agradece que te cuenten un poco más.

Esta es nuestra segunda visita a casa vallecas, la primera vez quedamos encantados con el menú degustación (45 €). Esta vez no tenían ese menú ya que estaban con las jornadas de la trufa, asi que decidimos probar el menú de la trufa (50€).

Empezamos:

-Minihortalizas con su tierra y mahonesa de trufa. Muy original la presentación y alguna de las minihortalizas tenían muy buen sabor.

-Tosta de trufa. Nada especial, tenía mucho olor pero le faltaba sabor a trufa.

-Sopita de patata y trufa con pistacho, torrezno y huevo. Muy sabrosa, de los mejores del menú.

-Rescoldo. Muy rico, una especie de revuelto de huevo, trufa y no recuerdo qué más...

-Gallo con piel de leche, aceite de trufas y hojas. Muy buen punto del pescado con muy buen sabor.

-Crema de patata, vainilla y trufa. Uno de los mejores platos, muy buena combinación de la vainilla y la trufa.

-Royal de ibérico con salsa de manzana y mango. Muy sabroso y bien combinado con la salsa.

-De postre: Helado de queso de almendra amarga, miel y trufa y Cremoso de chocolate con helado de trufa. Muy buenos los dos postres, aunque del segundo sobraba una especie de bizcocho que no aportaba nada.

En resumen, el menú es original y estaba bueno, pero al igual que me ha pasado en otros restaurantes, los menús de trufa me terminan decepcionando, mucho olor pero poco sabor...Es mucho más recomendable su menú degustación.

Con media botella de vino, agua y café 114 € (2 personas).

19/11/2014

BUENA POSADA

Vuelvo en Noviembre de 20014, tras una estancia en Agosto en su hotel Fray Tomás. El menú específico de setas, simplemente insuperable. Nada que decir. Y las explicaciones correctas y adecuadas. A un precio congruente con lo que se ha ofertado, 45 €. Tengo que modificar mi opinión sobre Casa Vallecas, y darle el 10 que se merece.
En medio del páramo soriano, Berlanga de Duero es uno de los lugares en los que hay que obligatoriamente visitar. La mole de su macizo castillo es uno de los horizontes mas hermosos y evocadores de la cada vez mas dura - por despoblada - Castilla. Y no es lo único que tiene Berlanga que ver, hoy subsede de Las Edades el Hombre sorianas. Parada precisa la de Casa Vallecas. Una entrada típica de bar de pueblo, con su ruído, su humo de faria, y su variado parloteo. Un comedor al fondo, acogedor, pero un tanto fresquito, aún para un castellano. La comida y el vino, rápidamente animan al comensal a olvidarlo. Las críticas hablan mal del servicio, pero ayer se comportó de forma fenomenal. Como en Madrid, sino fuese por los hispanoamericanos.... Platos amplios, un tanto ampulosos,pero con inmejorable producto. Unas vieiras excepcionales de tamaño y textura. El lomo de liebre excepcional. Lástima haberse perdido la semana previa un específico sobre setas, porque los acompañamientos con setas tienen un sabor fabuloso. En Marzo harán una semana de la trufa. Veremos. Precio contenido, 40€ por cabeza, con un buen vino y un gran café, invitación de la casa éste último. Berlanga merece una visita, con Casa Vallecas quedarse muchas mas horas. La posada adjunta, dicen las crónicas que es muy acogedora. Lástima ir con relativas prisas.

28/01/2014

Calidad y precio excelentes

Fuimos (mi mujer y yo) porque mucha gente conocida había hablado bien de este restaurante. Y es un plan estupendo darse una vuelta por el pueblo, ver el castillo y comer en Casa Vallecas.
Yo me dejé aconsejar por un camarero muy alegre y simpático. De primero tomé unos chipirones con oreja y salsa de almendra y de segundo el lomo de jabalí con foie y salsa de moscatel (dudaba con el lomo de ciervo, pero el camarero me convenció). Mi mujer pidió brochetas de gambas y panceta y lechazo. De postre yo el sorbete de mandarina con sopa de yogurt y mi mujer un chocolate casero.
Todo regado yo con vino de Ribera del Duero (copa) y mi mujer con vino blanco (copas).
EXCELENTES todos los platos. La presentación en las fotos me hacía pensar en un sitio de esos de mucha pinta pero poco comer. No, las cantidades están muy bien medidas, con una buena presentación pero en platos grandes (por eso daba la sensación de pequeño). Eso si, salimos empachados. El jabalí con foie impresionante, de hecho le pregunté si era delito y pecado :-D
Platos muy sabrosos, buen servicio y un precio excelente, todo lo anterior por 77€.
Volveremos seguro.

27/09/2012

Merece la pena desviarse

En el precioso pueblo de Berlanga del Duero, cuyo primer alcalde fue Rodrigo Díaz de Vivar, El Cid Campeador, se encuentra este sorprendente restaurante donde prima la calidad de sus productos destacando los asados, la caza y los hongos y su amplia bodega, con precios muy honestos.

Probamos dos mar-montaña "Brocheta de Gambas con Panceta" y "Torrezno de Cigala" y los Boletus Salteados. Después Lomo de Jabalí con Foie y Salsa de Moscatel y Rulo de Cochinillo Asado con Salsa Agridulce. De postre, Calostros con Manzana, Helado de Piñones y Miel y un Helado de Nata con Mermelada de Frambuesa. Todos los platos con notable puntuación con mención especial por el lomo de Jabalí por su sabor y el postre de calostros, por su originalidad.

Un vino Reserva de Rioja y cafés. El precio medio 40€, muy buena relación calidad/precio.

Un restaurante y un pueblo que merece muy mucho desviarse para saborear su cocina y disfrutar con la historia que transmite sus calles y edificios.

24/02/2010

Cal y arena

Casa Vallecas, con su cocina creativa y pelín sofisticada, merece una visita relajada. Pero como en muchos restaurantes españoles, lo mejor compite con lo peor.
Empecemos por la cal. Una carta sugerente, corta (un acierto) y muy bien pensada. Algunos platos magníficos y, sobre todo, una lista de postres sobresaliente. Como sobresaliente es la bodega, con una relación calidad/precio que será difícil encontrar en toda España. El dueño del local, simpático y muy atento con el cliente.
Ahora la arena. Unos precios excesivos, pues en un entrante no se pueden cobrar 8,5 euros por un pincho de media morcilla, por muy elaborado que esté. Pasa totalmente de las alubias con torreznos y chorizo, ¡horribles! Increíble que un restaurante de este nivel se utilice una materia prima (alubias y chorizo) de rancho de cuartel. El servicio, malisimo … aunque menos mal que el dueño puede estar al quite.
Es un restaurante micológico, pero cuando lo visite a finales de septiembre no había llovido y no había setas, por lo que me perdí una de los especialidades de la casa.
En resumen: recomendable, pero cuidado con algunos platos … y con la cartera.

12/06/2007

Ignacio lo descubrió en marzo de 2007

Cocina elaborada en Soria

Ubicado en Berlanga de Duero (Soria), junto a la Colegiata. Al entrar al bar que antecede al restaurante uno duda de su calidad, pero esta primera impresión se desvanece al entrar en la sala. Cocina de fusión entre lo tradicional y las nuevas tendencias, con especial atención a las setas. Amplia carta. Respecto a los entrantes, recomiendo los pinchos de gamba con panceta, son exquisitos. De los segundos el rollo de cochinillo o los platos de caza. Los postres muy bien resueltos, qunque ya no loes quedaban algunos de ellos. La carta de vinos se centra, sobre todo, en la Ribera del Duero y la Rioja. También tienen cabida algunas referencias de otras zonas. Los precios del vino son similares a los de una tienda. Por ejemplo, Mauro 2002 18€, Tinto Pesquera 15 €, Alión 26€. Solicitar que te cambien las copas. El trato es buenísmo, muy amable y atento. Precio (con vino Mauro y Bagús para 5 personas): 35-40€