Situado en Modesto Lafuente, se encuentra Chifa, en el que fuera el antiguo local de su restaurante hermano, Sudestada. En él Chifa conviven ahora los woks con un asador de pollos, un mortero de piedra para chiles y una carta esencialmente mestiza. Chifa es un homenaje al encuentro entre las gastronomías de América ...

Ordenar por:

relevancia fecha

14/12/2017

El hermano pequeño de Sudestada, un referente en cuanto a comida fusión asiática y sudamericana.

Esta visita, que tenía a medio escribir como casi siempre, fue hace varios meses y aun no había cerrado la casa madre, Sudestada, que esperemos vuelva a abrir.

Chifa pertenece al grupo de restaurantes de Estanis Carenzo y Pablo Giudice, que estaba formado por Sudestada, Chifa, Picsa y Perro bar.
Sudestada era el principal, donde se servía la mejor comida asiática de Madrid. Desgraciadamente cerró de manera inesperada hace un par de meses; Chifa era el secundario de lujo, donde realizan una cocina fusión asiática con sabores sudamericanos (chifa es el nombre de la cocina que hacían los chinos inmigrantes en Perú, así como Nikkei la que hacían los japoneses). El tercero fue Picsa, donde sirven las mejores pizzas de la ciudad a mi entender, y el cuarto es Perro Bar, que cogió el relevo del antiguo espacio de StreetXO. Que mágico era ese lugar...

Está última visita a Chifa me dejó bastante desencantado, y es que tenía mejor recuerdo. No obstante la cocina de Estanis tiene muchísimos credenciales por lo que caeran visitas en el futuro seguro. Además abre todos los días, lo cual es un puntazo.

Se sitúa en un pequeñísimo local en Chamberí, donde estuvo el primer Sudestada antes de mudarse a Ponzano. Destaca la austera decoración, muy característica, donde la madera obtiene todo el protagonismo ya que está presente tanto en las mesas como en las paredes forradas. El aire acondicionado no funcionaba aquel día -aún hacía calor- algo que ya me pasó en otra visita en Sudestada, y entre eso y los picantes, es una putada.

El servicio estuvo correcto aunque hubo alguna espera larga entre plato y plato, que como digo no nos entusiasmaron.
Probamos la CAUSA A LA HAMANAKO, con anguila, iron eggs y papa pisada. Una causa sin mas con la anguila imperceptible. Seguimos con el POLLO KUNG PAO con pimienta de sichuan, chiles y patatas fritas, un plato que sabe mas a chino auténtico que a cocina fusión, que tampoco pasa nada si nos hubiera encantado. Pollo rico y chiles sabrosos pero como plato también nos pareció sin mas.

Después el TAMAL NIXTAMALIZADO DE CARNE MADURADA 100 DÍAS acompañado de ensalada de berros. Buen tamal, mucho sabor a maíz y tremenda potencia de la carne. La ensalada de berros refresca el conjunto para aligerar. Buen plato.

Para terminar la PARIHUELA JAPONESA con tempura de chicharro y mejillón gallego. Una sopa potente, especiada pero no excesivamente picante y con mucho sabor a marisco. Lo pasamos un poco mal con el calor pero fue muy buena opción, quizá lo mejor de la cena. La verdad es que repetiría estos dos últimos platos.

No hubo postre y pagamos 33,5€ por persona sin vino, y como digo habrá mas visitas aunque esta última me dejase indiferente.

04/11/2017

Decepción

Es la primera vez que hablo de un lugar en negativo pero, ha sido tanta la decepción ... Sí, yo estuve cuando Sudestada comenzó allí, después estuve en el nuevo Sudestada (ahora cerrado) pero no había manera de conseguir mesa en Chifa hasta que ayer, tuvimos suerte (en buena hora), y había un hueco en la barra. Paso a contar:
-El local, precisa un lavado de cara (mas que nada para evitar caídas cuando vas al baño, porque el suelo está levantado).
-El servicio, francamente mejorable. Cumplían su trabajo pero nada más.
-Carta de bebidas, dos de sus bebidas no estaban disponibles porque no tenían cachaça (no daba crédito), así por ejemplo para la caipirinha te daban la opción de hacerlo con vodka (...)
-Y llegamos a la comida, motivo que nos había llevado a cenar. Pues también mejorable y cara.

En definitiva, ni volveré ni lo recomiendo. Una pena

06/06/2016

Chifa: El origen de todo

Desde Morrete Fino llevamos un tiempo ofreciéndoos nuestras humildes opiniones y haciendo una labor de servicio público. Pero esto tuvo un origen, un punto de partida. La germinación de Morrete.

A partir de un artículo en El País que hablaba del Mercado de los Mostenses un sábado quedamos para ir a verlo ya que nos resultó curioso. En el mercado había un restaurante de comida Chifa, la cual, hasta aquel momento, desconocía su existencia.

Su sabor nos impresionó y nos impulsó a iniciar esta aventura que llamamos Morrete Fino.

Nostalgias aparte, nuestro Morrete se ha ido educando con el transcurso de los restaurantes y, aunque siempre acudimos entregados a nuestras citas gastronómicas, ya vamos teniendo un background.

Con todo esto nos animamos a ir a Chifa. Restaurante de los dueños de Sudestada (Apuntadísimo en la lista de futuribles). Pequeñito pero con una cocina de primera división.

Para los menos foodies, la comida Chifa es una mezcla de cocina Peruana y China, nacida en Perú a finales del siglo XIX y que surgió de la mezcla de la cocina cantonesa transmitida por los trabajadores chinos llevados a Perú en esa época y la cocina tradicional peruana.

Centrándonos en la cena. Nos ofrecen una buena carta de vinos, pero finalmente nos decidimos por las artesanas y madrileñas cervezas “La Virgen”.

De entrantes escogimos Ceviche Algueado y Empanaditas de pollo y cuitlacoche.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2016/06/03/chifa-el-origen-de-todo

spider72

El único problema de Chifa es que tiene unos precios muy muy subidos para lo que es la comida chifa y el local...

7 de junio de 2016

Antonio Álvarez

Yo me quedé chafado con este sitio. No me pareció como para pagar todo lo que pagué. Hay precios por los que simplemente hay que exigir más.

7 de junio de 2016

22/12/2015

Floja calidad-cantidad-precio

Tenemos una lista de sitios pendientes, en una app del móvil. Ahora todo está ligado a apps. Vivimos en unos tiempos distópicos y tenebrosos en los que el PSOE se va al rincón de las telarañas. Usamos estas listas incluso para hacer la compra. Cuando compro las espinacas le llega a la Reina una notificación al móvil y al email, por si acaso, no nos vayamos a convertir en Popeye.

Chifa era uno de los sitios apuntados a visitar, le teníamos ganas por el propio concepto de la comida chifa, la chino-peruana. Así que para allá que hemos ido, todo por la causa (limeña) . En la calle de Modesto Lafuente, a tiro de piedra de los Nuevos Ministerios, es una sensación.

Por fuera, local tipo diseño años 70, no muy señalizado, parece entre una cafetería antigua y un camarote de un barco. Abre la puerta y se encuentra uno un espacio abigarrado con un fuerte olor a frito que no le abandona (jersey colgado en la terraza, right now) y bastante ruido. Lleno hasta la bandera.

En seguida nos sientan junto a la ventana, una mesa algo estrecha en la que hay un jarro con tenedores, palillos y cucharas. Entre que hablamos del resultado electoral y de la vida misma, la camarera nos atiende. Es una camarera majísima, de lo mejor que hemos visto ultimamente en Hostelería madrileña. Explica bien los platos, es atenta, pero sin ser cargante, amén de ser muy eficaz. Muchos puntos para la camarera. Que va a resultar lo mejor de la visita, lo voy avisando.

No éramos, por cierto, los únicos que hablaban de las elecciones. Con mi grata costumbre de poner la oreja en mesa ajena, pude observar la incertidumbre que genera el actual panorama político. Todos con los pactos, todos con que si Pedro Sánchez parece un vendedor de la planta de caballeros de El Corte Inglés, todos con esto y lo otro. Hoygan.

Chifa tiene un problemilla, al menos para mí (está claro que no para los que lo llenan): la relación calidad-cantidad-precio hace aguas. Ejemplo, primer entrante, un ceviche de chicharro, vieira y pulpo, cuesta 14€. Pero tocamos a tres míseros trozos de pescado (un trozo de cada bicho), el resto es boniato y cebolla, y tampoco es un ceviche que nos cambie la vida, no es esencialmente mejor que el de cualquier restaurante peruano o chileno de Madrid. Ni peor. Pero cuesta 14€, ¿me seguís? Bien, esa es la dinámica.

Dos segundos. Yo tiro por asado negro con especias chinas y puré de ñame. El asado negro es una carrillada de cerdo, muy bien cocinada, de esas que se deshacen con mirarla, pero tampoco muy sabrosa. No, desde luego, comparada con la amplia descripción de la salsa (canela, anís, de todo). La carta dice que lleva “cebolla a la plancha”, y, bueno, llevará cosa de un tajo de cebolla de unos diez gramos. Otros 14€. Pido un arroz para acompañar, porque tenía antojo, y menos mal, porque es casi el eje de mi comida.

La Reina, en su afán investigador, se decanta por parihuela, que es una sopa con tempura de chicharro, cangrejo, mejillón y caldo de miso. Es sabrosa, cierto, sabrosa como la sopa de pescado que hace mi madre, y lo de llevar el chicharro en tempura le da su punto. 15 y pico.

Postre compartido, pastel de tres leches chai. Bizcocho con tres leches (normal, condensada y otra) con pimienta negra, chai y helado de mango casero. 5€ y lo mejor de la comida . Café y menta poleo para rematar.

De beber, agua mineral. Tenían una amplia selección de cerveza “La Virgen”, pero estábamos en plan acuático. Al final, entre el agua (que viene siendo agua), el arroz de guarnición y todo, salimos a más de 30€ por cabeza. Y claro, este es el problema. La comida no está mala, pero no te cambia la vida. No son platos que uno coma y diga “caray qué plato” y se vuelva a casa emocionado. Están “bien”. Nada está malo, pero tampoco nada brilla. Si a eso añadimos que las cantidades eran más bien modestas y el precio algo elevado, la conclusión final es sencilla: no renta venir aquí.

Me sabe mal decirlo sólo por la camarera, porque era de lo más agradable e hizo todo lo posible para que estuviésemos a gusto. Y es verdad que pese al ruido y el olor a frito poderoso estábamos a gusto con el trato. Pero no se, no lo veo, que os voy a decir. Será el chasco por tenerlo apuntado en la lista durante un tiempo y habernos quedado indiferentes.

guindillasmutantes.wordpress.com/2015/12/22/chifa-madrid

spider72

Estoy completamente de acuerdo. La comida Chifa es por definición popular (y barata). Chifa-Madrid no está mal pero ni por sala ni por comida merece la RCP qu etiene.

24 de diciembre de 2015

20/12/2015

Rico y diferente. Fantásticos los tallarines, el ceviche no me entusiasmo, empanadillas ok.. Para repetir.

24/09/2015

Sabores novedosos y servicio impecable

Segunda visita a Chifa de este verano, de los pocos restaurantes que han permanecido abiertos y haciendo compañía a los "castigados" sin vacaciones ..

No todos los platos que hemos probado en nuestras 2 visitas han estado al mismo nivel, a mi el cuadril me decepcionó bastante y el tamal no acabó de cuadrarme del todo. Pero los tallarines hay que probarlos!!! .
No puedo decir si es comida auténtica o no porque no he probado la autóctona pero digamos que "da el pego" y si tienes cuidado con las bebidas el ticket medio sale "apañao"

Si queréis ver nuestra experiencia completa, pasad por aquí yanzoo.es/chifa-comedor

:-)

Almuerzo 22 noviembre 2014

Pues la cosa empezó muy mal porque nos metimos en el local de Ikura sin darnos cuenta y pregunté por mi reserva y todo.... ole!! (lo de la visión túnel me lo voy a tener que hacer mirar....) a partir de ahí todo fué a mejor!!

Continuará....

14/01/2015

Cocina bien elaborada, con toques de autenticidad, a precios poco razonables. Mezclamos medio continente en una sola carta.

En toda cocina, incluyendo la cocina Chifa, existen la versión "alta cocina" y la versión "andar por casa". En este caso por precio era de entender que Chifa, el restaurante de Sudestada, pertenecía al primero de ellos.

Error a medias. Sin ser batallera (mola que la Chifa lo sea), no es alta cocina.

Causa con anguila; rollito chino de cerdo con pico de gallo y guacamole; empanadillas criollas de pollo y huitlacoche con salsa picante de rocoto y piña; choripan argentino en pan chino al vapor con salsa de chile chipotle; asado negro venezolano de carrillera de vaca; tamal de ecuatoriano de cerdo con curry picante tailandés…esta es la carta de Chifa.

Si la cocina Chifa en si misma ya es una fusión de Chino-Peruano, no veo la necesidad de meter en su escasa carta platos Nikkei, venezolanos, ecuatorianos e incluso argentinos. Es todo bastante absurdo, cuando el nombre de este restaurante ya es una declaración de lo que vende. CHIFA.

Visito con frecuencia Lima, y para mi la cocina Chifa es la de diario, la barata (aún sabiendo que hay opciones caras), Chifa al fin y al cabo significa "comer arroz". Es una cocina fácil de identificar.

Eso sí, los platos más representativos están (lomo y tallarines saltados, arroz chaufa y aeropuerto) poco más.

En nuestro caso nos decantamos por:

Causa limeña (platillo Chifa de toda la vida). Correctísimo de sabor pero pasado de cámara.

Ceviche mixto de chicharro, vieira y pulpo (otro clásico de la cocina Chifa). Bien de sabor pero muy pasado de ají y de lima. Fuerte. El tamaño del pulpo lo hace difícil de comer.

Aeropuerto de Calamar: Plato típico bien elaborado y de buen sabor (ojo el arroz no estaba recién cocido).

Cuadril saltado: Lo que viene siendo lomo saltado. Eso sí he echado en falta que en vez de patatas fritas cortadas en tacos me pongan yuca frita...que en Madrid ya no es tan complicado de encontrar.

De poste un acertadísimo tres leches. De los mejores de Madrid.

Todo esto con tres copas de vino con nombre divertido y un cortado a (2,4 euros el cafetito) totalizan 75,9 € vamos a 38 pp. Una "salvajidad" que dirían por ahí.

En breve me voy a Lima, prometo comer lo mismo (pero con Inca Kola) por 10 S/.

Ala ya me han visto aquí o en el Corte Inglés de Callao.

Yanzoo

Chifa significa comer arroz? No tenía ni idea.. Yo estuve hace unos meses y no me disgustó pero tampoco debió impresionarme mucho porque no me acuerdo de nada!!!.

14 de enero de 2015

Lady Spider76

Viene de Chi y faan... Que debe ser comer arroz segun leí no se donde... Acabo de corfirmar en la wiki por si se me habia ido la cabeza.

14 de enero de 2015

Lady Spider76

Y te doy la razon, nada memorable salvo la cuenta. Mejor me hubiera ido en Mostenses...habrá que.

14 de enero de 2015

Cristina Altozano

¿Será que en algún idioma Chifa significa mezclar? Pues va a ser que no... Asi que no entiendo porque aquí te mezclan todas las cocinas latinoamericanas en una. Un desproposito.
No puedo estar más de acuerdo contigo Lady, la comida chifa es barata por definición y esperas comértela en un sitio hasta medio cutre, pero cuando está rica está de muerte.
A mi del Chifa me gustó la cerveza y el escabeche filipino que no sé si siguen teniendo, ni qué pintaba en la carta.
Para chifa Mostenses o la carta nueva de Tampu (el arroz chaufa no se lo salta un gitano) y en Lima (afortunada tú que lo pisas más que nosotros) tenemos pendiente Chifa Titi que nos han recomendado mucho.

15 de enero de 2015

Lady Spider76

El de Mostenses lo tengo en TO DO ni se sabe de meses, pero nunca encuentro el momento de "bajar" hasta allí.

Al Tampu le vuelvo a tener unas ganas que me pierdo...

La verdad es que salvo mis tres primeros viajes no he vuelto a entrar en un Chifa, o no de forma habitual aunque alguno de esos de pasaba por aquí ha caído siempre y he de decir que son los que más se disfrutan, como bien dices.

Así es que probé hace años Madam Tusan (que es el menos recomendable), y el que creo que es el mejor (y más caro) de todos Wa Lok y probablemente esto es lo que esperaba de Chifa (por precio) un Wa Lok.

Chifa Titi estaba a dos cuadras de mi anterior oficina y no es el típico Chifa (en decoración) es más modernito y mu limpito (jajaja). Parece ser que es un clásico de Lima que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos.

15 de enero de 2015

Cristina Altozano

Habrá que volver... ¿Una quedada en Mercado a ponernos ciegos a piscos? ;-)

Madam Tusan caca, sólo valen los cócteles

15 de enero de 2015

Lady Spider76

Eso está hecho! fecha y hora

15 de enero de 2015

spider72

Estoy undía en BCN y ya liáis???

15 de enero de 2015

Cristina

Yo a chifa le tenía ganas... Disfrute mucho en Sudestada.

16 de enero de 2015

mitchel25

Hola buenas tardes,

Antes que nada sólo comentar que la palabra Chifa viene de la fusión de comida Peruana (no latinoamericana para no generalizar) y la comida China. Y como se ve en las fotos de este Restaurante Chifa, no tiene nada de los platos que son el Chifa en sí. se ven mas innovación y no lo que verdaderamente es. Es una lástima que por poner nombre de una comida de un país a un restaurante (y que seguramente ninguno de los trabajadores es peruano.) creamos que la comida de verdad es de ese país. Y claro, más se ven platos de otros países cuando la variedad de la comida Chifa fácilmente llenaría la carta de platos.
me da mucha pena ver que algunos restaurantes muestran algo y al final la gente sale de esos restaurantes creyendo que así es este tipo de comida, cuando la verdad no lo es.

Os envío una imagen dela carta típica de un restaurante de comida Chifa (de Perú) y veáis la variedad de platos, y que con toda seguridad el sabor es distinto a la comida china de la que estamos acostumbrados aquí en España.

Un detalle a destacar de los platos: la causa limeña, el ceviche y el "Aeropuerto de Calamar, los dos primeros NO son comida Chifa peruana, son comida Criolla peruana. y el aeropuerto de Calamar no es Chifa, será algo que han innovado de éste Restaurante. el Chaufa de Mariscos sí es Chifa, y si algún día tenéis la oportunidad de probarlo, veréis que está muy por encima del chaufa de Calamar.

Muchas gracias y saludos.

guiaperu.pe/index.php?option=com_mtree&task=att_download&link_id...

27 de junio de 2015

14/01/2015

Cocina Chifa a precios que no lo son tanto. Local curioso, aunque pequeño. RCP subida

Quien quiera una opinión de alguien que realmente sabe de cocina Peruana, que se lea la de Lady Spider

11870.com/~IJNa

Yo haré lo que pueda desde la ignorancia acerca de mi visita de hoy.

Cuando uno va a un local denominado "Comedor Chifa" (quizá es error mío), la idea que surge es la de algo popular (y cuando digo popular quiero decir a precios populares).

Si encima es comida Chifa, la cocina más humilde de todas las variantes de la cocina Peruana, pues "a más a más" que dirían por la zona de Levante.

No es éste el caso.

Local pequeño, un salón para un puñadito de mesas, 20 comensales y una mini-barra con tres-cuatro sitios más. Suelo de goma negra, de los de los montacargas, y madera color jatoba por todos los lados. Confortable y cálido, pero muy informal (lo cual no es malo si los precios lo son).

Palillos de plástico. Servilletas de tela. No hay mantel.

Carta corta pero muy apetecible. Yo no entiendo demasiado de cocina peruana pero diría que aquí hay un poco de todo: chifa, nikkei, peruano, criollo...

No me enrollo con lo que hemos tomado, pero dos principales, dos entrantes, un postre y un café, 77 euros con cuatro copas de vino. Se me ocurren muchos sitios dónde como mejor por esa calidad-precio. Caro.

Destacable el ceviche, aunque era de pulpo, chicharro y vieira (yo esperaba pescado) y muy justita la causa de anguila, que estaba tan fría que sabía más bien a poco.

Buena la carne y un poco decepcionante el aeropuerto, un guiso de calamar frito con arroz en el que el arroz estaba pasado y seco.

El postre de tres leches de lo mejor.

NOTA: Ya he probado dos locales del grupo: Chifa y Picsa, y ninguno es mi taza de té. De momento retraso la casa matriz hasta nuevo aviso.

Lady Spider76

Por cierto mirando la cuenta no nos han cobrado todo el vino, sólo 3 copas, con lo que la RCP sigue nadando.....hacia los 40 pp

14 de enero de 2015

Gath

Spider. Sudestada no tiene nada que ver con el resto. Creo que no debeis demorar la visita.

14 de enero de 2015

Lady Spider76

Si se lo dices tu se le pasa el cabreo y seguro que va!

14 de enero de 2015

spider72

Oído josé luis...vale viniendo de ti me fio

14 de enero de 2015

Gath

Mucha responsabilidad, ahora bien, yo solo recomiendo la cocina y la caipirinha sudestada, de la sala, de lo fea e incomoda que és, no admito reclamaciones.

14 de enero de 2015

Lady Spider76

Lo hemos dejado para la última visita para que nos encante!!! jaajja

15 de enero de 2015

Cristina Altozano

Estoy con jose Luis, la comida de Sudestada compensa la cuenta final y el local que no puede estar peor pensado. Qué tiempos cuando para conseguir mesa en el local inicial te tocaba sentarte en la mesa del sótano, pero eso si, no salías con la tarjeta temblando...

15 de enero de 2015

22/05/2015

Un affair entre Asia y América

Tiene delito: todo este tiempo y todavía no te habíamos hablado de uno de los restaurantes imprescindibles en la lista de todo foodie madrileño que se precie: Chifa. Y es que, el hijo mediano de los argentinos e incombustibles Estanis Carenzo y Pablo Giudice (el primogénito es el insuperable Sudestada y el pequeñin, Picsa) pisa fuerte, y es por algo. Chifa (el nombre viene de su propuesta gastronómica, que fusiona la cocina latinoamericana y asiática) es uno de esos locales en los que la cocina (de la buena y provocadora, como nos gusta a nosotros) es dueña y señora, y eso se nota. Y si, además, le sumas un servicio atento y encantador, el resultado es un placer.

Chifa, en cierto modo, es una vuelta a los orígenes para Pablo y Estanis: ocupa el minúsculo local de Chamberí en el que inicialmente se encontraba el Sudestada. Por eso te aconsejamos que, como siempre, espabiles y reserves (sobre todo si quieres comer o cenar en fin de semana): no hay más de 6 mesas. Aunque el espacio es muy sobrio y un poquito incómodo (intentad que no os toque la mesa al lado de la puerta), lo cierto es que el ambiente es agradable y tranquilo, y el servicio, un encanto. Lo que está claro que el concepto está teniendo un gran éxito, porque Chifa ya ha desembarcado con Chifa Boteco en el espacio que antiguamente ocupaba el StreetXO en el Corte Inglés de Callao, y acaba de estrenar un food truck que ya es un clásico de los eventos street food madrileños.

La carta de Chifa es bastante breve, pero todos los platos llaman la atención por su originalidad y elegir cuesta (¡y mucho!). La mayoría de las propuestas tienen una clara base peruana con algún toque de fusión asiática, aunque en otras encontramos raíces filipinas, venezolanas, ecuatorianas… De lo que probamos, nos quedamos con el escabeche filipino, las ricas empanadillas de pollo y huitlacoche (que nosotros ya habíamos catado en su food truck), el aeropuerto de calamar y el tamal con curry verde.

Tenéis mucha más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:

eatandlovemadrid.es/chifa

Buen provecho e Eat & Love!

17/11/2014

Mejor de lo que esperaba

Pues tengo que decir que me ha encantado este sitio. No voy a repetir todo el rollo que suelta la gente del Sudestada, solo decir una cosa, Chifa es una cosa y Sudestada otra distinta, punto, no hay más.
El local es pequeño, con una decoración sencilla pero muy curiosa, los paneles de madera hacen que resulte un sitio acogedor. A pesar de que tuvimos que comer en la barra, no me pareció incomodo, más bien lo contrario. Me gusto la experiencia de ver la cocina mientras estás comiendo y poder comentar platos con la camarera, que tengo que decir que me pareció una chica muy simpática.
La comida es muy original y las raciones tienen el tamaño justo, recomiendo pedir todo para compartir, tanto los entrantes como los principales. Me gustó especialmente la causa a la hamanaco, una mezcla de sabores espectacular, y el escabeche de bonito, que venía con un pan riquísimo. El asado negro también estaba muy bueno, la carne se deshacía en la boca y la salsa estaba riquísima. Lo que menos me gustó quizá fue el aeropuerto de calamar, era una mezcla de tantas cosas que al final no sabía a nada concreto. Otra pequeña critica es que, de los cuatro platos que pedimos, tres llevaban cilantro, a mi me gusta mucho esta hierba, pero tomarla en todos los platos puede resultar pesado, puesto que tiene un sabor fuerte que camufla mucho el resto de sabores.
De postre pedimos un vaso de chocolate, no es que sea un postre muy trabajado, pero si te gusta el chocolate como a mí, es imprescindible pedirlo.
De precio me pareció bastante razonable, fuimos dos y en total pagamos 75€, contando con que tomamos una botella de vino de Rueda. Una RCP más que buena.

spider72

Muy buena reseña...

17 de noviembre de 2014

spider72

Y sí lo del cilantro empieza a ser invasión...pero curioso que el asado negro también sea peruano...yo lo he probado Venezolano y Ecuatoriano...

17 de noviembre de 2014

Lady Spider76

chifa es un sitio fantástico! Ahora yo pienso en Sudestada, lo tengo pendiente y hace mucho que no voy.

17 de noviembre de 2014

Ildebrando

A mi Sudestada me encantó, he ido sólo una vez, pero la cocina me pareció genial y estoy deseando volver, pero hay tantos restaurantes en Madrid...

18 de noviembre de 2014

28/05/2014

De hermanos pequeños...

Que tuve una visita poco afortunada a Sudestada es cierto, pero mejor sabor de boca me dejó la primera vez que pasé por Chifa, ya hace bastante tiempo. Entendámonos, Chifa es de los mismos propietarios que Sudestada pero eso no significa que sea su low-cost, porque no es para nada low.
Para rememorar vivencias y porque un amigo lo quería probar, repetimos un lunes noche, servicio complicado para buscar una cena en Madrid.
La cocina que hacen en Chifa es sencilla pero con sabores elaborados y propuestas que se intentan salir un poco de lo normal, guiños peruanos y asiáticos que se dejan ver en ceviches, secos, arroces saltados, etc.
El local es pequeño y bastante incómodo, ruidoso, y con un servicio un tanto lento para sólo haber tres parejas en todo el local; pero amabilísimo.
La carta es muy corta y la verdad es que había cosas que ya conocía de las dos veces anteriores que ya había ido así que intentamos pedir cosas que no conociera yo. Nos decantamos por el ROLLITO CON GUACAMOLE Y PICO DE GALLO, subido de lima el guacamole y el rollito relleno de una carne melosa. De entrantes también llegaron las EMPANADITAS DE POLLO Y HUITLACOCHE con cogollos y aceitunas, queman mucho y dicen que están rellenas de líquido por lo que hay que comerlas a bocados; muy bien tanto ellas como los cogollos aliñados en su punto perfecto. Rico el ESCABECHE de BONITO, con un punto perfecto y unos sabores equilibrados, además se acompaña con un pan de sal suave y etéreo, pero sí que he de admitir que lo había probado con anterioridad y lo recordaba mejor.
De principales, el TALLARIN SALTADO CON CERDO y GAMBAS, se agradece encontrar unos tallarines con sabor de verdad, muy ricos. Y el TAMAL DE CERDO Y CURRY VERDE, ligeramente picante, con el maíz cremoso y el relleno correcto.
De postre un MIX DE CHOCOLATES que lo ponen en un vaso y lo cobran a precio de oro, 7,10€, un tanto abusivo en comparación con el resto de la carta, sobretodo porque tampoco es nada del otro mundo, estando correcto.
Bebimos agua de grifo y una cerveza y pagamos 38€ por persona.
Resumiendo, está bien para sitio informal habiéndose creado antes de los que ahora están triunfando. Ahora, con su competencia, quizá se queda por detrás a esos precios.

Olio

que disgusto me das con que no te convenciera del todo. Hace unos meses que no me paso por el Chifa, creo que me pasaré pronto para poder opinar actualizadamente, útlimamente no acierto del todo con los peruanos (o peruano-fusión) y este era uno de mis fijos.

29 de mayo de 2014

je suis béatrice

Olio, prueba con el Asiana a ver qué te parece, aunque parece que dependiendo del camarero que te toque la experiencia cambia. Yo comí bien y me tocó la camarera simpática. Y tienes el Kaviar.

29 de mayo de 2014

Olio

Con el Asiana? o con el Next Door? El segundo encaja en gama de precios, pero el primero estaba por las nubes hace años, ...

29 de mayo de 2014

je suis béatrice

Con el Next door, yo pagué 55 total con el descuento de Kaviar con dos copas de vino y una cerveza ( dos personas).

29 de mayo de 2014

Olio

Gracias Beatrice, volveré al Next Door, entonce, era un sitio que me gustaba mucho hace unos años, ... Un poco jaleoso por aquel entonces. Por cierto no sabía que lo habían metido en el Kviar. Gracias por la info doblemente ;-)

29 de mayo de 2014

mitchel25

Antes que nada sólo comentar que la palabra Chifa viene de la fusión de comida Peruana (no latinoamericana para no generalizar) y la comida China. Y como se ve en las fotos de este Restaurante Chifa, no tiene nada de los platos que son el Chifa en sí. se ven mas innovación y no lo que verdaderamente es. Es una lástima que por poner nombre de una comida de un país a un restaurante (y que seguramente ninguno de los trabajadores es peruano.) creamos que la comida de verdad es de ese país. Y claro, más se ven platos de otros países cuando la variedad de la comida Chifa fácilmente llenaría la carta de platos.
me da mucha pena ver que algunos restaurantes muestran algo y al final la gente sale de esos restaurantes creyendo que así es este tipo de comida, cuando la verdad no lo es.

Os envío una imagen dela carta típica de un restaurante de comida Chifa (de Perú) y veáis la variedad de platos, y que con toda seguridad el sabor es distinto a la comida china de la que estamos acostumbrados aquí en España.

Un detalle a destacar de los platos: la causa limeña, el ceviche y el "Aeropuerto de Calamar, los dos primeros NO son comida Chifa peruana, son comida Criolla peruana. y el aeropuerto de Calamar no es Chifa, será algo que han innovado de éste Restaurante. el Chaufa de Mariscos sí es Chifa, y si algún día tenéis la oportunidad de probarlo, veréis que está muy por encima del chaufa de Calamar.

Muchas gracias y saludos.

guiaperu.pe/index.php?option=com_mtree&task=att_download&link_id...

27 de junio de 2015

Carmen Pastor

He ido hoy 31/08/2015, 1 tamal para compartir y 2 cervezas: 22,50€.
Exagerado.
El tamal estaba correcto, no más.

31 de agosto de 2015

02/01/2015

Peruano-Fusión

Salir a probar restaurantes es uno de mis muchos hobbies . Como tal no sólo me vale un restaurante que tenga una comida decente sino uno cuya experiencia como conjunto sea relevante.
Hay restaurantes como Los Huevos de Lucio cuya experiencia es tan desagradable desde que entras por la puerta que lo mejor que puedes hacer es darte la vuelta y buscar otro lugar como La Posada del León de Oro, me ocurrió hace 10 días. Sus huevos no son , ni mucho menos, tan especiales como para aguantar un servicio tan malo…Otros sitios como Nakeima sí tienen una comida tan especial como para estar una hora antes en la calle para “coger mesa”. Aun así Madrid está , por fortuna, llena de buenos restaurantes para todos los gustos.
Uno de esos buenos restaurantes es sin duda Chifa . La cocina peruana tiene una variedad de platos extraordinaria y bastante influenciada por la cocina asiática si a eso le unimos un toque de fusión las posibilidades se multiplican. Y llevando el sello de Sudestada es realmente difícil errar el tiro.
Si empezamos por la carta encontraremos el único pero que le puedo achacar a Chifa. La carta es corta , aunque variada, y por lo visto en Internet parece que lleva un tiempo sin renovarse. Para mí aquí se terminan los peros, el eficaz y amable servicio nos recomienda pedir todos los platos para compartir para así tener la oportunidad de probar un mayor número de ellos .
Para 4 pedimos: la causa, las empanadillas, el tamal ecuatoriano, el asado negro, el arroz chaufa y el tallarín saltado . Todos ellos regados por cervezas La Virgen (madrileña y artesanal).
-La causa fue el plato que menos impresión me causó estaba rico pero fue el más soso de la noche.
- Las empanadillas muy buenas, masa ligera y crujiente y el relleno espectacular (pollo y cuitlacoche) acompañados de una salsa ligeramente picante.
-El tamal ecuatoriano fue el principal que menos gustó al resto de la mesa a mí la mezcla de diferentes texturas me cautivó (lechón , maíz y curry verde) .
-El asado negro fue el que más gustó con una carne en su punto que se deshacía simplemente con el tenedor o la cuchara con una salsa de vino y canela muy sabrosa y suave y un puré de ñame que le aporta ese toque de gracia y novedad al plato.
-Los tallarines con mucho sabor y el cerdo y marisco redondeaban el plato. De los mejores tallarines que haya tomado
- El arroz chaufa con col encurtida y calamar. Es un plato que he comido en muchos peruanos pero el de chifa es muy particular con una salsa suave de Chili que lo convierte prácticamente en un plato distinto.
- De postre un tres leches. Bueno sin más
Del local casi no merece la pena comentar nada porque en breve se mudan al espacio que ocupaba StreetXO. Una lástima no haber descubierto chifa antes porque ahora no se podrá reservar.
Por último y para redondear una experiencia casi perfecta el precio …25€ por cabeza, sin vino. Quizás hubiéramos podido con un plato más pero la factura se hubiera quedado en <30€.
Esperemos a ver qué nos depara en su nueva ubicación. Desde luego me parece un digno relevo para StreetXO

25/01/2015

Pésima atención

La cocina es correcta, lo más destacable el ceviche.
La coctelería muy floja, nada q ver con la de sudestada.
La escuela de hostelería de Madrid debería organizar visitas con alumnos a chifa para mostrar como una sola persona, en este caso el camarero d gafas, con su mala educación, su antipatía, su desdén al cliente, su mala disposición puede hacer que un sitio sea nada recomendable por el mal servicio

Yanzoo

Cuando yo fuí hace un mes más o menos, nos atendió un camarero bastante agradable y también una chica menos simpática pero correcta. Curioso como el servicio puede arruinar una comida correcta... tomen nota señores hosteleros...

25 de enero de 2015