Años luz de esa estética tan kitsch de los restaurantes chinos a los que estamos acostumbrados, este es un local luminoso, nada recargado, con suelo de madera y las paredes pintadas con retratos y motivos orientales. Recomiendan el Tie Ban Zhu JIng Rou o el Fen Si Ji Tang.

descripción completa de CHAN Street

Ordenar por:

relevancia fecha

01/03/2017

Altamente recomendable

Sinceramente me resulta raro ver que nunca me he sentado a comentar uno de mis orientales favoritos.

Como suele ser ya una costumbre desde que conozco al elemento, vinimos al lugar animados por los positivos comentarios del siempre irreductible e infalible Avelio (11870.com/avelino-casas-lorden).

LA verdad es que el sitio tiene mucha gracia, no solo por que esta puesto bastante simpático sino porque la cocina no es la de un chino a la vieja usanza.

Los dueños son una pareja de español y china que decidieron montar en Madrid una representación de la cocina de la zona de la moza en cuestión.

El personal no puede ser más amable. El encargado es majo como las pesetas y el dueño Víctor es el rey de los detalles.

Como digo la comida es sabrosa, sorprendente y de calidad. La carta es corta y sinceramente no me decantaría por ningún plato. Los dim sums son maravillosos y el secreto no se lo salta un gitano.

Altamente recomendable, pero muy altamente.

PD: Casi mejor hacer reserva.

1Falces

Ufff que miedo me dan esos XLB...

hace 10 meses

nindiola

El mundo es para los valientes. La que se suele sentar enfrente mía no deja escapar la oportunidad, por lo que tengo el culo pelado de Dim Sums, y estos van un paso por delante.

hace 10 meses

monica iglesias

Probaré!

hace 10 meses

nindiola

Harás bien.

hace 10 meses

Avelio

Gracias Nindi!! ☺

hace 10 meses

Ramon Garcia

Yo hubiese cenado 20 Xiao Long Bao

hace 10 meses

Helen Holms

Me lo apunto!

hace 8 meses

12/03/2017

CHINO MODERNETE EN CHUECA

Ya sabemos a lo que nos arriesgamos cuando acudimos a un restaurante con las expectativas por las nubes… Que nos lo ponemos más difícil para que estas se cumplan. Y esto es lo que me pasó ayer 10 de marzo de 2017 después de adentrarnos en la cocina de la aclamada street food de Chan Street.

Ante las estupendas críticas del nuevo chino moderno de Chueca, sucumbí a la impaciencia de conocer esta nueva propuesta de cocina informal en el centro de Madrid y aproveché la ocasión perfecta para disfrutarlo con mi pareja y una amiga.

El local es resultón, fresco, desenfadado, con un estilo callejero muy colorido, pero con la comodidad justa, como suele ser habitual en estos sitios informales de comida casi rápida para compartir con amigos.

El personal es simpático, con ilusión y ganas de hacerlo bien, pero ayer les faltó un poquito para prestar un buen servicio, quizás porque como ya me advirtieron al hacer la reserva todas las mesas se ocuparon a la misma hora y esto les restó eficacia, especialmente con el vino, que tardaron bastante en comentarnos que podían ofrecernos (poco, como era de esperar en un sitio de estas características) y después en servirlo.

Como ya se ha comentado en este foro, la carta es variada con una oferta suficiente a precios bastante contenidos.

Aunque inicialmente íbamos a ser tres comensales, al final fuimos dos, pero la comanda perfectamente podríamos haberla compartido tres personas:

Para empezar unos dumpling de carne picada con tres salsas (5,90€) y el famoso secreto ibérico con salsa de lima (10,90€). Los dumpling estaban ricos y sobre todo nada nada grasientos. El secreto ibérico me decepcionó, no sé si es que no tuvieron un buen día, pero nuestro plato no se parece en nada a otras fotos que he visto, menos cantidad y la carne demasiado pasada, el sabor era bueno, pero no estuvieron a la altura de lo esperado.

Después vino el wantun relleno de gambas y carne de cerdo (6,90€) con una salsa muy buena y algo picantes, yo no los disfruté demasiado porque para mí eran demasiado picantes, sin embargo, fue el plato que más le gustó a mi amiga.

A continuación, los famosos tallarines con carne picada, ajo, pak choy y cebollino (8,90€). Estaban ricos, pero tampoco me parecieron algo excepcional, y el recuerdo del ajo durante toda la tarde/ noche no fue nada agradable…

Después de todo esto, me di cuenta que me había confundido y había pedido los dumpling en lugar de los bao de pato pekín, así es que le pusimos remedio y añadimos a la comanda uno para cada una. Efectivamente son bastante generosos en cantidad y el relleno me pareció conseguido, aunque ya empiezan a ser un recurso demasiado habitual… (4,50€/unidad).

Regamos toda esta comida con un vino tinto Monólogo que, como decía, tardaron bastante en servir y a una temperatura un poquito por encima de la adecuada. El precio bastante subido, 16,90€, aunque en la cuenta pusieron un Arabarte, así es que no sé si se equivocaron o es que ambos tenían el mismo precio. En cualquier caso, hubiera sido mejor elección un blanco.

Como ya no nos cabía el famoso postre de gofre con helado, tomamos un espresso con hielo y una manzanilla a un precio muy moderado, 1,50€ cada uno.

Total 64€, al final la cuenta fue más elevada de lo habitual por el vino y porque tomamos demasiados platos, con uno menos para dos personas está muy bien y, de hecho, si hubiéramos sido tres creo que hubiéramos tomado lo mismo, así es que el precio sería de 21€ por persona.

Aún así, Chan Street no ha cumplido con mis expectativas, esperaba una cocina más sorprendente y verdaderamente callejera.

La comida es correcta, el local y el personal son agradables y puede ser una buena opción en el centro para compartir con amigos en un entorno informal; pero sin más pretensiones.

20/01/2017

Ta ta CHAAAAAN

14/1/17

Atraido por las buenas opiniones de los tertulianos acabamos el sábado sentados en este Chang Street. Tuvimos que esperar un poquito porque fuimos sin reserva, a lo loco, infravalorando el poder del boca-oreja.

Local colorido, y servicio agradable, muy bien, gente joven, cercana y con ganas de trabajar. Me alegro por esto y espero que les vaya muy bien.

La carta es cortita, pero dejamos que eligieran por nosotros.

BAO PATO PEKINES Y BAO CURRY (3,90€/ud), personalmente ninguno de los dos me dijo nada, puede que esté saturado del bao y que ni siquiera el original del Momofuku me sorprenda hoy en día (o sí).
YOU PO MIAN BOLOÑESA (7,90€), esto sí, que cosa mas rica y cañera, unos noodles con carne picada para quitarse el sombrero. Háganme caso, y no se vayan sin probarlos.
XIAO LONG BAO (4,90€ 4uds), de los mejores que he probado en Madrid, pero un XLB tiene que tener sopa en su interior y estos o venían pinchado o eran una versión adaptada.
TIE BAN ZHU JING ROU (9,90€) más difícil nombrarlo que todo el proceso del plato, es secreto a la plancha con una salsa que aportaba más bien poco. Muy sin más.

Esto con una botella de Bicos Albariño (11,90€) salió por 43,90€, barato, pero no consiguieron convertirnos al Chanismo.

Eat & Love Madrid

Qué raro lo de la sopa, en Madrid estos son con diferencia los xiaolong bao que más sopa tienen. Les habría pasado algo...

hace 9 meses

03/12/2016

Comida asiática callejera de la buena

Comida sábado - noviembre 2016

Abierto hace un mes en pleno Chueca CHAN es un restaurante dedicado a la "streetfood" asiática. Barra y mesa comunal a la entrada y unas 10 mesitas. Luminoso y bien decorado, maderas claras y paredes pintadas con motivos maoistas en las paredes.

Carta con variedad de baos, dim sum, tallarines y arroces, todo muy apetecible. Tomamos unos baos (uno de pollo al curry y otro de pato), bastante logrados. Unos tallarines con carne y huevo, con un punto perfecto de la pasta y sabroso acompañamiento. Terminamos con unos dim sum de carne picada con verdura. De postre un crépe de nutella.

Cervezas orientales y un par de vinos para beber. Cayó una botellita de verdejo para acompañar. Con un cafelito pagamos unos 20 lereles por cabeza. Muy bien de precio. Bullicioso y divertido, grupos de jóvenes asiáticos y mucho guiri.

Pues bastante bien. Un oriental sin pretensiones en el que se come rico a precios moderados. Para repetir y recomendar.

20/07/2017

Buen chino moderno.

3,5, probablemente 4 en la próxima visita.

Parece que están proliferando una serie de chinos con cocina auténtica pero en un local agradable, como por ejemplo éste Chan street o Kung fu, donde sirven una lubina que me vuelve loco.

El local se encuentra en la calle Barbieri y la decoracion podría ser la de cualquier local de chueca o malasaña, y no de chino mugriento como suele ser normal.

La carta es corta e indican en un recuadro sus mejores platos. En general es todo apetecible.

Empezamos por los XIAO LONG BAO, un dimsum relleno de carne con caldo en su interior. Hay que tener cuidado al cogerlos, ya que si se pinchan se derrama el caldo y pierden la gracia. Muy buenos, aunque un poco gruesa la masa para mi gusto.

Seguimos con el SECRETO A LA PLANCHA CON SALSA DE LIMA o Tie Ban Zhu Jing Rou en chino. Para mi fue lo mejor de la cena. Buena calidad de la carne y una salsa adictiva.

A continuación los WANTUN DE CERDO Y GAMBAS en una salsa con guindilla de sichuan y brócoli. Recomendables.

El KOREAN FRIED RICE, con kimchi, carne y huevo frito me gustó bastante también.

Después unos buenos DUMPLING CON 3 SALSAS.

Se supone que ibamos a terminar aquí, pero me vi con fuerzas para probar el BAO DE PATO PEKÍN, una elección (el bao) que va a salir mal el 85% de las veces, y efectivamente así fue. El sabor es como el del pato pekinés del chinaco de barrio, con el mismo pato, la misma salsa y la misma cebolleta, pero con pan bao en vez de crepe. Prescindible.

Y ahora si que si terminamos con el ROLLITO DE GAMBAS, ya que no disponían del da bin. Unos rollitos sin mas, grasientos y con una salsa regular.

Fueron 25€ por persona teniendo en cuenta que era bastante cantidad, por lo que me parece un buen precio ya que está todo bueno en general.

En una segunda visita puede mejorar ya que la comanda sera muy distinta sin tanto dimsum.

15/02/2017

El Chino-Hipster

Martes noche (14 de febrero). Local hasta arriba. Hacia tiempo que no calzaba las 5 estrellas pero en su estilo, este chino/ oriental de Chueca creo que se las merece sobradamente por cocina, ambiente y RCP.
Decorado recordando una calle, con sus edificios y su decoración mural tipo Mao en las paredes estamos ante un local aparente, un tanto frío quizás por la iluminación, con las mesas bastante juntas y unas sillas (al menos la mía) un tanto incomodas con los respaldos muy mejorables...y hasta aquí las contras...
Vamos con los pros.
Empezando por el servicio. Personal joven, hipsters, pero alejados de la tontería y altivez de muchos otros locales del barrio. Atentos, profesionales, explicando los platos, recomendando con buen rollo y sin atosigar... muy bien.
En cuanto a la comida, hacia tiempo que no disfrutaba tanto. Empezamos con un bao de panceta que me pareció lo mas flojo, pero correcto. Excelsos los fideos con carne picada, ajo y baby bok choy que ya se habían recomendado por aquí. También los xiao long baos, con menos caldo que otros que hemos probado y con la masa un pelin densa, pero llenos de sabor. Tomamos también unos dados de pollo macerados con jengibre y cebolleta y pasados al wok que estaban de escándalo, acompañados de una ración de arroz de jazmín al vapor que es todo un ejemplo de como debe preparase un plato, que es tan sencillo pero a la vez tan complejo de sabor y textura. Sencillamente perfecto de punto. Todas las raciones de buen tamaño. Ya para acabar, cuando no podíamos mas y por recomendación del camarero, un enorme gofre servido a modo de cono con dos helados y varios toppings en su interior que estaba tremendo.
Pues bien, todo esto con varias cervezas y vino por copas nos salió por 44 pavos la pareja, para mi gusto un chollo para la calidad general y buen rollo y que lo convierte en mi nuevo oriental de referencia. Aprovechad mientras dure...!

01/10/2017

Uno más por la zona

Lo mejor del sitio su equipo de sala. Son encantadores! De esos lugares donde te atienden con una sonrisa, se desviven por hacértelo cómodo, están pendientes... me encantó. Lástima que la comida sea tan normal sin nada destacable. Los dimsum llegan tan cocidos que se deshacen con solo tocarlos, un desastre, el bao llego frío y sin gracia, el arroz estaba bueno y al menos no es caro, al menos. para salir un día con amigos a beber y charlar sin esperar comer bien vale.

08/01/2017

Si montas un chino llamalo Chan

Enero 2017

Muy buena opción por la zona. Tallarines, dimsums, baos.... de los de tirando a buenos.

De lo mejor los tallarines

Servicio amable y cumplidor.

Pidete el Gofre con helado y toppings al final si quieres morir...

Ojo: Reservas en el 910528720 a partir de las 12:45 para comidas

07/12/2016

Chan: el 'chino moderno' que estabas esperando

Si hace tiempo que llevas llenándote los ojos (y el estómago) con nuestras recomendaciones y ya nos tienes ‘calados’, sabrás que nos pirra la comida asiática (la de verdad, no la de postureo). Y, aunque estamos bastante contentos con la representación madrileña de países como Tailandia (Tuk Tuk, El Flaco, Krachai, Sudestada…) o India (Tandoori Station o Benarés) echábamos en falta un local con un enfoque más moderno de la decoración, la cocina y la cultura china (llámalo ‘hipster’). Por eso, cuando un buen día de paseo por nuestro barrio, Chueca, descubrimos Chan los ojos nos hicieron chiribitas. Y cuando probamos su cocina y, además, el estómago nos hizo cosquillas, vinimos raudos y veloces a contártelo.

Y es que Chan es hijo del amor entre España y China, y eso se tenía que notar. El restaurante pertenece a la pareja formada por los jóvenes Victor y Xiaohan (o Isabel, como se hace llamar ella): él, madrileño e interiorista; ella, china y estudiante de económicas; ambos, ‘foodies’ empedernidos. ¿No podía salir mal, no? Mientras Víctor se ponía a diseñar la decoración de Chan, Xiaohan se unía a Dong Dong –la cocinera de Chan-, para diseñar una propuesta de genuinos sabores callejeros (especialmente de la región de Sichuan), en la que ambas han recogido platos icónicos e insospechados de China, algunos típicos de Chengdu, donde nació Xiaohan.

La carta de Chan se especializa en la cocina más popular y callejera de toda China. Es muy cambiante (Dong Dong tiene un repertorio de decenas y decenas de platos), pero siempre se estructura entre la sección de xiao chi o snacks chinos (a los chinos les encanta tapear tanto como a nosotros); los dimsuns y baos (están muy de moda y puedes encontrarlos en todos los lados, pero pocos verás en Madrid tan auténticos y caseros como los de Chan); las brochetas; los boles de arroz; los principales y los postres (destaca el rico waffle chino). En la mayoría de los platos la carne y el picante tan típico de Sichuan siempre son protagonistas, pero no te preocupes, suelen suavizar bastante el toque de chile (si como a nosotros te gusta bien picante, pídeselo expresamente). Aquí todo está pensado para compartir en plan informal y los platos suelen llegar en un batiburillo desordenado, así que no te molestes mucho en pensar primeros y segundos.

Tenéis más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:

eatandlovemadrid.es/chan-madrid

Buen provecho e Eat & Love!

02/10/2017

Chino con decoracion moderna, carta corta y buena RCP

He ido una vez y creo que volvere, quizas la carta sea muy corta como para ir millones de veces, pero la RCP me parece buena.
La atencion es buena tambien, el sitio cuando fui (un domingo noche) era muy agradable.
Lo que probe: dim-sum (dumpling) estaba ok, Tie ban zhu jing rou (secreto iberico con salsa de lima, la raccion es bastante "cansina" para una persona aunque tenga salsa, mejor para compartir) ok, Korean fried rice (muy rico), mochis (ricos tambien).
No es una comida espectacular, pero insisto en que la RCP esta bien, no deja de ser un sitio un poco de batalla, a mi me parece recomendable.
Bonito, acogedor, buena atencion, buen precio.

Tienen menu del dia por 10 euros que me parece un precio estupendo.

29/09/2017

Cocina de sabor muy bien ejecutada.

Nos gusto y mucho.

Baos muy ricos.
Xiao long bao espectaculares.
Tallarines con carne adictivos.
Presa sutil.

Para repetir. Servicio simpático y muy amable. Local agradable.
Buen precio y si es con descuento , muy barato

VolVeRé

30/01/2017

¡Esos tallarines!

No es un chino de barrio al uso (que no me gustan) ni un chino para chinos de los de Usera (que estos sí que me gustan) pero en una carta corta tiene un par de platos que merecen la pena. los Xia Long Bao y, sobre todo, los tallarines You Pu Mian.

Sitio simpático y agradable y estupenda relación calidad/precio.

17/04/2017

Bien sin más

Más dumplings y baos como si no hubiera mañana. Bien de precio y para una opción rápida de picoteo, no esperes más.