Casa Vene

Dibujante Falo, 4, Langreo

+34 985 68 04 60

Ordenar por:

relevancia fecha

09/11/2011

Globez Lopez lo descubrió en noviembre de 2011

Excelente comida en la Asturias minera

Andaba ayer por la Asturias minera y un amigo de buen comer nos recomendó un lugar del que sólo se puede llegar a saber si eres un lugareño. La Sidrería Casa Vene está en una zona popular de La Felguera (Langreo) y, desde luego, pasaría por su puerta sin adivinar lo que allí se esconde. Se trata de una típica sidrería de barrio que, en su entrada, tiene barra, mesas (para comer de menú) y un inmenso medio barril en su centro para que la gente escancie a gusto. En su parte posterior tiene un sencillo comedor para comer de carta. Allí lo hicimos bastante, bastante bien.

Nos atiende el que, entiendo, debe de ser el hijo del dueño con un saber hacer digno de un restaurante de nivel. Su carta es amplia y, además de los platos tradicionales asturianos, contiene platos más elaborados. Finalmente nos decantamos por compartir unos chipirones de potera (15€) extraordinarios en tamaño, calidad, punto de plancha y abundancia. Una delicia. Los pescados, que por ser lunes no eran muy variados, los ofrecen en varias terminaciones, una gracia atípica que denota el interés por ofrecer algo más que lo habitual en Asturias; finalmente tomé un rape a la plancha (19€) con un simple refrito de ajos, pez entero sin cabeza fresco, fresco y en su exacto punto y mi acompañante se atrevió a pedir una merluza con salsa de oricios (19€) que estaba para llorar, merluza fresca en su exacto punto con una muy suave, pero suficientemente sabrosa, salsa de oricios por encima, de la que me tomé, confieso, una buena porción porque allí había pescado para dos.

De postre compartimos una abundante media ración de queso La Peral con una compota de manzana (¡2,75€!), hecha por ellos, que fue el colofón de una comida extraordinaria.

Como teníamos que conducir sólo tomamos una copa de vino por barba, Viña Real crianza (2€). Pero allí vimos expuestos, sobre un armario climatizado, una gran variedad de vinos Riojas, Riberas y de otras D.O. entre los que incluso había varios Vega Sicilia.

El precio final de esta comida, con dos botellas de agua, fue de 64€ a 32€ por persona. De haber tomado vino el asunto no hubiese pasado de los 40€.

Da gusto ir a la Asturias no turística en donde los asturianos, que no perdonan una mala cocina, hacen que se mantenga el listón alto. Desde luego volveré a Casa Vene a seguir probando sus sencillas exquisiteces.