Si te apetece plan de tapeo, acércate a la barra de Ponzano donde disfrutarás de las mejores tapas elaboradas con productos de temporada de primerísima calidad. Si prefieres sentarte y comer con cuchara, cuchillo y tenedor, opta por el restaurante que propone una carta de cocina tradicional y de mercado.

Ordenar por:

relevancia fecha

07/11/2016

De toda la vida

La calle Ponzano se ha puesto de moda, y los bares y restaurantes han ocupado prácticamente todos los locales comerciales. Sin embargo, este restaurante lleva muchos años en esta esquina y su estética es tradicional, alejada de los altares de diseño que podemos ver por esta calle. Acostumbramos a pasar por el bar Ponzano para tomar el aperitivo, especialmente sus torreznos con una cañita, esta es la primera vez que pasamos al comedor con los niños.
La sala, a la que se puede acceder por la calle Morejón sin pasar por el bar, es irregular, esclarecida y algo ruidosa. El trato es amable y cercano y el servicio ágil.
Empezamos por un tomate rosa con aceite y cebolla, muy correcto, unos estupendos corazones de alcachofas fritas (muy recomendables) y unas anchoas en aceite, estas últimas decepcionaron un poco, por 20€ esperábamos unas anchoas algo más lustrosas. De segundos, tomamos un sargo (para dos) y un entrecot trinchado. Muy buena la carne, muy recomendable, al entrar se pueden ver cortes más atrevidos, que tienen muy buena pinta. El pescado estaba bueno, pero quizá estamos mal acostumbrados de tomar el xaragu asturiano, con su sabor a roca, este no llegaba a esos registros, no entendiendo de peces, pero parecía otro pez. Para terminar una buenísima tarta de queso. Tomando un par de copas de vino (estamos cuidándonos), salimos a unos 40€ por persona, no es barato.
En resumen, se come bien y te tratan bien, es un sitio tradicional, quizás demasiado y tampoco está tirado de precio. Con la cantidad de sitios que tiene la calle, creo que seguiremos abonados al aperitivo. En esta línea, creo que se come parecido y mucho más barato en Vagalume, en la misma calle.

08/12/2017

Buena carne.

El local no es que sea muy agradable, castizo por fuera, desangelado por dentro, fuimos un poco de rebote por probar y al entrar tienen un expositor con carnes con buena pinta, pues ojo, la que nos pusieron tenía un punto de maduración y un sabor bastante bastante buenos, el resto pues no destaca. 3+

03/12/2012

Buena casquería

Este fin de semana me he pasado por este bar/restaurante ya que había escuchado que tenían casquería (no encuentro muy fácilmente en Madrid y me encanta). Tiene muchos platos típicos caseros de toda la vida, pero yo me centré en la casquería. Probé unos sebos rebozados que estaban buenisimos, pero me pasa siempre que después de 2 o 3 me parecen empalagosos. A continuación me tomé una mollejas que estaban espectaculares y para terminar lengua estofada, que me pareció que era de bastante buena calidad y estaba bien preparada.

En general, si te interesa ir a tomar casquería, está bastante bien, sobretodo teniendo en cuenta que es más bar de pinchos que restaurante. Solo le doy 3 estrellas porque el servicio era muy malo (aunque amable), tardamos más de dos horas en comer, y las patatas, el pan, etc dejaban bastante que desear.