Casa de la cuchara ambiente familiar y por supuesto gran cocina madrileña. menú degustación para probar de todo un poco y saber lo que es bueno y regarlo con el nuevo cava "Don Pericón"que no sube a la cabeza pero si entra en el corazón. Cocina casera madrileña, abierto desde 1942. Casa de la cuchara.Lunes cocidito,...

descripción completa de Casa Perico

Ordenar por:

relevancia fecha

02/10/2016

Imprescindible en Madrid

Casa Perico es un taberna pequeña con más de 70 años de historia en Madrid, en la calle Ballesta concretamente. Mi estancia es de hace un par de fines de semana, y afortunadamente pude comer sin haber reservado. El servicio es muy atento y se maneja si es necesario en inglés perfectamente.
Como no podía ser de otra manera, empezamos con la ensaladilla de Moscú y las croquetas. Estos dos platos y una cerveza, te hacen sentir como el ser más dichoso en la tierra !! También tienen una tortilla espectacular.
Me apetecía un plato de cuchara asi que decidí el pote de garbanzos, que fue para gozar. Mi chica se inclinó por unos albondigones en salsa, que también probé.
Esta vez no tomamos postré, fue suficiente. A pasear después de una comida genial !!

09/10/2016

Así da gusto¡

Sábado noche. Lleno. Reserva hecha.
Un lugar castizo que te cuidan genial.
Ensaladilla de las ricas de verdad, croquetas cremosas, gamba rebozada buena y terminar con una carrillera sublime, suave, deliciosa. De postre, arroz con leche quemadito muy rico.

Sólo eché en falta una cart de vinos mas amplía.
Dos personas 75 €.
Así da gusto. Mil veces volver.

Miss Migas

Tengo muchas ganas de conocer este sitio. Pinta muy bien y caserito!

9 de octubre de 2016

01/03/2016

Ya con el detalle de una tortilla de patata sin cebolla personalizada, ¡se ganaron las 5 estrellazas! A parte de la ensaladilla rusa, las croquetas... y todo lo demás.

30/11/2011

Dejando a un lado el precocinado y aspiracional Triball, iniciativa privada que ha dejado sin puticlubs dignos de mención a todos aquellos señores que frecuentaban la zona, lo cierto es que las calles situadas entre el edificio de Telefónica, la Plaza de San Ildefonso y Fuencarral han mejorado sustancialmente en los últimos años.

Mucho antes de este fenómeno, no desprovisto de intenciones especulativas, ya existía en la calle Ballesta una excepcional casa de comidas de las de siempre, un lugar sincero donde disfrutar de buena comida y buena compañía. No es especialmente barato, el precio medio supera los treinta euros pero sin duda lo vale, además de un servicio rápido y atento -podréis conocer al mismísimo Perico- todo está muy rico. Personalmente me quedo con la ensaladilla rusa y la merluza a la romana. De postre, cuajada con miel.

27/04/2010

un 10 tanto en la comida como en la atención....que gusto!
Lo recomiendo al 100%
Un saludo