Conlaya ofrece una cocina de mercado, donde las raíces de Cantabria quedan reflejadas. Los manjares que aquí te ofrecen, son un perfecto resumen de los mejores productos del norte.

Ordenar por:

relevancia fecha

03/01/2017

Excelente calidad de producto y magnífico servicio

Muy buena experiencia, ambiente muy agradable con un magnífico producto y una estupenda atención.

02/10/2015

Acerca de mi no-experiencia en Conlaya:
- Lo primero, diré que he de asumir que el hecho de intentar ir a este restaurante y no poder finalmente comer allí fue fallo mío.
- Antes de reservar, miré en otra página de restaurantes (tenedor) las características del mismo, y entre ellas incluían la etiqueta "acceso a minusválidos"; este punto es importante, dado que mi acompañante manejaba una silla de ruedas eléctrica.
- El siguiente paso fue buscar fotos de la entrada, dado que si la silla es manual si hay escalón no hay problema, pero al ser eléctrica es un poco más complicado, ya que sólo puede abordar un pequeño escalón y no uno grande o varios.
- Tras comprobar ambos puntos, hice la reserva por internet (kviar). Y he ahí mi fallo, no llamé para preguntar directamente acerca de la accesibilidad del local.
- Una vez llegamos al restaurante el día reservado, vimos que la silla pasar la entrada sí que la pasaba, pero que para acceder a los salones había o que subir o que bajar unas u otras escaleras, tarea imposible de realizar por lo ya comentado.
- Anticipando el resultado, le pregunté al camarero acerca de la posibilidad de comer en la barra de la entrada, pero entendí que se negara (muy amablemente, añado). Y casi lo agradezco, pensándolo a posteriori me hubiera resultado una experiencia bastante incómoda.

Así que, resumiendo, no pude comer en Conlaya y asumo mi responsabilidad en el resultado. No valoro el sitio por eso mismo, y la verdad es que me quedé con ganas de probar sus platos. Una pena.

12/02/2014

[Update]: recomendable

-------------------------------------------
Febrero 2014. Almuerzo diario.4---------
-------------------------------------------

Dos años después de la última visita sigue todo más o menos igual. Sitio clásico, sencillo pero elegante y servicio amable aunque algo lento de más.

Con respecto a la comida tengo mejor recuerdo de la última vez. Mucha opción fuera de carta, platos con rimbombe o rimbombo y con presentación a veces un tanto simple. No obstante, no se come mal.

Parámetros: Almuerzo perso-profesional, dos comensales, oferta tridente 40%.

Tras un minúsculo aperitivo a base de rollito de morcilla, de primero compartimos un mixto de sus ¿afamadas? croquetas. Muy ricas las de chipirón, menos las de salmorejo aunque correctas en cualquier caso.

De segundo me motivó la sugerencia del jefe de sala. Tronzón de res sobre tosta de nosequé, La carne, troceada, muy buena, roja pánico. La tosta, aunque no entendí muy bien qué hacía allí, debajo de mi tronzón, estaba rica, frita en una suave mantequilla.

Yo no soy de pescado los lunes, cosas de los colegios de pago. Mi compi se agenció un rape de nombre kilométrico que si bien no entraba demasiado por los ojos, se dijo que estaba bueno. Pisto por debajo y la pieza, albardada con jamón, ibérico según los papeles.

De postre, una excelente tarta fina de manzana. Eso sí, tardó 35 minutos de reloj en venir. 15 con los que ya contábamos porque no di preaviso y otros quince porque, según se disculparon, el primer intento se requemó y no tenía calidad suficiente. Buen detalle pero mejor que me lo hubiesen hecho saber en el momento del incidente, a fin de acortar la espera pidiendo otra cosa.

Con dos cañas, una botella de agua grande y un café el electrónico se paró en 49,50€ total. Bien con la oferta. Sin ella serían casi 75€, que ya me parecería un poco pasote.

Estoy entre el 3++ y el 4------. Me lo tengo que pensar pero de entrada le dejo en 4, que los del Norte no tenemos que ayudar, riau, riau.

#RincónDesbarre

Estaba a plan. Urge menguar 5 kilogramos y el tiempo se agota. No sé que voy a hacer. Igual voy a junto del Marca a que me vuelva a contar lo de la curva glucémica del pan-ic.

Por cierto, local petado. Vuelven las comidas de empresa. Eso sí, con el tenedor.

Hay uno cerca, con mucha historia y parámetros similares al que tengo que volver ¿Sabéis cuál es?. Pista: tiene también oferta.


----------------------------------------------------------------------------------------
Enero 2012 (Cena Sábado)

Aprovechamos el 40% de descuento en carta a través de eltenedor.es y siguiendo las recomendaciones de algunos de mis 'followed', 'pallá' nos fuimos y muy contentos nos quedamos.

En este local estuvo tiempo atrás Casa Ormaza y mantiene su estilo aunque nada tienen que ver: Pocas mesas, amplias, sitio tranquilo, servicio impecable, muy impecable y comida de primera. Carta corta pero muy interesante que invita, por lo menos a mí, a volver.

Tomamos de primero unas excelentes sardinas ahumadas y carpaccio de presa ibérica también muy bueno. De segundo fuimos por los atunes. Delicioso el tartar y rico también el solomillo, en su justo punto.

Con cafés, cañas, agua y una copa de verdejo se quedó la cosa en 65€ total para dos ( 93€ serían sin el descuento). Pocas veces creo que volveré a encontrar la misma calidad por ese precio.

Volveré, volveré y volveré.

Gath

Veo que sigue tal como lo dejé. La mantequilla de debajo del Tronzon, supuestamente, debía ser de anchoas, al menos eso han contado siempre.

10 de febrero de 2014

acme

Leí tu crítica después de ir. Quizás si lo hubiese hecho antes no hubiese ido, pero quería algo no muy caro cerca del curre y no hay muchas opciones, la verdad.

El tronzón lo cantó fuera de carta y si dijo algo de una anchoa mintió vilmente. Eso o es que se me han averiado definitivamente las papilas gustativas pero de anchoa ni rastro.

10 de febrero de 2014

23/09/2014

La mejor recomendación que me han hecho últimamente, pensé que exageraban incluso leí antes varias opiniones y entonces me decidí a ir, reserve y allí nos presentamos. Miramos la carta y nos dejamos llevar por nuestra intuición aunque el camarero muy amablemente nos dijo que nos ayudaba si teníamos alguna duda. Empezamos con una termina de foie natural con mermelada de higos y tostad de sobao pasiego y mollejas de lechazo con boletus( grandísimos entrantes), como principales suprema de lubina salvaje con timbal de verduritas y lomo de ciervo con puré de castañas y compota de manzana( ni una sola pega) y de postre no podía faltar torrijas de sobao pasiego con helado. Todo un lujo de restaurante!

05/10/2013

De más a menos

Hemos ido varias veces, y constatamos un deterioro en la cocina.

El trato sigue siendo correcto, te explican muy bien los platos, su composición, etc, pero la calidad de la cocina no acompaña a ese buen hacer.

Comenzamos con:

Rabas de peludin: Correctas, las veces anteriores estaban bastante mejor.

Albóndigas de pescado del Cantábrico con salsa marinera: Insípidas, podían ser cualquier cosa, la salsa no sabía a nada, y lo peor, es que de las cinco albóndigas, una estaba llena de espinas (incomestible)

Seguimos con:

Suprema de corvina salvaje con timbal de arroz y crema natural de boletus: Mucho nombre y poco sabor, con espinas, insuls, pescado muy seco, la salsa sólo correcta, lo demás prescindible.

Tronzon de buey sobre torta de pan con mantequilla natural de anchoas: Lo he tomado casi siempre, hoy el peor con diferencia, la carne bien, pero el pan que habitualmente venía empapado en la mantequilla con buena presencia física y de sabor a anchoa, hoy seco, con un pequeño toque a anchoa en uno de los extremos.

Como remate:

Torrija de sobao pasiego con su helado de sobao: Bien, lo mejor de la comida

Espuma de arroz con leche con gelatina de naranja y arroz inflado: Directamente, tomadura de pelo, seis granos de arroz inflado, los he contado, ni la gelatina sabía a naranja, ni la espuma sabía a arroz con leche

El servicio muy correcto, como siempre, por ello y por todas las veces que hemos ido, me molesta ver este deterioro en la calidad de la cocina, pero claro el restaurante estaba lleno, luego, a lo mejor, yo estoy equivocado, pero he visto una mesa donde uno de los comensales (eran dos en total) ha dejado todos los platos casi sin tocarlos. No digo más.

Le doy una valoración de tres, por los buenos recuerdos de las veces anteriores, sobre todo las primeras, pero hoy no se merecía esta puntuación.

07/04/2014

honradez cántabra

Imagino que Pereda no está de moda y desconozco quién cantará en este momento las virtudes de esa tierra, de sus gentes y de su cultura, de la que forma parte su cocina. Imagino que Cantabria se vende sola. Me llama la atención ser el primero en glosar este magnífico restaurante, donde solo cabe hablar del producto y de la honrada forma de tratarlo, sin mas alharacas que su calidad, lo abundante de sus raciones y el sosegado transcurrir de la pitanza, sin prisas, sin agobios, sin palabras de más buscando adhesiones desde el primer bocado. Precios ajustados, lo cual es llamativo para la zona. El vino bien servido, a su temperatura correcta, y a unos precios que obligan a pedir la segunda botella sin problemas . Solo dos peros: la luz casi cenital y algún problema como la no explicación de los quesos cuando se pide la tabla de idem. Postres rotundos a compartir, sino imposible. Servicio suficiente. Como digo honradez, sustancia y precio ajustado. Creo que Pereda o D. Marcelino hubieran estado encantados en esta honrada casa de comidas.

Curro Loran

Tienes comentarios desde 2010 11870.com/pro/conlaya/date

11 de junio de 2014

29/05/2013

Conlaya...con "C" de Cantabria

Situado en uno de los barrios más castizos, este restaurante ha logrado hacerse un hueco, a través de una excelente materia prima, reflejada en una cocina de mercado con aires renovados.

Conlaya, permite a todo aquel que se acerque a sus mesas, la posibilidad de probar autentico producto cántabro. Sus pescados traídos diariamente desde la bahía de Santander y sus carnes rojas, son la mejor publicidad que este restaurante puede tener.

En nuestras visitas hemos tenido la oportunidad de degustar diferentes platos, dentro de los primeros, destacamos un excelente “cachón de la bahía” (Denominación que se da al calamar en la zona de Santander), preparado en su tinta, sobre una base de arroz. Este plato puede tomarse como plato principal, pero nuestra sugerencia es que lo pidáis para compartir.

Otro de los imprescindibles en Conlaya, son las excelentes croquetas variadas de morcilla, queso, jamón. Ojo que la ración es abundante.

En lo que a los platos principales se refiere y sin desmerecer las excelentes carnes rojas, desde Gastrotxusan recomendamos que no dejéis de probar pescados como el Tronco de Rape Albardado con jamón ibérico, sobre pisto manchego, crujiente de cecina y caramelo de pimiento rojo.

Además de los platos de la carta, no dejéis de atender a las sugerencias que el equipo de Conlaya, detalla hasta el más mínimo detalle. Dejándonos aconsejar por el maitre, disfrutamos de un exquisito Rodaballo salvaje.

De postre y haciendo un exceso, optamos por la torrija de sobao pasiego, que desde ese mismo momento, paso a encuadrarse dentro del TOP 5 de Gastrotxusan.

Podeis seguirnos en gastrotxusan.com

Conlaya es un extraordinario lugar para comer productos de la más alta calidad, no obstante, hay que tener en cuenta que la calidad, el emplazamiento y el servicio de este sensacional restaurante se ven reflejados en la cuenta final. (Secreto: Podéis ahorraros dinero reservando por internet)

23/03/2014

Buenisimo

Fuimos a cenar el viernes a este restaurante de cocina cantabra en madrid y me pareció muy buen sitio la carta muy extensa donde ya puedes ver que son producto de la tierruca como dicen ellos. Yo elegí un lomo de bacalao a la montañesa para chuparse los dedos al terminar y mi amigo se tomo un solomillo de buey que se quedo tan agusto. Le doy muy buena nota a este sitio.

09/10/2013

Excelente y original Menú Degustación Cantabro

Excelente menú degustación, de vuelta en este restaurante Cántabro optamos por un menú degustación con su maridaje, fue todo perfecto la calidad de los productos, el contraste de los sabores y la originalidad de los platos. Magnifica atención en sala y perfecto el apartado de los vinos.

Comenzamos con un crujiente de langostino en panco y salsa teriyaki como aperitivo.
Contraste original y muy sabroso.
Como entrantes, Lomo de sardina ( ya lo habíamos probado, riquísimo).
Pulpo con vinagreta de mango y espuma de maracuya, perfecto el contraste y el sabor.
Crema de cocido montañes con su compaño en berza del pueblo, simplemente delicioso.
Y terminamos con foie a la plancha con reducción de Pedro Ximenez, un plato con fuerza y agradable.
Como platos principales;
Mero a la plancha con verduritas, una verdadera delicia.
Pastel de Chón con salsa falta de chocolate y puré
Postres:
Torrija de Sobao pasiego, sublimé
Pastel de Queso., muy bien.

El maridaje comenzó con un cava gran reserva de Parxet, continuamos con Valdesil uva de Godello, L´ame uva Malbec ( increíble este vino), Malpaso uva de Shiraz, (muy buen vino), Xestal uva de mencia y terminando con un vino dulce de huelva que no recuerdo.

Ha sido un placer en todos los sentidos, pronto volveremos.

19/03/2014

Encantador

Acogerdor restaurante tipico de cantabria, carta llena de comida muy buena y bien elaborada.
Mi elección cuando los visito siempre es un entrante, intento variar, pero esta ultima vez elegimos una tabla de quesos y unas rabas de peludin, para continuar me decante por un salomillo de buey en su punto sabrosisimo.
Volvere pronto.

18/07/2014

Para chuparse los dedos

Para empezar carpaccio atún del cantábrico, rabas de peludin, crujiente de cecina y caramelo de pimiento rojo, solomillo de buey, pancota con frutos del bosque. Comida para chuparse los dedos.

23/05/2013

En el local donde estuvo durante años el Casa Ormaza 11870.com/pro/casa-ormaza hay ahora un restaurante de cocina de mercado. La sala es cómoda, pero sin luz natural. El servicio lo encontré correcto. De lo que comimos quizá lo mejor las rabas pero tendré que volver otro día para probar algo más. Comer sale por unos 40 euros.

Manteles y servilletas de tela.

10/03/2014

He salido encantado

Muy buen menú el que hemos tomado, todo de un producto de mucha calidad, se nota en todo, desde los ingredientes principales hasta las salsas, todo delicioso.
El local esta muy bien decorado, muy agradable y original, la zona donde esta ubicado también es un lujo.
Repetiré experiencia.