Los hermanos Sandoval han trasladado su restaurante de Humanes al corazón de Madrid, en el barrio de Chamberí. El local cuenta con capacidad para 70 personas, 1100 m2 repartidos en dos plantas y en cinco espacios. En cuanto a la cocina proponen un menú degustación entre 110 y 130 euros que incluye su cohinillo lacado.

Ordenar por:

relevancia fecha

09/02/2017

Ven a Madrid YA

Como ya viene siendo costumbre, en fechas señaladas en las que uno acostumbra a recibir algún detallito (véase cumpleaños, navidades, santo...) yo soy de la que pasa de un jersey/bolso nuevo..yo pido, a poder ser, comida. Y esta vez he pedido COQUE.

Y si lo llego a saber, lo pido antes.

El menú transcurre por los diferentes espacios pasando por la bodega, cocina en la que se presenta el chef Mario Sandoval, los hornos de leña, restaurante y lobby bar. A mí me parece una manera muy dinámica de llevar una comida de 3 horas y, si bien es verdad que el 80% transcurre sentado en el restaurante propiamente dicho, el último paso al lobby bar para tomar los postres quizá me lo habría ahorrado.

En cuanto a la comida dejo la descripción en las fotos. No le puedo sacar ni medio defecto a ningún plato, disfruté absolutamente de todos, mención especial al COCHINILLO LACADO y ojo que nunca me ha gustado tanto uno como el que se hace en mi casa pero este son palabras mayores.

Como súper consejito del día comentar que me parece una buena idea ir ya con el menú comprado desde su página web, sobretodo si se quiere con maridaje (la diferencia de precio es notable) y es que no hay nada que de más gusto que terminar la comida y no tener que pagar nada.

Javier B.

Yo también lo recibí como regalo de Navidad, esperando que llegue Marzo...

10 de febrero de 2017

LeSamp

Pues ya contarás Javier. Yo lo disfruté muchísimo y volvería mañana mismo. ánimo con la espera jaja, que a mí se me haría muy larga

10 de febrero de 2017

Gath

@LeSamp. Contestando al titulo de tu reseña, un poquito de paciencia, en muy pocos meses ya estarán operativos en su nueva y céntrica ubicación.

10 de febrero de 2017

LeSamp

Sisisi, por eso lo puse! aunque a ver si con el cambio no suben los precios muy a la parra

13 de febrero de 2017

01/02/2018

Espectaculo desde el minuto 1

Coque es un restaurante distinto, especial. Se nota en cuanto se entra por la puerta, todo perfectamente colocado y mimado al detalle para que el comensal disfrute desde el minuto 1.

En el edificio nuevo, dispone de varias zonas por las que se va pasando y disfrutando.

En la primera zona, el Bar, se disfruta de un cocktail hecho a base de vermut rojo que acompaña perfectamente a los 3 primeros aperitivos, con mención especial al abalon y a la papa con mojo rojo.

Después, se pasa a la bodega, espectacular ya ella sola, pero en la que además se disfruta de otros dos aperitivos acompañados de una copa de manzanilla.

Por ultimo, antes de llegar a la sala, se hace un pequeño stop en las cocinas, en las que se disfruta de dos aperitivos superlativos, un saam de manitas y un taco de perdiz.

Cuando vas entrando en faena, te sientan en esa sala nueva, perfectamente decorada para empezar a disfrutar.

Menú largo espectacular de los que destaco los siguientes platos. Allá vamos...

1. Gastrogenómica de verduras: plato verde, con texturas perfectas.
2. Escabeche de faisana: Faisana escabechada en barrica de oloroso potente, con todos los sabores y acompañada de mango y foie de pato, para repetir y repetir.
3. Papada de cerdo ibérico curada: Potencia y sabor en estado puro, papada de cerdo acompañada con pimiento de piquillo, yema de huevo y trufa. Tradición 4.0.
4. Lomo de liebre royal: Caza pura, increíble.
5. Cochinillo: Plato tradicional de Coque, perfecto de textura y sabor.

Postres mas que notables, destacando un bizcocho de chocolate.

Maridaje extraordinario.

Da el salto a la tercera estrella. Ha llegado para quedarse, y ser para mi, el segundo mejor restaurante de Madrid.

Enhorabuena hermanos Sandoval.

30/07/2016

De Madrid al cielo

O debería decir de Humanes al cielo. Pues si, es lo más cerca que se puede estar del cielo una vez que visitas la casa de Mario Sandoval y hermanos.

Ubicado en una diminuta calle de Humanes y bastante perdido, de repente te encuentras un oasis donde el trato, el buen gusto y la excelente gastronomía te envuelven para olvidarte de todo e ir directo al cielo.

Una vez recibidos, te pasan a la bodega -preciosa- donde te invitan a un cocktail y cinco mini snaks relacionados con el vino. Es un magnífico momento para abrir el apetito, abrir la mente a la multitud de sensaciones y disfrutar. Me fijé que en la bodega a la vista las referencias eran muy clásicas, sin embargo en el maridaje nos sorprendieron.

Una vez terminada la visita a la bodega subes por un ascensor a la cocina donde te espera Mario Sandoval con un aperitivo de ajo blanco de piñón liofilizado... te explica lo que es, pero sobre todo valoramos la cercanía, que nos comentara sus proyectos y temas personales y nos preguntara que nos parecía y si le habíamos visitado con anterioridad. De hecho le preguntamos por el fallido Columbus donde si comimos dos veces. Fueron 10 minutos muy agradables e incluso nos invitó a hacernos una foto con todo el equipo. Buen detalle y buena manera de cuidar al cliente y el negocio si quieres diferenciarte e ir más allá de tus dos estrellas.

Una vez en la sala lo que más me sorprendió fue la perfecta armonía. Desde al recepción, al paso de cada plato y vino hasta el final.

Nos decantamos por el menú Max Madera. He de decir que poca madera percibí a pesar que nos lo comentaron, no obstante me pareció muy equilibrado e interesante aunque algún plato a mi juicio no estaba a la altura. Espectacular el gazpacho con tartar de gamba, la trucha ahumada, el escabeche de esturión, el lomo de buey con ravioli de rabo de toro y el lechón lacado. El plato de verduras asadas con especias del mundo ni fu ni fa, la lechuga batavia con guacamole no me pareció nada del otro mundo y había un guiso de setas con huevo y trufa que prometía pero se quedó en nada. Los postres estupendos. Pero en general el menú fue extraordinario.

El maridaje fue un acierto. Perfectamente equilibrado y muy atentos a las copas y los tempos. Vino blanco de Alsacia excelente de entrada, un blanco de Rioja que subió el tono y de repente una manzanilla de Sanlúcar que parecía que no venía a cuento y que va... Bammm!!! Que cambio. Luego vino lo mejor, un tinto italiano "Palazzo della Torre" del que pedimos repetir y que por mi habría acabado la comida. Pero que va. Luego un Ribera del que no recuerdo el nombre y un fabuloso blanco dulce francés para terminar que nos dejo en el extasis ya en el longe, donde por cierto se toman los postres.

Me extrañó que el sommelier eligiera un maridaje distinto para cada mesa con el mismo menú. Aunque parecidos, me di cuenta que no eran los mismos vinos. Honestamente no sé si es lo más normal, pero me llamó la atención que se lo apercibió un comensal de la mesa de al lado y sin darle más importancia siguió poniendo vinos distintos. En fin, a mí me gustó, pero la anécdota me parece interesante.

El único fallo fue el café, fuera de carta y malísimo. Al menos no al nivel de un sitio como este. Pero se perdona por la excelente experiencia global, el trato tan agradable y profesional y la alta gastronomía.

Aún he de seguir probando sitios, pero volvería sin duda. Así que Amigos, tomar nota: " De Madrid (Humanes) al cielo"

20/11/2017

Gran restaurante pero.....

Sin duda es un gran restaurante con un trato exquisito , una bodega de impresión y un alto nivel gastronómico, pero demasiado encorsetado y con un precio excesivo para lo que ofrecen. La moda de llevarte por las estancias tiene sentido cuando es algo natural , pero aquí con el ascensor, la coctelería a piñón fijo, la visita a la bodega sin explicación, la cocina en la que te encuentras los platos ya preparados y te dan un chupito de una cerveza ya abierta, la segunda cocina o zona fría donde ya no te llega el trago de cerveza y de la que no te reponen, sumado a la zona estrecha y un poco agobiante de la sala, hacen que acabes pensando que mejor hubiera sido que te sentaran desde el principio en tu mesa y no te marearan tanto. En Azurmendi o en Dstage, también te dan "vueltas", pero siempre con explicación y con cierta gracia. De los veinte platos tan solo me sorprendió uno, el del erizo con cangrejo real y caldo de callos, aunque hubiera resto de cáscaras del cangrejo. Es curioso que te pongan los cubiertos calientes en cada pase, pero quizás hubiera sido mejor que estuvieran fríos pero limpios. Como nota a favor me tomé el café en la zona de fumadores, sentado en un sofá y muy cómodo. No repetiré.

01/07/2017

En lo alto

Segunda visita y gran nivel como siempre. En breve están en Madrid ya y será mucho mas cómodo que tener que ir hasta Humanes, que para los que nos gusta acompañar la comida de vino nos cuesta el extra del taxi o el cabify, es lo que tiene pero una comida en un restaurante así sin vino es un atentado gastronómico. Fuimos un viernes que no estaba ninguno de los hermanos Sandoval, pero la atención es muy buena y profesional (y eso que son en general jovenzuelos).
Tomamos el menú Terra (110 euros), que es el corto pero que acabas para una cena muy lleno. La carta de vinos no me convenció mucho, está muy subida de precio y un poco aburrida la selección (será por el público guiri). Al final elegimos un Santa Rosa que en calidad precio estaba bien.
Lo mejor como siempre son los platos del inicio, los de la Bodega y la Cocina, buenísimos y originales, y el plato final que es su cochinillo que está francamente bueno. Y luego el postre que siempre es un espectáculo, con sorpresa.
En resumen, que alegría que vienen a Madrid....

23/06/2016

Coque, una maravilla en Humanes.

5+
Aprovechando el día de mi 30 cumpleaños decidimos acudir a Humanes, un pueblo del suroeste de Madrid cuyo monumento principal es este restaurante que regentan, con orgullo, los hermanos Sandoval.

Mucha es la gente que opina que Coque debería de haber recibido ya su segunda estrella Michelín, y para nosotros, sin duda, así debería de ser. Una comida en este sitio es una experiencia diferente y totalmente increíble…

Según llegas y dejas el coche al aparca te acompañan a la zona de la bodega, donde en un espacio muy logrado te ofrecen un coctel de wisky suave y ligero, y varios snacks. Uno por cada sabor básico, acido, amargo, dulce, salado y umami. Este último el mejor, representado por un sufflé de queso curado.

Después te llevan a la cocina donde ves trabajar a todo el equipo y conoces la zona de los hornos, alma mater de muchas de las creación de Mario Sandoval. Mientras tanto pruebas varios aperitivos inspirados en varias de nuestras mejores aceitunas, destacando el pan al vapor con alberquina; y una de la primeras maravillas que catamos, la tortilla de leche de oveja ahumada con nueces, esponjoso por fuera, liquido por dentro y con un aroma ahumado por el horno que fue increíble.

Una vez en sala optamos por el menú “arqueología de los sabores” con maridaje, para mí un acierto total dado que las pocas veces que voy a este tipo de restaurantes soy de la opinión de que hay que pedir los menús largos, y que si vas a pedir vino, también suele ser mejor optar por el maridaje, sobre todo si bebes bastante vino, como es nuestro caso.

Empezamos por 2 platos compuestos por algunos de los alimentos que cultivan ellos mismos.” Lechuga” y “apio asado” son el ejemplo claro de sabores que cada vez son más difíciles de encontrar en las verduras y hortalizas que compramos a diario.

Si queréis leer nuestra opinión completa, podéis seguir leyendo en:
cookinganddisfruting.blogspot.com.es/2014/03/coque-una-maravilla-en-...

Helen Holms

Feliz 30 cumpleaños!! Buena forma para celebrarlo!!!

23 de junio de 2016

Avelio

Iba a poner "me gusta", pero la verdad es que "no me gusta" que no pongáis la opinión completa y que redirijais a la gente a vuestro blog

23 de junio de 2016

Cooking and Disfruti...

Muchas gracias Helen!! y Avelio el motivo por el que ponemos el enlace es que así podemos hacer una reseña mucho más vistosa, incluyendo las fotos justo donde queremos. Muchas gracias por leernos!

23 de junio de 2016

12/01/2018

Sublime!!!

Todos los años suelo visitar una vez por lo menos este restaurante y tras esta primera visita al restaurante de Madrid sólo lo puedo definir con una palabra....Sublime!!!

14/12/2015

Madera al cubo.

----------------------------------------------------------------
Febrero 2014. Almuerzo Domingo. 5 y punto pelota
-----------------------------------------------------------------

Coque me ha vuelto a recordar que yo no he nacido para ser pobre. ¿Dónde coño hay que poner la queja, a ver?. Que yo soy un tipo campechano y agradecido, que tendría que haber sido de los de dinero de toda la vida y que a poco que me den bien de comer y me hagan sentir como en casa soy el tío más feliz del mundo.

De Humanes de Madrid no voy a decir nada. Hay veces que disfrutar exige algún sacrificio y éste es, sin duda, uno de ellos.


De Coque tengo que decir que es más que un estupendo sitio para comer. Empezando por el final, no me ha emocionado tanto como algunos lugares que he tenido la suerte de disfrutar últimamente, como Montia, con el que comparte algunos matices. Coque es Montia al cubo y ahí está la contradicción, fruto de las expectativas, las estrellas y, por qué no, el precio.


Eso sí, Coque es definitivamente más que una estrella michelín. No sé si merece dos o mil pero esconde personalidad suficiente para mayor reconocimiento del que, al menos en algunos papeles, tiene.

Aromas de madera, cochinillo y arqueología de sabores, frases acuñadas por la familia y que definen perfectamente lo que los Sandoval quieren transmitir. Apego a la tierra e investigación que parte de ella. Madera de todo tipo, por todas partes. Platos, sabores, matices muy complejos, seguro que fuera de mi alcance. Yo sólo soy un comilón.


Sólo el cochinillo merece la visita, aunque "alguien" diga que estaba muy salado. Es más, sólo la historia del cochinillo de Coque hace despertar el interés por visitarlo.

Brutales también la libre con setas, trufa y su consomé ("infusionado" con té negro en una cafetera de cona), el tendón de ternera, el huevo castellana (Ay! el huevo) o el arroz negro con trompetillas y pichón de tiro.

Muchos otros bocados a gran nivel y también algunos prescindibles. Demasiados sabores para poder describirlos, sin saber siquiera si los he entendido.


El menú largo es eso, largo. Yo que soy un tragaldabas pude con él. Mi partner también aunque lleva toda la tarde sin decir nada. No sé,....


Logística:

Primera parada en la bodega (en la parte chula de ella, vamos). Te proponen un cóctel de bienvenida a base de gin o whisky. Si eres un julai también puedes pedir un refresco o una cerveza que de todo tiene que haber en la viña del señor (con todo el cariño, eh)

En la bodega tomas el primer aperitivo (5 snacks) . Luego pasas a la cocina donde espera Mario para saludar y te cuentan el segundo aperitivo (3 bocados). Por cierto que la cocina parece una sala blanca. No hay humo, no hay grasa, no hay una mota de polvo. Yo creo que es de mentira :-). Conté no menos de 15 personas currando allí.

De la cocina pasamos a la sala de hornos a tomar el tercer aperitivo. Tienen 4 hornos y usan diferentes maderas en función del plato. Estaban tan limpios y con llamas tan perfectas que nuevamente pienso que son como los pueblos de los espagueti western de Sergio Leone

Llegamos a la sala. Menú largo please. 11 platos 11. Para beber, recomendación de Don Rafael (desde hoy soy fan) y tirando para casa con un ribeiro todo frescor llamado Merencio y alguna copa de tinto (Memoro de Piccini, brutal ) a mayores y ya llegados al cochinillo.

Me flipa como es capaz de transmitir Rafael Sandoval su amor por el vino. De verdad.


Los postres se toman en el lounge. Éste último cambio me parece ya excesivo pero en fin, será por casa. 3 postres destacando las texturas de castaña y Piratas del Caribe, por aquello del chocolate que nos pierde.

Afortunadamente para el café no te cambian de sitio. Eso si, después de 9 aperitivos, 11 platos y 3 postres van y te cascan 12 "Petit fours" 12 por barba para acabar de rematarte. ¡Viva Coque!.


El servicio es espectacular. Cercano-distante-recio-amable y los Sandoval volcados en su negocio. Cuando entras en la cocina todos y cada uno de los que allí están levantan la vista y te saludan con una sonrisa. ¡Coño, ya me ha reconocido otra vez!, pensé


Como contrapunto ha habido dos o tres platos que no me han convencido o que quizás no he entendido (el resultado es el mismo). Además, como pasa en otros sitios de este nivel, el precio del vino está demasiado subido. En este caso lo perdono por el curre que hay detrás de esa bodega.


Dos menús largos con un 20% de descuento por nuestra cara bonita (tridente), botella de Merencio, agua (no comercian con ella) y dos cafés: 233€ total para dos. Me acabo de dar cuenta de que no nos han cobrado la copa de tinto.

Hoy he disfrutado mucho aunque claro, la compañía siempre ayuda.


Fotos cortesía de AcmA.



Post Scriptum:


- Creo haber visto un carrito de tés a granel en la puerta y teteras japonesas "hailas".

- El pan lo hacen ellos y está bueno pero Marcapanic quizás diría que le falta almidón. Eso sí, como encima te líes a comer pan te da un jamacuco allí mismo antes de llegar a los postres.

- Después de 3 horas y media de comida y disfrute puedes acabar la jornada dando un romántico paseo por Humanes.... de Madrid... y "morirse"

EandradA

Muy interesante.

23 de febrero de 2014

Gath

Excelente experiencia y buena reseña, sí señor.

23 de febrero de 2014

acme

Gracias Jose Luis. Yo sólo soy un discípulo. A ver cuando me das la espada láser :)

23 de febrero de 2014

acme

Ean, tú estabas tramando un Diverxo ¿no?.

23 de febrero de 2014

EandradA

11 de abril. Why?

23 de febrero de 2014

acme

Nada, envidia.

23 de febrero de 2014

EandradA

Molaría ir con más gente pero digamos que es una celebración y el cupo máximo son dos.

23 de febrero de 2014

acme

Aún queriendo no es fácil juntar voluntarios para ir a Diverxo.

24 de febrero de 2014

EandradA

Pero si el Coque ha salido igual de caro, aunque supongo que no es solo una cuestión de precio. Habría que ver también si quieres llevar a determinada gente DiverXO.

24 de febrero de 2014

je suis béatrice

Me apunto voluntaria al diverxo y Piti ya os digo yo que también, que lo estuvimos hablando un día. Buena crítica , Acme , que envidia ...

24 de febrero de 2014

Miss Migas

Ganas al cubo. Ojú. Y de Columbus ya que estamos.

24 de febrero de 2014

acme

¿A mi?. Estoy sin blanca. Para lo de NKM ¿quién iba a poner lo mío?.

24 de febrero de 2014

Rosalía Martínez (Pi...

a divrexo me apunto yo!

24 de febrero de 2014

EandradA

Acme, el día en cuestión ya habrás cobrado, no habrá problema (Un día me voy al Coque y al siguiente muero de inanición, qué vida más tristeeee).

Piti, podéis organizar DiverXO, yo esta vez no "ajunto" a nadie.

24 de febrero de 2014

acme

Matemáticamente podrías hacer eso: Hambre, Hambre, Hambre, Hambre,.... Celler Can Roca,.... hambre, hambre, hambre,.....Diverxo,.....hambre,hambre, hambre,.... Luego sacas la media y a correr. Ves, por cosas como esta el mundo real es una kk.

Yo si hay que ir se va pero no veo yo Diverxo o similar un sitio para ir en plan kdd, fina o no, porque aparte de la Compañía, que no es poco, no tiene mucha ventaja adicional. Vas a probar lo mismo vayan dos o doscientos, probarás más vinos pero no te saldrá precisamante más barato, tampoco se puede montar mucho follón porque los de al lado con razón nos sacarían los ojos,.... Eso si nos dejan entrar claro que no veo yo una mesa de 8 en Diverxo..

Ahora bien todo este razonamiento se va al garete porque lo jodido es juntar a más de 3 que vayan....

24 de febrero de 2014

EandradA

¿Y al Celler? Yo lo dejo caer. ¿Has visto el docu que han sacado?

24 de febrero de 2014

acme

¿Qué docu?.
A mi el Celler me encantaría pero es imposible. Un año de antelación para reservar y 750km de distancia. Eso sin hablar de la pasta adicional coche/avión/AVE más hotel,..... Vamos que la cosa salé en mínimo 800-1000 larries/couple. Ahora a la ecuación métele agendas e imprevistos de seis personas y ya con eso vas y....

24 de febrero de 2014

Sr Rodriguez

Se alquila una mini van.Ahi hemos ajustado algo los costes....

24 de febrero de 2014

acme

Ahí te he visto bien.... ¿Hotel en Gerona o se le echan huevos y vamos a cadaques?

24 de febrero de 2014

Sr Rodriguez

Los madrileños ibamos en el dia a Valencia a comer una paella.....ahora la version 3.0 es hacerlo a Celler.....:)

24 de febrero de 2014