El nuevo restaurante del grupo Rantanplan (de Teckel y Pointer) ha abierto sus puertas el pasado 27 de abril. Cocina que fusiona lo mejor de la gastronomía japonesa con los sabores de la cocina mexicana, peruana, venezolana y brasileña. Su objetivo es que los comensales logren trasladarse a Japón y a América Latina.

Ordenar por:

relevancia fecha

11/05/2018

Fusión japo-latina para ‘foodies’ cañeros y sin fronteras

Chow-Chow, en la zona de Concha Espina, es el nuevo restaurante del grupo RanTanPlan (Teckel, Pointer, Pomerania) al que te recomendamos “muy mucho” que vayas. ¿Por qué? Pues porque Chow Chow es un restaurante de esos redondos que tiene todo lo que enamora a un disfrutón de manual, como tú: un concepto divertido, modernete y resultón; un local con una decoración guay y, no temas, una carta con un concepto foodie potente y delicioso (ya sabes que en eat&love nunca te recomendamos restaurantes de postureo sin más ; ) ).

Pero vamos a lo que vamos, que sabemos que a ti se te conquista por el paladar: ¿qué vas a encontrar en la carta de Chow Chow? Pues una propuesta japo-latina de inspiración street que fusiona una cocina tradicional como la nipona con sabores latinos de las gastronomías peruana (la favorita de Chow Chow), mexicana, venezolana o brasileña. Suena bien y sabe mejor: el producto de Chow Chow es top -y eso se nota- y la ejecución es buena. La carta, diseñada por el chef Cesar Galán, se estructura en ‘entrantes’ (aquí tienes gyozas, arepas, dumplings…); ceviches y otras delicias raw (de lo mejorcito de Chow Chow); nigiris y gunkan (hay algunos totalmente orgásmicos) y rolls (estos más normalitos). Merece mucho la pena detenerse en el apartado de cócteles porque aquí lo petan: pide el cóctel eléctrico (uno de los más sorprendentes que hemos probado nunca -y, créenos, ¡han sido unos cuantos!-) y luego nos cuentas ; ) ¡Ah! Y si tienes ganas de hincarle el colmillo a todo anímate con sus menús degustación: el cerrado (60€) incluye maridaje de vinos y coctelería y el abierto (sin precio definido) es perfecto para los comilones sin fondo y sin fronteras, como los dos mendas aquí tras la pantalla.

¿Quieres saber más? Tienes más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:

eatandlovemadrid.es/chow-chow-madrid

Buen provecho y eat&Love!

13/01/2017

Maridar lo descubrió en enero de 2017

En Febrero lo nuevo de Teckel y Pointer