Cenacolo Vinciano

Ordenar por:

relevancia fecha

17/11/2010

Es una visita obligada si te gusta el arte, por algo es considerada la obra maestra de uno de los - o el- mas grandes.

En teoria hay que reservar con mucho anticipo; por lo visto el 20% de las entradas se venden online y el 80% por venta telefonica, asi que si en la web no hay disponibilidad probad con el telefono. La verdad es que he pasado varias veces por delante y nunca han tenido sitio libre, por lo que es importante reservar con la maxima anticipacion posible (y hablo de meses...)

Sin embargo, si por lo que sea no has podido reservar, pasate por el cenacolo y pregunta. Una amiga vino a verme la semana pasada y queria verlo, asi que probamos suerte. Fuimos un miercoles por la tarde y no habian entradas, pero nos dijeron que si estabamos muy interesadas podiamos probar suerte al dia siguiente a primera hora, a las 8:15. Asi lo hicimos y conseguimos entradas. No se si fue suerte o que un jueves de noviembre no hay mucho turista, pero pudimos entrar.

A causa de su mal estado entrar al cenacolo es casi como entrar en un banco de maxima seguridad: puertas que no se abren hasta que la anterior esta cerrada y esas cosas.

Puedes estar 15 min dentro, estas casi en penumbra (aunque la luz que hay permite ver perfectamente la pintura) asi que la sensacion de estar en un sitio sublime se acrecienta. Yo tambien lo esperaba mas pequenyo y peor conservado, pero por lo visto en la ultima restauracion se consiguio una gran mejoria del color.

En mi opinion, algo imprescindible si estais en Milan.

07/11/2007

Jesús Encinar lo descubrió en noviembre de 2007

La Última Cena de Da Vinci - Imprescindible Reservar

La obra maestra de Da Vinci‚ rodeada de mil análisis‚ misterios y restauraciones.

¿Qué decir que no se haya dicho ya?

Para los amantes del arte es sin duda el lugar imprescindible que hay que visitar en Milán. Está en la iglesia de Santa Maria delle Grazie.

Varias cosas que aprendí la última vez que fui a ver la última cena:

- La apertura de la puerta es muy posterior a la pintura. Se cargaron la parte baja del cuadro y los pies del cristo‚ que originalmente tenía una postura de Mandorla Mística‚ de cristo en la cruz

- La luz del cuadro refleja la apertura de las ventanas‚ por eso la parte derecha tiene iluminación y la izquierda está a oscuras

- La cara del Judás es del prior del monasterio cuando Da Vinci pintaba el fresco... parece ser que no paraba de meterse con él!

Si vas a Milán llama con unas semanas de antelación para hacer tu reserva telefónica.

12/11/2007

realmente indispensable

Para me resultó una experiencia inolvidable. Conseguí la entrada gracias a mi amiga Claudia que tiene una agencia de congresos en Verona ‚ si no hubiera sido imposible ya que fui en Agosto. No iba muy animado porque aunque me gusta Leonardo tampoco se me hubiera ocurrido ir a no ser porque mi compañera de viaje se empeñó en visitarlo. Nunca podré agradecerle suficientemente su insistencia porque la experiencia es difícil de explicar pero resulta tremendamente emocionante. Fue uno de los mejores momentos de mi última visita Italia.

14/03/2008

una experiencia irrepetible e inolvidable

Desde que Dan Brown escribió su Codigo Da Vinci esta obra maestra ha pasado a ser objeto de obsesión y ahora es imposible llegar, comprar un billete y entrar a verla. Hay que reservar con semanas (mejor meses) para asegurarte que tienes la suerte de ir a verlo.
Se accede al refectorio donde está la pintura (en una de sus paredes) a través de uno de los pasillos del patio del convento de los dominicos. Los grupos son de 20 personas, ni una más ni una menos y se tienen que traspasar dos nucleos de puertas como las de los bancos, hasta que todo el mundo no ha entrado no se cierran las puertas y se abren otras. La visita dura unos 15 minutos y es una idea fabulosa restringir el acceso a grupos pequeños porque puedes vivir la experiencia de sentir que estás casi a solas con la obra.

Varias cosas que me sorprendieron: la perfecta iluminación del fresco, el gigantesco tamaño del mismo (yo pensaba que era más pequeño), y lo definido que está: yo esperaba algo similar a un gran borrón y para nada, se ve con nitiidez y se aprecian todos los detalles.

El precio es de 6,50 euros en noviembre 07. Una cantidad ridículamente baja para la indescriptible sensación que te produce enfrentarte a esta obra.