Chapitô y Restô

Ordenar por:

relevancia fecha

28/10/2016

Qué vistas

Estuve cenando hace poco con mi novio, que fue quien lo reservo por teléfono desde Madrid. Supongo que sin reserva habrá que llegar prontito para coger mesa, pero sí que tienen muchas al lado de las ventanas y es impresionante cenar con todo el panorama de Lisboa iluminada.
Por otra parte, el servicio rápido y muy atento, el restaurante muy limpio y cuidado, con una decoración sencilla y acogedora y con su propia terracita para echar un cigarrín con el café!!!
Si vais, a ver si podéis pedir el Portobello, un peaazo de champiñón (lo siento no entiendo de hongos ni setas, me sale el genérico) con una salsa que maaaadre del amor!!! Fue lo que más nos gustó. El resto estaba rico pero sin destacar tampoco.
El precio no me pareció demasiado caro, aunque si lo es para cómo se come en Lisboa en general. De todas formas, tiene una terraza antes de llegar al Restó para comer raciones que es más barata que el Restó y muy curiosa, al ser una agrupación cultural, hay gente haciendo malabares, o magia o así mientras tú cenas (no se si siempre, claro)
Total, que no es barato pero sobre todo en plan romanticote, merece la pena

27/02/2017

Me gusta

Imprescindible si vas a Lisboa.
Las vistas son espectaculares.
Mención especial al lkiosko de la entrada con esa artesania de diseño genuino.

28/04/2016

Espectaculares vistas

Mientras subes (o bajas) al castillo de Lisboa.

Restaurante con unas vistas increíbles.

Forma parte de una escuela de circo, por lo que en la comida sólo te dejan estar en el piso más alto, en la cena en cualquier lado.

25/04/2015

Una Lástima

El local precioso y con muy buenas vistas, servicio amable, buen rollo, pero es que la cocina no tuvo perdón de dios, ni en los tiempos ni en lo que había sobre los platos, record guiness del pescado más pasado de punto de la historia, volvería sin dudarlo, pero no creo que a comer.

EandradA

Resto Chapitô me parece un sitio para tomarse algo y disfrutar del sol y el aire fresco, no para comer. He aquí la prueba.

25 de abril de 2015

VARGAS & SCOUT

si, la próxima iremos a tomar una cerveza.

25 de abril de 2015

11/05/2012

Indispensable para un día cool bohemio

Aunque se está volviendo más turístico y conocido es agradable pasarse por aquí al menos algún día.

Es relativamente caro, de esos restaurantes donde te ponen un plato enorme con unas cositas muy bien presentadas. Pero vale la pena, por el ambiente, la comida (no está nada mal), y sobre todo las vistas del puente iluminado y Lisboa de noche. También los empleados son muy amables y majos, y te hablarán en español si lo prefieres.

Además puedes ir a cenar más tarde que en el horario habitual lisboeta. Y en la terraza de abajo (la esplanada) puedes tomar tapas y otros platos muy ricos, al aire libre y más barato.

También puedes ir a tomar una copa y hay mucho ambiente variado y actuaciones.

Es la sede de una escuela de circo y espectáculo y se financian con el bar y el restaurante.

Indispensable.

A mí me gustó bastante.

22/02/2010

El descanso del guerrero

Después de una eterna jornada laboral o tras un fatigoso día de turismo por la empinada Lisboa, este es el mejor sitio para relajarse. Además está en Alfama al lado del castillo, por lo que es el broche perfecto para la visita.

El patio interior es muy agradable y amplio y hay una pequeña teraza lateral desde donde se puede disfrutar de espléndidas vistas al Tajo. También hay un restaurante, el Restô.Yo era habitual en 2007, y en aquella época el restaurante era caro, la comida regular y el servicio más bien malo.

También está el Bartô, donde se hacían quedadas de Leonardos en prácticas y Erasmus y está en un sótano al que se accede desde el patio central.

25/03/2010

Para olvidarte del bacalhau...

Restaurante o bar con mesas en una terraza con vistas a Lisboa. Lo encontré en 11870, al menos en mi guía no venía, y sin embargo me parece un imprescindible los días de buen tiempo y remoloneo, y no puede tener mejor ubicación, al ladito del castelo de San Jorge.

Comida sencillita, ensaladas, tostas, fondues, tablas de quesos y embutidos,... y precios algo altos para la calidad, pero te encuentras tan a gusto que lo pasas. Me recuerda a La Latina.

Quizá mejor venir a tomar algo por la tarde...

14/02/2011

Un restaurante en una escuela de circo

El sitio es original, no se puede negar. Es una escuela de circo, que alberga dos restaurantes uno en el piso de abajo y otro en el de arriba. También tienen una terraza con muy buena pinta, pero estuvimos en invierno en una noche de perros, y la verdad es que ni nos lo planteamos.

Nosotros estuvimos cenando en el de arriba. Conviene reservar con tiempo y pedir una mesa al lado de la ventana, porque lo mejor sin duda del restaurante son las vistas. La comida normal, no es una locura, pero puedes tomar algo original o un pescado más tradicional. No vayas esperando una comida para recordar, pero si un sitio original desde donde ver Lisboa en toda su belleza.

21/08/2012

No hemos vuelto en años y no sabemos cómo está ahora. Lo recordamos como un sitio especial en Lisboa, agradable y con preciosas vistas. En invierno no pudimos disfrutar de su terraza exterior ni de las actuaciones, pero si del mejor bacalao de todo nuestro viaje. Buena presentación. Sin duda un fijo en las visitas a Lisboa.

07/05/2009

localización privilegiada

Es un lugar al que no puedes dejar de ir si estás en Lisboa. Está en la subida hacia el Castillo de San Jorge (), así que no hay que irse muy lejos para venir aquí.

Es un lugar con encanto, con unas vistas maravillosas de Lisboa y del Tajo. Tiene varias zonas donde puedes tomarte un cocktail, una cerveza, un café, picar algo rápido, sentarte a comer o a cenar... Lo que quieras y cuando quieras, ya que te dan de comer a cualquier hora. Algo que se agradece cuando eres un viajero desordenado.

27/05/2011

Si quieres ver algo distinto en Lisboa, debes de pasar por el Chapitó.
Estuve este mes de mayo con muy buen tiempo.
Cuando bajas las escaleras te encuentras como desplazado, ya que lo que hay dentro no tiene nada que ver con el entorno.
Cenamos en el Restó, al lado de la ventana, con un marco inmejorable de Lisboa iluminado y el tajo.
Ojo con la comida, que se sale de lo normal. Nosotros cenamos bacalao con queso de cabra. Bueno, pero para el que le guste estas combinaciones.
El precio tirando a caro para ser Lisboa, pero el local, las vistas y el trato valen la pena.
Yo sí que pude pagar con VISA.
Lo aconsejo como MONUMENTO a visitar. Ambiente bohemio.

08/04/2012

Decepcionante

Despues de leer todos los comentarios esperabamos el mejor sitio de Lisboa y lo que nos encontramos fue un sitio abarrotado de guris, con comida de parrila y unas escasas vistas al mar.

Aun asi nos quedamos con ganas de ver algun concierto alli.

28/03/2011

Local de mucho ambiente. Al reservar si podemos hay que intentar que nos den una de las mesas de la ventana, pues las vistas son magníficas. Croquetas de bacalao, pastelitos moroos y mondas de patata fritas (samoia) de aperitivo. Fondue de carne y vino todo por menos de 20 euros por persona. En la parte de bajo (Barto) había fado amateur. Sitio muy especial, nuestra mesa estaba metida en una antigua pisciana. La copa se pide arriba. los camareros un poco "dormidos". No aceptan tarjetas. El restaurante abre de 12-15 y de 19:30-24. El bar y la terraza de 19:30-2:00 y fines de semana de 12-2

  • etiquetas:
  • $$

18/07/2010

depende

llevaba tiempo queriendo visitar este conocido espacio multiusos lisboeta, asi que decidi acercarme un martes por la noche pensando que no habria mucha gente, craso error. estaba hasta los topes, tanto las zonas con vistas como la terraza interior.

al final conseguimos sitio en la terraza con escasas/nulas vistas, la carta estaba compuesta de platos rapidos a precios bastante elevados.

la comida estaba aceptable sin ningun alarde.

supongo que si consigues una de las codiciadas mesas que dan al tajo la cuenta se paga con mas alegria.

al restaurante no pase pero imagino que ahi la carta sera mas consistente y las vistas desde el segundo piso magnificas.

en mi opinion si no has reservado un buen sitio no merece la pena.