Este sitio ha cerrado, si crees que esta información no es correcta: ponte en contacto con nosotros

Ver otros restaurantes cocina mediterránea en Madrid

Creme delacreme - CERRADO

Ordenar por:

relevancia fecha

12/02/2017

Sitio chulo donde te encuentras a gusto nada más entrar.
Cena sábado noche con amigos, donde compartimos después de tomar un aperitivo de boquerón frito que no valía nada: croquetas de jamón y pollo? Inapreciable el sabor. Coca de sardinas, rica. Foie mi cuit, rico.
De segundos, tomé pichón de Bresse francamente bueno, algo tibio. Probé poke de atún rojo, bueno. Steak tartar y tataki de solomillo correctos.
Para beber 12 volts de Mallorca, que no convencio y Castro Valtuille que si. Sin postres, y con cervezas de aperitivos salimos a 43€/pax. Precio ajustado, trato muy agradable.
Lo recomendaría y seguro que volveré.

08/09/2015

Como en el salón de tu casa

3 de septiembre 2015. Cena. Tres personas. Aunque escondido en el barrio, no es difícil encontrar este bonito restaurante. Sus llamativas y distintas puertas azuladas te llamarán la atención. Dentro, la decoración está muy cuidada y es muy original, papel pintado, jaulas sin pájaros, cristal, alfombras, con paños de cocina como servilletas (algo que se está poniendo de moda), tazas de café como portavelas... El restaurante no es muy grande pero todos los rincones sin acogedores. El baño, a pesar de que el de caballeros estaba estropeado, estaba muy bonito decorado y limpio.
La comida sigue la misma máxima que la decoración: limpieza, mimo, buena presentación y, lo más importante, buena materia prima y bien cocinado.
Compartimos un foie que preparan sobre una especie de sobado (como en La Maruca, pero más sabroso) y un ceviche estupendo. De plato principal, un rape, steak tartar (qué carne más buena) y canelones rellenos de rabo de buey (contundente pero muy sabroso). Todo nos gustó muchísimo.
Con esto hubiera sido suficiente, ya que las raciones son generosas, pero aún así pedimos dos postres que, en mi opinión, fueron lo mas flojo de todo lo que comimos: tarta de zanahorias y créme dela créme (creo que se llamaba así).
La atención fue muy cuidada también, aunque es cierto que sólo había 4 mesas más con gente. La sensación fue la de estar en el salón de una casa.
Los domingos hay brunch, así que volveré no solo a cenar, sino también a probarlo.

01/05/2015

LIKE!

He ido 2 veces tomando el brunch y me gusto mucho. Además me gusto que hicieron algo con las criticas y mejoraron cosas que no estaban muy bien la primera vez. :-)
25€ me parecen un buen precio para todo lo que lleva el brunch. Todo muy rico (podrían mejorar la hamburguesa aún ....)
El sitio muy agradable con bonitos detalles. El servicio correcto y atento.

14/04/2015

Absolutamente recomendable

Conocí el sitio en una comida de diario entre amigos. La decoración me pareció muy agradable, además comimos en uno de los reservados (tampoco es que estuviésemos planando matar a Kennedy, pero se agradecía la tranquilidad). El menú corto, pero con una relación calidad precio imbatible. Si duda repetiré y trataré de ir a cenar algún día para verlo con otro ambiente.

29/12/2013

Daniel Calamonte lo descubrió en diciembre de 2013

Creme de la Creme: hipsters y bohemian bourgeois, teneis un nuevo hogar

Me encanta este nuevo Madrid Gastronómico lleno de sitios monos y "Hogareños" que hacen la comida una cosa asequible y "gustosa".

El Créme de la Créme engrosa una larga lista - gracias dios mio! - de nuevos sitios en la city en los que se come bien por buen precio.

En lo que se refiere a decoración cumple todo lo que esperas: un aire sesenta británico, mezclado con dorados de los 90's, dejando especial lugar al color azul tifany, que le da personalidad y unicidad. Llegados a esta frase grandilocuente que me ha salido, lo que debe entenderse es que tiene una zona de papel pintado molón mezclado con sofá estilo chester y sillas de las que nos parecían modernas porque salían en las pelis de 007. Y los marcos de las puertas en ese azul joyeria tan característico. A esto le sumamos algunos toques dorados muy propios de la burbuja de los 90 y algunos restaurantes milaneses, dejando especial presencia a las columnas propias del sitio...

Desde que el canal divinity llegó a nuestra vida la decoración que mezcla tradición con modernidad es un "must" que nos rodea y nos acoge. Y este restaurante se apunta a la tendencia.

En cuanto a la comida tiene una carta corta - gracias dios mio! - y bien resuelta. Platos conocidos y que no suponen ningún pánico: ensaladilla, croquetas, ensaladas, carnes con salsas de frutos rojos... todo fácil y esperable ... y rico en general. Sin pasarse.

Sí que he decir que el pescado no llega a la categoría de la carne: en Madrid se nos da mejor la ternera que el pez.

Los camareros, como no podía ser menos, encantadores. Parecen escapados de la página de moda Asos.com: barbitas y sonrisas, camisas azules modernas y algun detalle más. Unos encantos con los que fácilmente encontrase de copas por malasaña o la Latina en cualquier momento.

En fin... corred corred antes de que se ponga de moda, se llene y se eche a perder.

Truco: tiene comedor privado. Muy apetecible para comida de amigos.

¿A quién llevar? Grupos de amigos con los que quedar bien... y no sé aún si es de cita romántica o no... porque le falta algo de intimidad a las mesas. No hay velita tonta que ayude a ese momento de "mirame a los ojos". Si la cita está consolidada, no lo dudes.

05/07/2014

Precioso y delicioso

Una de esas casualidades que se cruzan en tu camino, les das una oportunidad por probar, y acabas charlando con la dueña dándole las gracias por montar un pequeño paraíso para los sentidos como este.

Nada más llegar te das cuenta que las fotos no le hacen justicia, y al entrar y abrir su carta das gracias porque sea corta y no te haga la elección más difícil.
El foie casero es una delicia en la boca, pero si crees que el tartar de salmón está bueno, espera a probar la presa ibérica: pura delicia.
Y para terminar un gin&violeta, simplemente delicioso.

Sin duda un lugar para conocer y disfrutar.

07/01/2014

Cogiendo el testigo a El Mentidero de la Villa

Donde antes estuvo el magnífico Mentidero de la Villa ahora abre Creme de la Creme, un local pequeño, muy bien decorado, con buena cocina, un menú a mediodía imbatible (15€ por un primero+segundo+postre y bebida, en raciones generosas). La cocina es sincera y con buenos productos. De la carta hay un steak estupendo, bien condimentado que llega acompañado de una inexplicable salsa que liqua la carne, y unas albóndigas menos sobresalientes aunque ricas de sabor. Para repetir

14/07/2014

Un nuevo descubrimiento

Una amiga insistió en llevarme allí, y acertó, me gustó tanto que he vuelto un par de veces con otros amigos. Decoración muy amena, estilo shabby-chic pero con elegancia. Las veces que he ido he comido del menú del día, muy rico y bien de precio. Volveré.

03/07/2014

Sitio "cuqui"

Sitio super chulo, en el Barrio de Las Salesas. Ideal para desayunar, comer, merendar o cenar. Decoración preciosa y acogedora. Varios ambientes. De los imprescindibles

10/04/2014

más cuquis

Del estilo de Dry Martina. Se puede ir a conocer con un menú del día a 15 euros, que merece la pena. Pequeña sala con unas pocas mesas cuando entras, y 2 reservados para unas 6/8 personas muy apañados para grupos de amigAs.

21/01/2014

Aire francés

Solo fui para merendar así que no sé cómo serán las comidas.
El local es pequeño pero bonito. Espacios cómodos y personal amable.
Amplia carta de tés, buen café y tartas caseras deliciosas.